Certamen de ensayos 2014

PREMIO AL MEJOR ENSAYO SOBRE
"JULIO VILAMAJÓ. LA VISION CREADORA DE UN MAESTRO"

BASES DEL CERTAMEN


Masonería

Información sobre la Masonería en Uruguay y el Mundo

Masonería


Potencias Masónicas

Masonería en el mundo

Potencias Masónicas


Libre Expresión

Libertad de Expresión del Pensamiento

Libre Expresión


MENSAJE DEL GRAN MAESTRO 2014

Próximamente en este sitio


Certamen de ensayos 2014

PREMIO AL MEJOR ENSAYO SOBRE
"JULIO VILAMAJÓ. LA VISION CREADORA DE UN MAESTRO"

BASES DEL CERTAMEN


Masonería

Información sobre la Masonería en Uruguay y el Mundo

Masonería


Potencias Masónicas

Masonería en el mundo

Potencias Masónicas


Libre Expresión

Libertad de Expresión del Pensamiento

Libre Expresión


MENSAJE DEL GRAN MAESTRO 2014

Próximamente en este sitio


Certamen de ensayos 2014

PREMIO AL MEJOR ENSAYO SOBRE
"JULIO VILAMAJÓ. LA VISION CREADORA DE UN MAESTRO"

BASES DEL CERTAMEN


Masonería

Información sobre la Masonería en Uruguay y el Mundo

Masonería


Potencias Masónicas

Masonería en el mundo

Potencias Masónicas


Libre Expresión

Libertad de Expresión del Pensamiento

Libre Expresión


MENSAJE DEL GRAN MAESTRO 2014

Próximamente en este sitio


Certamen de ensayos 2014

PREMIO AL MEJOR ENSAYO SOBRE
"JULIO VILAMAJÓ. LA VISION CREADORA DE UN MAESTRO"

BASES DEL CERTAMEN


Masonería

Información sobre la Masonería en Uruguay y el Mundo

Masonería


Potencias Masónicas

Masonería en el mundo

Potencias Masónicas


Libre Expresión

Libertad de Expresión del Pensamiento

Libre Expresión


MENSAJE DEL GRAN MAESTRO 2014

Próximamente en este sitio


Certamen de ensayos 2014

PREMIO AL MEJOR ENSAYO SOBRE
"JULIO VILAMAJÓ. LA VISION CREADORA DE UN MAESTRO"

BASES DEL CERTAMEN


Masonería

Información sobre la Masonería en Uruguay y el Mundo

Masonería


Potencias Masónicas

Masonería en el mundo

Potencias Masónicas


Libre Expresión

Libertad de Expresión del Pensamiento

Libre Expresión


MENSAJE DEL GRAN MAESTRO 2014

Próximamente en este sitio


Certamen de ensayos 2014

PREMIO AL MEJOR ENSAYO SOBRE
"JULIO VILAMAJÓ. LA VISION CREADORA DE UN MAESTRO"

BASES DEL CERTAMEN


Masonería

Información sobre la Masonería en Uruguay y el Mundo

Masonería


Potencias Masónicas

Masonería en el mundo

Potencias Masónicas


Libre Expresión

Libertad de Expresión del Pensamiento

Libre Expresión


MENSAJE DEL GRAN MAESTRO 2014

Próximamente en este sitio


Certamen de ensayos 2014

PREMIO AL MEJOR ENSAYO SOBRE
"JULIO VILAMAJÓ. LA VISION CREADORA DE UN MAESTRO"

BASES DEL CERTAMEN


Masonería

Información sobre la Masonería en Uruguay y el Mundo

Masonería


Potencias Masónicas

Masonería en el mundo

Potencias Masónicas


Libre Expresión

Libertad de Expresión del Pensamiento

Libre Expresión


MENSAJE DEL GRAN MAESTRO 2014

Próximamente en este sitio


Certamen de ensayos 2014

PREMIO AL MEJOR ENSAYO SOBRE
"JULIO VILAMAJÓ. LA VISION CREADORA DE UN MAESTRO"

BASES DEL CERTAMEN


Masonería

Información sobre la Masonería en Uruguay y el Mundo

Masonería


Potencias Masónicas

Masonería en el mundo

Potencias Masónicas


Libre Expresión

Libertad de Expresión del Pensamiento

Libre Expresión


MENSAJE DEL GRAN MAESTRO 2014

Próximamente en este sitio


Certamen de ensayos 2014

PREMIO AL MEJOR ENSAYO SOBRE
"JULIO VILAMAJÓ. LA VISION CREADORA DE UN MAESTRO"

BASES DEL CERTAMEN


Masonería

Información sobre la Masonería en Uruguay y el Mundo

Masonería


Potencias Masónicas

Masonería en el mundo

Potencias Masónicas


Libre Expresión

Libertad de Expresión del Pensamiento

Libre Expresión


MENSAJE DEL GRAN MAESTRO 2014

Próximamente en este sitio


Certamen de ensayos 2014

PREMIO AL MEJOR ENSAYO SOBRE
"JULIO VILAMAJÓ. LA VISION CREADORA DE UN MAESTRO"

BASES DEL CERTAMEN


Masonería

Información sobre la Masonería en Uruguay y el Mundo

Masonería


Potencias Masónicas

Masonería en el mundo

Potencias Masónicas


Libre Expresión

Libertad de Expresión del Pensamiento

Libre Expresión


MENSAJE DEL GRAN MAESTRO 2014

Próximamente en este sitio


Certamen de ensayos 2014

PREMIO AL MEJOR ENSAYO SOBRE
"JULIO VILAMAJÓ. LA VISION CREADORA DE UN MAESTRO"

