amHijo de inmigrantes italianos, Antonio Miguel Grompone Passaro nació en Salto el 17 de abril de 1893.
Abogado y educador, su carrera docente comenzó en 1913, como profesor de Física y de Química en el Liceo Departamental de Salto, cargos que abandonó para trasladarse a Montevideo a realizar sus estudios de abogado, que culminó en 1918.
De 1926 a 1933 fue Profesor de Filosofía del Instituto Normal de Señoritas y a partir de 1928, Profesor Catedrático de Filosofía del Derecho en la Facultad de Derecho.

 

Organizó el primer congreso de profesores de Enseñanza Secundaria en 1924, en Piriápolis. Consejero de Enseñanza Secundaria a partir de 1935, fue Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República entre 1939 y 1943.
Promotor, fundador y primer director del Instituto de Profesores Artigas (IPA) desde 1949 hasta su muerte en 1965.
Vinculado al Batllismo, fue director de Comercio Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores entre 1920 y 1931 y director del Frigorífico Nacional entre 1931 y 1933.
Paralelamente se desempeñó como asesor letrado de varias empresas y se dedicó al ejercicio liberal de su profesión.

Antonio Grompone fue un ensayista prolífico, estando la mayoría de su producción referida a la temática educativa.
Para Grompone la educación, además de apuntar a la formación, debe permitir al individuo el desarrollo de sus aptitudes para posibilitar su creatividad y superación.

Entre sus obras, de gran influencia en los medios pedagógicos e intelectuales, se destacan "Metafísica" (1919), "Filosofía de las revoluciones sociales" (1932), "La ideología de Batlle" (1938), "Problemas sociales de la Enseñanza Secundaria" (1947), "Universidad oficial y Universidad viva" (1953) y "Pedagogía universitaria" (1963).
Iniciado en la Logia Hiram-Unión al Oriente Salto el 10 de setiembre de 1913, alcanzó el grado de Maestro en la Logia Razón, el 19 de febrero de 1915.
Fue integrante de las Logias Minerva y Renacimiento de Montevideo.
Gran Secretario de Acción Masónica entre 1946 y 1948, fue Gran Maestro de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay entre 1955 y 1959.
Grado 33º desde el 19 de noviembre de 1943, fue miembro activo del Supremo Consejo del Grado 33º y último para la República Oriental del Uruguay a partir del 5 de agosto de 1946, siendo Soberano Gran Comendador entre 1952 y 1955 y entre 1959 y 1962.
Falleció en Montevideo, el 4 de junio de 1965.
La Biblioteca del Instituto de Profesores Artigas (IPA) y de la Gran Logia llevan su nombre.