El jueves 1º de junio de 2017 en el Salón de Actos José G. Artigas del Museo de Casa de Gobierno, ex Palacio Estévez, se realizó la conferencia del Dr. Dévrig Mollès titulada “La Invención de la Masonería”.

 

Con la presencia de numeroso público y autoridades nacionales hicieron uso de la palabra el Sr. Martin Macadam representando a la Logia Silver River nº 876 en el registro de la Gran Logia Unida de Inglaterra, luego el Dr. Devrig Mollés cerrando la oratoria el Dr. José Garchitorena, Vice Gran Maestro de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay.
La Gran Logia de la Masonería del Uruguay, fundada en 1856, ha creído oportuno celebrar los 300 años de la fundación de la primera Gran Logia, la de Londres y Westminster, origen de la actual Gran Logia Unida de Inglaterra.

Lo hace por formar parte, la masonería uruguaya, del conjunto de las Masonerías nacionales que reconocen a la masonería inglesa, como origen de regularidad y legitimidad masónicas.

Pero también, porque más allá de si ese acontecimiento fue el final de un proceso de transformación –de las logias operativas en logias especulativas o simbólicas- o el producto de algo nuevo, una invención que tomó y adaptó las tradiciones y prácticas de otras instituciones, lo cierto es que la fundación de la primera Gran Logia, marcó un hito en la historia de la Humanidad.

En 300 años la Masonería rompió los viejos moldes, que de múltiples maneras constreñían la libertad de conciencia y de pensamiento, limitando así la inagotable capacidad del ser humano de crear, en el campo material, intelectual y espiritual.

El surgimiento de la Masonería simbólica constituyó un cambio en el paradigma social y por ello un desafío al poder establecido.

Fundada con el declarado propósito de tender puentes, de unir a las personas más allá de sus convicciones políticas, sus creencias religiosas, sus orígenes étnicos y su posición social y económica, garantizando a partir de la tolerancia, la libertad, la igualdad, la fraternidad y la paz, base indispensable para el desarrollo humano, trajo consecuencias que llegan hasta hoy.

Ello tal vez explique el interés, la fascinación y las resistencias que la Masonería sigue despertando aún en este siglo XXI, aún sigue siendo resistida y difamada por quienes nunca han entendido que los únicos enemigos de la Masonería son la ignorancia, origen de la desigualdad y el dogmatismo, incompatible con la libertad.

El Dr. Dévrig Mollès es Dr. en Historia por la Université de Strasbourg (Francia) y Maestro en Historia y Ciencias Sociales por la Université Haute Bretagne (Rennes II, France). Especialista en América Latina y redes masónicas y miembro del consejo científico de la “Revista de Estudios Históricos de la masonería latinoamericana y caribeña”
El autor plantea en su libro, base de la conferencia, que la masonería fue Inventada entre las Islas británicas, Holanda y Francia a la confluencia del siglo XVII y del siglo XVIII, la francmasonería fue la primera expresión de una sociedad civil internacional. Abandonada durante mucho tiempo por los sociólogos e historiadores, solo se constituyó en objeto de investigaciones científicas durante la segunda mitad del siglo XX. Este contexto explica la pregnancia residual de ciertas leyendas tejidas en torno a sus orígenes. ¿Cuáles son estos mitos? ¿Cuáles fueron las funciones de estas neotradiciones? ¿Cuáles son los verdaderos orígenes de la masonería? ¿Cuál fue la relación entre su creación y la revolución cultural del siglo XVIII, siglo de las Luces, de la ciencia y de la razón?

Al finalizar la conferencia se inauguró una muestra histórica conjunta entre la Logia Silver River Nº 876 y la Gran Logia de la Masonería del Uruguay en el hall del primer piso del Museo. La cinta inaugural fue cortada por el Venerable Gran Maestro de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay, Noé dos Santos, la Ministra de Cultura Dra. María Julia Muñoz, el Intendente de Montevideo Ing. Daniel Martínez y el Vice Gran Maestro José Garchitorena.

IMG 5271Galería

Video