BASES DEL CERTAMEN


Masonería

Información sobre la Masonería en Uruguay y el Mundo

Masonería


Potencias Masónicas

Masonería en el mundo

Potencias Masónicas


Libre Expresión

Libertad de Expresión del Pensamiento

Libre Expresión


MENSAJE DEL GRAN MAESTRO 2014

Próximamente en este sitio


Certamen de ensayos 2014

PREMIO AL MEJOR ENSAYO SOBRE
"JULIO VILAMAJÓ. LA VISION CREADORA DE UN MAESTRO"

BASES DEL CERTAMEN


Masonería

Información sobre la Masonería en Uruguay y el Mundo

Masonería


Potencias Masónicas

Masonería en el mundo

Potencias Masónicas


Libre Expresión

Libertad de Expresión del Pensamiento

Libre Expresión


MENSAJE DEL GRAN MAESTRO 2014

Próximamente en este sitio


Certamen de ensayos 2014

PREMIO AL MEJOR ENSAYO SOBRE
"JULIO VILAMAJÓ. LA VISION CREADORA DE UN MAESTRO"

BASES DEL CERTAMEN


Masonería

Información sobre la Masonería en Uruguay y el Mundo

Masonería


Potencias Masónicas

Masonería en el mundo

Potencias Masónicas


Libre Expresión

Libertad de Expresión del Pensamiento

Libre Expresión


MENSAJE DEL GRAN MAESTRO 2014

Próximamente en este sitio


Certamen de ensayos 2014

PREMIO AL MEJOR ENSAYO SOBRE
"JULIO VILAMAJÓ. LA VISION CREADORA DE UN MAESTRO"

BASES DEL CERTAMEN


Masonería

Información sobre la Masonería en Uruguay y el Mundo

Masonería


Potencias Masónicas

Masonería en el mundo

Potencias Masónicas


Libre Expresión

Libertad de Expresión del Pensamiento

Libre Expresión


MENSAJE DEL GRAN MAESTRO 2014

Próximamente en este sitio


Certamen de ensayos 2014

PREMIO AL MEJOR ENSAYO SOBRE
"JULIO VILAMAJÓ. LA VISION CREADORA DE UN MAESTRO"

BASES DEL CERTAMEN


Masonería

Información sobre la Masonería en Uruguay y el Mundo

Masonería


Potencias Masónicas

Masonería en el mundo

Potencias Masónicas


Libre Expresión

Libertad de Expresión del Pensamiento

Libre Expresión


MENSAJE DEL GRAN MAESTRO 2014

Próximamente en este sitio


Certamen de ensayos 2014

PREMIO AL MEJOR ENSAYO SOBRE
"JULIO VILAMAJÓ. LA VISION CREADORA DE UN MAESTRO"

BASES DEL CERTAMEN


Masonería

Información sobre la Masonería en Uruguay y el Mundo

Masonería


Potencias Masónicas

Masonería en el mundo

Potencias Masónicas


Libre Expresión

Libertad de Expresión del Pensamiento

Libre Expresión


MENSAJE DEL GRAN MAESTRO 2014

Próximamente en este sitio


Indice

Personalidades

HERMANO PEDRO RETAMOSO

Pedro Guillermo Retamoso Magnoni nació en Montevideo el 21 de julio de 1935 y era hijo del también HERMANO Gabriel Retamoso.

Integrante de la Armada Nacional, en la que alcanzó el grado de Capitán de Navío, se desempeñó entre otros destinos como capitán del buque petrolero Juan Antonio Lavalleja y como Agregado Naval ante los Estados Unidos de América.

Hombre comprometido y con una profunda vocación de servicio, fue directivo de la Fundación Dr. Francisco Fernández Enciso, creada para contribuir y apoyar la función de la Dirección Nacional de Sanidad de las Fuerzas Armadas, de la Cruz Roja Uruguaya y de la Sociedad Uruguaya de Enseñanza – Colegio Nacional José Pedro Varela, de la que fue presidente.

Propuesto por el HERMANO Francisco Risso, fue iniciado en la Logia Razón Nº 80 el 23 de noviembre de 1964. Alcanzó el Grado 2º  el 2 de agosto de 1965 y el 3º el 18 de noviembre de 1966. Ocupó el cargo de Venerable Maestro de su Logia en 1971 y 1972.

Designado Gran Secretario del Interior por el Gran Maestro Carlos A. Bolaña, se desempeñó como tal entre 1989 y 1991, año en que fue electo Gran Maestro de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay en fórmula con el HERMANO Ricardo Baronio.

Reelecto en 1993, ocupó el cargo hasta 1995.

Ingresó al Escocismo en 1969, alcanzando el grado 33º en 1983. Miembro activo del Supremo Consejo para la República Oriental de Uruguay a partir de 1986, fue Soberano Gran Comendador desde 2004.

Falleció en el desempeño del cargo el 14 de enero de 2012.

HERMANO JUAN CARLOS ELIZEIRE

Nacido en Rivera el 13 de enero de 1914, Juan Carlos Elizeire Machou ingresó a la Caja de Jubilaciones en 1934.

Casado con la señora Ada Ciasullo, se vinculó al Partido Colorado, llegando a integrar el directorio de la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE) entre 1967 y 1968 y a ocupar una banca por Montevideo en la Cámara de Representantes en 1972, representando al sector liderado por el HERMANO  Dr. Amílcar Vasconcellos.

Iniciado en la Logia Fénix el 26 de junio de 1946, fue colado 15 de mayo de 1947 y exaltado 2 de Octubre de 1947.

Venerable Maestro de su Logia en 1954, 1955 y 1963, pasó a integrar la Logia Razón el 3 de abril de 1978.

Gran Secretario de Hacienda en la Gran Maestría encabezada por el HERMANO Bindo Corradi Irisarri entre 1969 y 1973, fue Gran Maestro de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay entre 1973 y 1977 (acompañado como Vice Gran Maestro por el HERMANO  Rolando Lentini) y a partir de 1985 (acompañado por el HERMANO  Juan Pedro Bertran) falleciendo en el ejercicio del cargo el 24 de Noviembre de 1987, pocos días antes del acto eleccionario en el que se presentaba a la reelección.

HERMANO BINDO CORRADI

Bindo Corradi Irisarri nació en Montevideo el 25 de noviembre de 1917.

 

Pasó buena parte de su infancia y adolescencia en la ciudad de Rivera, adonde se trasladó su familia cuando su padre, HERMANO y diplomático de profesión, fue designado cónsul uruguayo en Santana do Livramento.

De regreso en Montevideo, ingresó a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, donde alcanzó el título de Procurador.

 

Tras trabajar en el estudio jurídico del Dr. Julio Amorín Larrañaga, ingresó a la Administración Nacional de Puertos el 12 de marzo de 1943, llegando a ser gerente de los Servicios Inspectivos.

 

Vinculado a la lista 14 del Partido Colorado, a principios de los años ´60 se desempeño en la dirección del Instituto Nacional de Colonización, para luego ser designado director de los Servicios de Estiba, cargo que volvió a ocupar entre 1970 y 1972.

 

Lobatón de la Logia Caridade Santanaense, fue iniciado en la Logia Surcos el 28 de octubre de 1947. Colado el 5 de octubre de 1948, alcanzó el Grado 3º el 9 de mayo de 1950.

 

Venerable Maestro de su logia en 1964/1965, fue Venerable Maestro de la Cámara de Maestros en 1967 y 1968.

 

Gran Maestro de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay entre 1969 y 1973 y de 1977 a 1981,  en 1971 dispuso el uso obligatorio de la Biblia en los trabajos de las logias de la Obediencia, lo que permitió comenzar a buscar el restablecimiento del reconocimiento de nuestra Gran Logia como Potencia Masónica Regular por parte de la Gran Logia Unida de Inglaterra.

 

Alcanzó el Grado 33° en octubre de 1983.

 

Falleció en Montevideo el 2 de febrero de 1984.

HERMANO FRANCISCO A. RISSO

Francisco Antonio Risso Vallasboas nació en Dolores, Soriano, el 29 de octubre de 1904.Tras cursar primaria y secundaria en la ciudad de Mercedes, ingresó a la Escuela Naval en 1922. Brillante alumno, egresa con el grado Guarda Marina del Cuerpo de Ingenieros de Máquinas y Electricidad en diciembre de 1926, como primero de su promoción.

En 1930 fue designado para traer desde España el buque “Capitán Miranda”, adquirido en 1929 a la Sociedad Española de Construcción Naval, siendo designado como el primer jefe de Máquinas. Posteriormente es enviado a Italia para supervisar la construcción de tres guardacostas en los astilleros  “Cantieri Navali Riuniti” en Ancona.

A su regreso a Montevideo el 9 de febrero de 1936, quedó como jefe de Máquinas del guardacostas “Salto”. En junio de 1937 fue designado Jefe de la Sección Técnica del Arsenal de Marina y en 1939 del Dique Nacional, perteneciente a la Armada Nacional.

Inspector de la Marina Mercante Nacional desde 1944, el 22 de octubre de 1945 pasó a desempeñarse como Director de los Astilleros de Metalúrgica y Diques Flotantes en la ciudad de Carmelo. Su administración es muy recordada por la gran infraestructura desarrollada en el astillero, por la construcción de numerosas embarcaciones y las reparaciones de buques importantes, introduciéndose en la aplicación de soldadura eléctrica.

Vuelto a Montevideo prosiguió su carrera militar, pasando a prestar servicios en la Prefectura General de Puertos y en el Estado Mayor Naval.

Capitán de Navío a partir del 1º de febrero de 1950, en el mes de abril pasó al Servicio de Construcciones, Reparaciones y Armamento.

Fue docente en la Escuela Naval y en varios institutos. En 1951 se presenta a concurso y obtiene la dirección de la Escuela Industrial de la ciudad de Minas, dependiente de la Universidad del Trabajo, donde se desempeñó por varios años. En 1962 obtiene, también por concurso, la dirección de la Escuela de Industrias Navales. Durante su gestión se obtienen las instalaciones del astillero de Carmelo y Arroyo Pantanoso de la ex empresa MDF en liquidación, que se incorporan a la UTU creándose el Instituto de Enseñanza Marítima, del que fue designado su primer director.

Integrante del Tribunal de Honor de la Marina entre los años 1951 y 1954, tuvo la alta distinción de haber sido nombrado Conjuez del Supremo Tribunal Militar en 1957.

Iniciado en la Logia Razón en 1931, fue Venerable Maestro en 1943, 1944 y 1945. Fue declarado Miembro libre el 6 de noviembre de 1958.

Gran Secretario de Acción Masónica en 1944-45 y de 1955 a 1958 y Gran Secretario del Interior en 1949-50, fue Venerable Gran Maestro entre 1967 y 1969.

Durante su mandato se concretó la compra del padrón con frente a la calle Ana Monterroso de Lavalleja (ex Carapé), donde actualmente está el Salón Confraternidad Americana. Especial destaque merece la gestión que encaró ante el Gran Maestro de la Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de la Argentina, H.’. Carlos Wilson y el Soberano Gran Comendador de la Argentina, H.’. Alberto Mazziotti, con quienes mantenía una excelente relación masónica y de amistad, surgida de su común formación profesional, procurando limar las diferencias limítrofes suscitadas entre ambos países y que a la postre facilitó el clima de diálogo que derivó en la negociación y acuerdo sobre el Tratado del Rio de la Plata.

Presidió la Reunión Preparatoria de la 6ª Zona de la CMI en 1967 y participó en 1968 de la Asamblea de la CMI en Chile.

Ingresó al Escocismo en 1944, alcanzando el Grado 33º el 4 de agosto de 1960. Miembro activo del Supremo Consejo a partir del 14 de diciembre de 1962.

Retirado de la Armada Nacional desde 1962, falleció en Montevideo el 5 de octubre de 1972.

HERMANO JORGE CASSANELLO

Jorge Cassanello Vignocchi nació el 25 de Julio de 1912 en Montevideo.

 

Tras cursar secundaria en el liceo Miranda, donde conoce y traba amistad con el que  luego fue gran actor de la Comedia Nacional, Alberto Candeau, se recibe de Escribano Público el 20 de abril de 1936.

 

Comenzó entonces una larga vida profesional, en la que conoció a los HH:.Saúl Cestau, Miltón Galmés, Amado Galmés y muchos otros, con los que hizo una profunda y duradera amistad. Casado con Olga Chiparelli Trevino, tuvo dos hijos.

 

Dirigente de la Federación Uruguaya de Basquetbol (FUBB) y del club Olivol, a partir de su vinculación con Candeau, trabajó en forma honoraria como escribano para la Sociedad Uruguaya de Actores, de la que recibió el diploma  de socio honorario el 14 de enero de 1959.

 

Ingresó a la Masonería a instancias del HERMANO Miguel Serna el 15 de diciembre de 1946 en la Logia Razón Nº 80.

Colado el 7 de agosto de 1947 y exaltado al grado de Maestro el 17 de mayo de 1948,  fue Venerable Maestro de la logia en 1957-1958.

Ese mismo año, la Gran Logia de Baja California lo designa Gran Garante de Paz y Amistad.

También en 1958 el Gran Maestro Antonio M. Grompone lo designó Gran Secretario de Acción Masónica, cargo en el que fue ratificado por el Gran Maestro Saúl D. Cestau en 1959. Gran Secretario de Relaciones a partir de 1960 y hasta 1963, entre el 25 de febrero y el 5 de marzo de 1961, participó junto al Gran Maestro Cestau de la V asamblea de la Confederación Masónica Interamericana (CMI) en Puerto Rico.

Gran Maestro de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay entre 1963 y 1967, la representó también en la VI Conferencia Interamericana de la Masonería Simbólica que tuvo lugar en Lima, Perú en 1964.

El 2 de julio de 1972, en tenida presidida por el Venerable Maestro Pedro Retamoso, la Logia Razón Nº 80 lo declaró Miembro Libre.

Falleció en Montevideo el 6 de mayo de 1989, dejando una carta en la que pedía que ese día sus nietos jugaran al futbol y el dinero de flores, fuera enviado a escuelas rurales.

HERMANO SAUL CESTAU

Saúl Domingo Cestau Rodríguez, nació en la 4ª Sección Judicial de Colonia el 15 de setiembre de 1906.

Escribano Público, recibido en 1933, se desempeñó en la Suprema Corte de Justicia como jefe de la Oficina de Protocolos.

Destacado profesor universitario de Derecho Civil, tuvo una larga actuación como miembro de la Asamblea del Claustro y del Consejo de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, de la que fue decano entre 1964 y 1969, siendo el primer escribano en alcanzar tal posición.

Integrante de la Asociación de Escribanos del Uruguay, llegó a ser presidente de la misma.

Investigador y autor de diversos libros, monografías y artículos sobre temas jurídicos y de historia universitaria, en 1975 obtuvo el primer premio del concurso convocado por la Asociación de Escribanos del Uruguay con su trabajo “Historia del notariado uruguayo desde la época colonial hasta la sanción de la Ley Nº 1421”.

De convicciones libertarias, su oposición al golpe de Estado del 31 de marzo de 1933 le valió ser detenido y encarcelado en la isla de Flores.

 

Iniciado en la Logia Surcos el 9 de agosto de 1934, fue Venerable Maestro de la misma en 1953 y 1954. En 1969 fue homenajeado por su logia con la designación de Venerable Maestro Ad Vitam.

 

Designado Gran Secretario del Interior en 1948, en 1949 fue elegido Vice Venerable Gran Maestro, acompañando al HERMANO Félix Logaldo, cargo que desempeñó hasta 1951.

Gran Secretario de Relaciones entre 1955 y 1959, fue Venerable Gran Maestro entre 1959 y 1963. Fue además, miembro del Tribunal Masónico

Participó de diversas conferencias de la Confederación Masónica Interamericana, tales como las realizadas en Montevideo en 1947, Cuba en 1955, Chile en 1958, Puerto Rico en 1961, Colombia en 1967 y Buenos Aires en 1973.

 

En el Escocismo, al que ingresó en 1946, alcanzó el Grado 33º el 21 de diciembre de 1960, siendo designado miembro activo del Supremo Consejo el 14 de diciembre de 1962.

HERMANO de amplio y reconocido predicamento en la Masonería del Uruguay, falleció en Montevideo el 26 de mayo de 1985.

HERMANO FÉLIX LOGALDO

Nació en Lauria, Potenza, Italia el 1º de diciembre de 1895, hijo de Blas Logaldo y de María Rossi.

Arribó al Uruguay con sus padres alrededor de 1905, obteniendo la ciudadanía legal uruguaya el 30 de abril de 1919.

Recibido de Agrimensor el 1º de diciembre de 1920, tuvo una destacada carrera profesional, que  continuó al ingresar a la Intendencia Municipal de Montevideo en 1937, donde se desempeñó en la dirección del Plan Director Municipal hasta su jubilación a principios de los años ´70.

Vinculado a la lista 14 del Partido Colorado, fue amigo y cercano colaborador del H\ Dr. Orestes Lanza.

Iniciado en la Logia Sol Oriental Nº 11 el 7 de junio de 1922, alcanzó el grado de Compañero el 24 de marzo de 1923 y el de maestro el 21 de marzo de 1924.

Tras retirarse de su logia madre el 30 de noviembre de 1931, fue miembro fundador de la Logia Libres Pensadores Nº 73 el 22 de junio de 1939, de la que fue Venerable Maestro en 1943.

Vice Gran Maestro de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay entre 1946 y 1948, acompañando al H\ Armando Lerma, fue Gran Maestro entre 1948 y 1951.

En tal carácter presidió la Gran Asamblea que el 6 de abril de 1950 resolvió, a instancias del ex Gran Maestro Armando R. Lerma, “… que no era conveniente el uso obligatorio de la Biblia en el Ara durante el curso de los trabajos masónicos…”, lo que trajo aparejado la pérdida del reconocimiento por parte de la Gran Logia Unida de Inglaterra.

Ingresó al Escocismo en 1944, alcanzando el Grado 33º el 14 de setiembre de 1949, para pasar luego a integrar el Supremo Consejo.

Falleció en Montevideo el 21 de agosto de 1974.

HERMANO MIGUEL SERNA

Miguel de Dios Serna, nació en Salto el 5 de julio de 1900.

Médico cirujano, se caracterizó por su dedicación y desinterés en el ejercicio de su profesión. En reconocimiento a su actitud, los HHERMANO de su logia le obsequiaron su primer automóvil.

Fue presidente de la Sociedad Uruguaya de Enseñanza – Colegio Nacional José Pedro Varela entre 1951 y 1959 y de 1961 a 1965, encabezando una gestión caracterizada por la consolidación y expansión de las actividades de la institución, como lo testimonian el desarrollo de la Sección Pocitos y la fundación del IUDEP.

Invitado a ingresar a la Masonería por los HHERMANO Gabriel y Guillermo Retamoso, mientras cursaba el séptimo año de la carrera de medicina, fue iniciado el 17 de julio de 1931 en la Logia Razón, que por entonces trabajaba bajo los auspicios de la Gran Logia Masónica del Uruguay, con sede en la calle Paysandú 889. El Venerable Maestro de la Logia era el HERMANO Francisco M. Pucci.

Colado el 4 de diciembre de 1931 y exaltado el 14 de octubre de 1932, fue Venerable Maestro de su logia en 1941 y 1942, siendo el primero en ocupar dicho sitial bajo la obediencia de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay.

Declarado Miembro Libre el 10 de noviembre de 1958, falleció el 8 de enero de 1965, siendo sepultado en el Cementerio del Buceo.

Ingresó al Escocismo el 25 de enero de 1944 alcanzando el Grado 33º activo el 3 de abril de 1946.

Fue Gran Maestro de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay entre 1943 y 1945 y 1951 y 1952.

Integrante –y presidente- del Club Social y Cultural Dr. Julio Bastos, asociación civil fundada el 11 de octubre de 1930 en el seno de la Gran Logia Masónica del Uruguay, con el propósito de promover el “acercamiento moral e intelectual y el esparcimiento entre todos los masones”, donó a través de su Logia Razón N° 80 el anfiteatro al aire libre del Parque de Pando (hoy Parque Dr. Julio Bastos) inaugurado el 10 de Mayo de 1942, que en su recuerdo lleva su nombre.

HERMANO ARMANDO LERMA

Armando Roberto Lerma nació en Montevideo el 23 de abril de 1904.

Militar, alcanzó el grado de General en 1956.

Designado Intendente interventor de Cerro Largo por el presidente Gral. Arq. Alfredo Baldomir, luego del golpe de Estado de 1942 y Jefe de la Casa Militar durante la presidencia del Dr, Juan José de Amézaga (1943-1947), fue Director de la Escuela Militar (1952-1953), Jefe de Policía de Montevideo entre 1953 y 1955 y Director del Servicio de Sanidad Militar en 1956.

 

Fue además presidente del Club Atlético Peñarol entre 1943 y 1944.

 

Iniciado en la Logia Caridad el 16 de diciembre de 1929, fue colado el 16 de junio de 1930 y exaltado al grado de maestro el 1° de setiembre de ese mismo año.

Venerable maestro fundador de la Logia Renacimiento (2ª época) en octubre de 1932, volvió a desempeñar el cargo en 1951.

Declarado Miembro Libre el 17 de octubre de 1957, solicitó y obtuvo Placet Quitte el 14 de noviembre de 1972.

 

Secretario general del Gran Oriente del Uruguay durante el mandato del HERMANO Luis C. Scandroglio, fue Venerable Gran Maestro de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay entre 1941 y 1943, 1946 y 1948 y entre 1952 y 1955.

 

En el Escocismo, alcanzó el Grado 33º en 1943, desempeñándose como Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo entre 1962 y 1968.

Falleció en Montevideo el 27 de mayo de 1984.

HERMANO JOSE PEDRO ALAGGIA

Médico cirujano, especializado en obstetricia y ginecología, José Pedro Alaggia Debellis nació en Trinidad, Flores, el 26 de abril de 1887.

 

Miembro fundador de la Asociación Cristiana de Jóvenes (1909) y socio de la Sociedad Filantrópica Cristóbal Colón, fue Representante Nacional (Diputado) por el Departamento de Flores, electo por el Partido Colorado Batllismo entre el 15/02/1923 y el 14/02/1926 (XXVIIIª Legislatura) y reelecto para XXIXª Legislatura (15/02/1926-14/02/1929).

 

Integrante de la Asamblea Deliberante designada el 31 de marzo de 1933 y miembro de la Asamblea Nacional Constituyente que elaboró la Constitución de 1934, fue nuevamente electo diputado por Flores para la XXXIIª Legislatura en 1934, falleciendo en el ejerció del cargo, el 16 de agosto de 1937.

 

Iniciado en la Logia Garibaldi Nº 50 el 22 de noviembre de 1911, obtuvo el 2º grado el 14 de febrero de 1912 y el 3ro. el 28 de febrero del mismo año.

Venerable Maestro de la referida Logia, en los ejercicios 1923 y 1933, fue Miembro de Honor de la Logia Fénix Nº 69.

Alcanzó la calidad de Miembro Activo del Grado 33º el 1º de julio de 1929.

 

Lugarteniente Gran Comendador a partir del año 1931, renunció al cargo al resultar electo Gran Maestro del Serenísimo Gran Oriente del Uruguay en 1933, en sustitución del HERMANO Gabriel Terra.

Soberano Gran Comendador entre 1935 y 1937, fue declarado Soberano Gran Comendador Ad Vitam el 25 de enero de 1937.

Colaboró -junto a sus HHERMANO Logia Garibaldi Nº 50- con el Gran Maestro, HERMANO Julio Bastos, en la fundación en 1924 de Logia Trabajo Nº 93 de Trinidad.

En su honor, dicho Taller, devenido a partir de 1935 en Triángulo, pasó a denominarse José Pedro Alaggia el 11 de Noviembre de 1937.

HERMANO JUAN JOSE PENZA

Juan José Penza Echart nació en la 3ª Sección Judicial de Soriano el 17 de setiembre de 1885.

Ingresó a la administración nacional de Correos y Telégrafos como auxiliar en 1908, ascendiendo sucesivamente hasta ser designado Director General el 1º de enero de 1936, cargo que ocupó hasta el 17 de noviembre de 1938.

En 1921 integró la delegación uruguaya que concurrió a Buenos Aires a la fundación de la Unión Postal Panamericana, sucesora de la Unión de los Correos Sudamericanos fundada en 1911 y antecesora de la actual Unión Postal de las Américas, España y Portugal, .

Hombre estudioso y dedicado, incursionó también en el periodismo y en la enseñanza.

En 1933 fue electo a la Asamblea Nacional Constituyente por el departamento de Montevideo bajo el lema Partido por la Tradición Colorada, agrupación política fundada en los años veinte por el destacado político batllista, HERMANO  Julio  María Sosa.

Iniciado en la Logia Aurora de Montevideo el 15 de setiembre de 1910, fue luego integrante de la Logia Paz y Esperanza.

En el Escocismo alcanzó el Grado 33º el 11 de julio de 1928, siendo designado miembro activo del Supremo Consejo el 3 de mayo de 1929.

Designado Lugarteniente Soberano Gran Comendador en 1933, pasó a ocupar el cargo de Soberano Gran Comendador tras la renuncia del HERMANO Telémaco Braida.

Ocupó el cargo hasta el 16 de febrero de ese año, cuando fue elegido el HERMANO José Pedro Alaggia.

Fue declarado miembro emérito del Supremo Consejo el 25 de enero de 1937.

Soltero, murió en Montevideo el 20 de junio de 1967.

HERMANO TELÉMACO BRAIDA

Nace en Cerdeña, Italia, el 17 de febrero de 1855.

Habiendo ingresado como soldado en el Ejército nacional en 1871, alcanzó el grado de Coronel Graduado en 1894, pasando a retiro en 1919 como General de Brigada.

Integró como Juez, desde 1892, el Consejo de Guerra Permanente, pasando a formar parte del Tribunal Militar de Apelaciones en 1911.

Fue también miembro del Comité Ejecutivo de la Administración de la Caja de Pensiones Militares a partir de 1911  y Presidente del Consejo Supremo de Guerra y Marina en 1919.

Autor del Manual de Procedimientos Militares, colaboró en la redacción del Código Militar.

Participó en las guerras civiles y levantamientos de 1870-72 (Guerra de las Lanzas), 1875 y 1882, teniendo una destacada actuación en las batallas de Mansavillagra y Manantiales.

Contrajo matrimonio en 1883 con Orfilia Romero, con la que hubo descendencia.

Iniciado en Logia Libertad y Unión N° 55, el 1° de diciembre de 1882, recibiendo los grados 2° y 3° el 15 de enero de 1883.

Integró las Logias Fénix N° 69, de la cual fue Venerable Maestro en 1905/8 y 1913/6, y Paz y Esperanza N° 97.

Recibió el grado 33° miembro activo el 25 de marzo de 1903, ocupando los cargos de Tesorero, Lugarteniente Comendador y Soberano Gran Comendador – Gran Maestro en 1929/1935, cargo al que renunció el 26 de enero de 1935, siendo designado Soberano Gran Comendador Ad Vitam.

La plancha de renuncia del HERMANO Braida, fue la siguiente:

Montevideo, enero 17 de 1935.

Al Ilustre y Poderoso Vice Gran Comendador Juan José Penza, No permitiéndome mi salud desempeñar con la regularidad debida el puesto de Gran Comendador, con el cual tanto se me ha honrado, hago renuncia indeclinable por medio de la presente, de dicho puesto; quedando profundamente agradecido al Supremo Consejo.

Telémaco Braida.

Falleció el 18 de noviembre de 1938.

 

HERMANO DIEGO PONS

Hijo del inmigrante menorquín Bernardino Pons, próspero vitivinicultor de la zona de Suárez y de la argentina María Sipolina, Diego Pons nació en Montevideo el 21 de febrero de 1862.

Luego de vivir con su familia en Barcelona entre 1871 y 1876, comenzó a desempeñarse en 1880 como contador público habilitado por el Juzgado de Comercio, instalando poco después una barraca de frutos del país en Las Bóvedas.

Administrador de “Mensajerías Fluviales”, el negocio familiar lo vinculó con los vitivinicultores Federico Vidiella y Pablo Varzi, quienes lo invitarían a ingresar en la Masonería. Presidente de la Sociedad Vitícola Uruguaya en 1891, fue presidente de la Asociación Rural del Uruguay entre 1894 y 1899.

Integrante del Partido Colorado, fue ministro de Hacienda durante la presidencia de Juan Lindolfo Cuestas. Diputado por Tacuarembó entre 1899 y 1901 y por Canelones entre 1911y 1914, fue senador por el departamento de Salto entre 1903 y 1909. Se desempeñó además como integrante de los directorios de los bancos República e Hipotecario, culminando su carrera pública como Embajador Extraordinario y Ministro Plenipotenciario en Roma, cargo que desempeñó entre 1925 y 1930.

En setiembre de 1944 vendió su reconocida bodega y los viñedos a la bodega Varela Zarranz.

Iniciado en la Logia Sol Oriental el 12 de mayo de 1884, obtuvo los grados 2º y 3º el 23 de junio del mismo año. Integrante en 1886 de la efímera Liga Masónica Uruguaya, escindida del Gran Oriente del Uruguay, fue miembro de la Logia Fénix.

Alcanzó el Grado 33º Activo el 3 de febrero de 1904, desempeñándose como Soberano Gran Comendador – Gran Maestro entre 1918 y 1920, cuando renunció al cargo.

Falleció en Montevideo, el 19 de diciembre de 1944, a los 82 años. La plaza principal de Joaquín Suárez y un camino circundante llevan su nombre.

HERMANO BENIGNO CARAMBULA

Nacido en Las Piedras, Canelones el 13 de febrero de 1847, en 1870 se incorporó como voluntario de las milicias de Canelones para combatir contra el levantamiento armado del Coronel Timoteo Aparicio, conocido como la Revolución de las Lanzas, tomando parte activa de las batallas de Severino, Casavalle, Manantiales y sauce.

Recaudador de Rentas en Colonia en 1880, fue jefe Político de ese departamento entre 1880 y 1886.

Designado Fiscal e Inspector General de la Policía, en 1890 fundó el diario ·El Liberal” para apoyar la candidatura presidencial del Dr. Julio Herrera y Obes.

General de Brigada en 1894, pasó a integrar el Supremo Tribunal Militar en 1897, siendo presidente del mismo en 1912.

Combatió del lado de las fuerzas del gobierno en las revoluciones de 1903 y 1904.

Presidente de la Caja de Pensiones Militares en 1912 y 1915, fue designado miembro militar de la Suprema Corte de Justicia en 1919.

Ascendido a General de División en enero de 1920, falleció en Montevideo el 25 de julio de ese mismo año.

Iniciado en la Logia Caridad el 11 de setiembre de 1876, alcanzó los grados 2º y 3º el 27 de diciembre de 1882. Fue Venerable Maestro de su logia en 1893, 1909, 1910 y 1911.

Obtuvo el grado 33º el 1º de junio de 1907, pasando a ser miembro activo del Supremo Consejo el 10 de setiembre de ese año.

Se desempeñó como Soberano Gran Comendador entre 1913 y 1918

HERMANO RICARDO J. ARECO

Nacido en Montevideo, el 3 de mayo de 1866, el H:.Ricardo J. Areco, fue abogado y político destacado.

Fue miembro de la Comisión Departamental de Instrucción Primaria de Montevideo entre 1890 y 1894, presidente de la Junta Económico-Administrativa de Treinta y Tres y diputado en varias legislaturas, electo por el Partido Colorado, desde 1902, llegando a presidir la Cámara de Representantes en 1914.

En 1911, conjuntamente con Domingo Arena, presentó el proyecto de ley de divorcio por la sola voluntad de la mujer.

Presidente del Senado entre 1915 y 1918,  integró la Convención Nacional Constituyente de 1916. En el correr del año 1917 tuvo una destacada actuación en el seno de la llamada "Comisión de los Ocho", que redactó el texto final de la Constitución de 1918.

Electo miembro del Consejo Nacional de Administración para el sexenio 1919-1925, hacia el final de su carrera política se vinculó al Partido Colorado Radical, liderado por el ex presiente HERMANO Feliciano Viera.

Integrante de la Sociedad de Amigos de la Educación Popular, la llegó a presidir en 1892.

 

Integrante de la Logia Fénix, fundada en 1887 en el seno de la Liga Masónica Uruguaya, se incorporó con ella al Gran Oriente del Uruguay en 1890.

Alcanzó el Grado 33º el 30 de diciembre de 1903, siendo Soberano Gran Comendador – Gran Maestro entre 1909 y 1911.

 

Falleció el 5 de marzo de 1925.

HERMANO JULIO BASTOS

El H:.Julio Bastos Fortet, nació en Montevideo el 18 de setiembre de 1863, hijo del HERMANO Manuel Bastos, 33°, que llegó a ser miembro del Supremo Consejo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para la República Oriental del Uruguay.

 

Luego de realizar sus primeros estudios con preceptores extranjeros, entre 1878 y 1882, cursó el Bachillerato de Artes y Letras, ingresando luego a la Facultad de Derecho, de la que egresó en 1888. Su tesis refirió a la abolición de la pena de muerte, postulado que se concretará en 1907.

 

Como tantos otros jóvenes universitarios, imbuido de fuertes convicciones liberales y democráticas, participó en 1886 de la Revolución del Quebracho, contra el gobierno del Gral. Máximo Santos, en la que es herido y hecho  prisionero.

 

Reiniciados sus estudios, ingresa a la Administración de Justicia, como Procurador de Curiales y en 1890 es designado Juez Letrado Departamental en Artigas, y miembro de la Comisión Departamental de Enseñanza Primaria.

 

En 1894 es trasladado a Durazno, donde ejerce además la docencia en matemática, francés y derecho, siendo fundador del Liceo Departamental y su primer Director.

 

Quedan señaladas las dos principales actividades a las que dedicó su vida: el ejercicio de la magistratura y el fomento de la educación pública en todas sus manifestaciones.

 

Continúa su carrera en la magistratura: Juez Letrado de Crimen en 1890, de Comercio en 1893, luego Fiscal en lo Civil y Ministro del Tribunal de Apelaciones.

 

El 25 de agosto de 1897, es protagonista en un episodio trágico que marcó el final de una época.

Ese día, a la salida de la Catedral, víctima de un atentado, muere el Presidente de la República, Don Juan Idiarte Borda. En medio de la confusión y el pánico y de la violencia de la escolta que atacaba al agresor, el Dr. Julio Bastos impone el orden con su presencia, salvando la vida del agresor diciendo “Cuidado, este hombre pertenece a la Justicia”.

 

El 14 de agosto de 1908, a propuesta del Poder Ejecutivo, es designado por la Asamblea General Legislativa, Ministro de la Alta Corte de Justicia, creada en 1907, de la que fue presidente durante los años 1912, 1917, 1922 y 1926.

 

En 1921, el Dr. Julio Bastos ocupa un cargo de Ministro en la Alta Corte Internacional de Justicia de La Haya, cuya creación había promovido José Batlle y Ordóñez en 1907: “ya que tantas alianzas se han hecho para imponer la arbitrariedad, se podría muy bien hacer otra para imponer la Justicia”.

 

Simultáneamente con sus altas funciones de magistrado desempeñó en forma honoraria otros cargos: miembro del Consejo de Asistencia Pública, directivo de la Sociedad de Amigos de la Educación Popular, integrante de la Comisión Pro Monumento a Artigas, miembro de la Comisión Nacional de Educación Física, directivo de la Liga Contra la Tuberculosis, consejero de la Facultad de Derecho, catedrático, tratadista, conferencista.

 

Fue además directivo del Ateneo de Montevideo desde 1902, y presidente desde 1911, integrando la Junta Directiva junto a los Dres. Pedro Figari, Pablo de María y José Scosería.

 

Iniciado en la Logia Caridad el 2 de agosto de 1880, alcanzó el grado de Maestro el 27 de setiembre de ese mismo año.

Miembro activo del Supremo Consejo desde el 11 de agosto de 1905, fue Soberano Gran Comendador – Gran Maestro entre 1906 y 1908 y entre 1921 y 1929, período de esplendor de la masonería nacional, marcado por el crecimiento y la vitalidad de la Orden.

 

El HERMANO Dr. Julio Bastos falleció en Montevideo, el 13 de enero de 1929.

HERMANO ENRIQUE MACIEL

Enrique Maciel Villegas nació en Montevideo el 22 de junio de 1850.

Funcionario del ministerio de Hacienda, llegó a estar interinamente al frente del mismo, en su calidad de Oficial Mayor,  1873, 1877 y 1888-1889.

Integró la Junta Económico – Administrativa de Montevideo como vocal entre 1885 y 1887.

Casado con la señora Irene Flangini Calatayud, fue padre de cinco hijos.

Iniciado en la Logia Caridad el 16 de junio de 1879, alcanzó el grado de maestro el día 30 de junio del mismo año. Fue Venerable Maestro de su logia de 1884 a 1887.

Alcanzó el grado 33º el 3 de julio de 1886, pasando a ser miembro activo del Supremo Consejo el 28 de febrero de 1887.

A la renuncia del HERMANO Carlos de Castro, pasó a ocupar el cargo de Soberano Gran Comendador – Gran Maestro en 1889, permaneciendo en el mismo hasta 1897.

Participó de la fundación, el 12 de octubre de 1892, de la Sociedad Filantrópica Cristóbal Colón.

Prematuramente jubilado a causa de sus problemas de salud, falleció en su casa del Paso del Molino, Montevideo, el 14 de octubre de 1889.

HERMANO CARLOS DE CASTRO

Abogado, Ministro de Estado, Legislador y Diplomático, la Masonería uruguaya debe al H\Carlos de Castro su reconocimiento institucional en 1882 y su resurgimiento y apogeo a partir de 1903.

 

Nacido el 21 de Marzo de 1835, vivió y estudió en Italia durante dieciséis años, regresando al país en 1859 para incorporarse a la Universidad como catedrático de Derecho Constitucional y Administrativo.

Ministro de Relaciones Exteriores en 1865, fue firmante del Tratado de la Triple Alianza, renunciando al cargo en 1866, poco después del inicio  de la guerra del Paraguay.

Senador en 1869 y diputado en 1873, fue miembro del Superior Tribunal de Justicia y Ministro de Gobierno en 1881, integrando la misión diplomática que envió el presidente Máximo Santos para devolver al Paraguay los trofeos y banderas capturadas durante la guerra.

Nuevamente Senador en 1891, en 1895 fue designado ministro plenipotenciario (embajador) ante el Brasil, para reincorporarse al Senado en 1897.

Opuesto al golpe de estado del presidente Juan Lindolfo Cuestas, que en 1898 disolvió las denominadas “Cámaras colectivistas”, se apartó de la actividad política, a la que sólo regresó entre 1901 y 1904 para volver a ser diputado por Montevideo.

Retirado en su quinta del Prado, ubicada en el actual Camino Castro (llamado así en su homenaje) y María Orticochea, falleció el 28 de Octubre de 1911.

 

Casado con la señora Isabel Caravia, fue suegro y mentor del HERMANO Pedro Figari.

 

Iniciado en la Logia Caridad el 11 de Diciembre de 1860, fue Venerable Maestro de la misma en 1871/1872.

Miembro activo del Supremo Consejo del Grado 33º a partir de 1866, ocupó el cargo de Soberano Gran Comendador y Gran Maestro del Gran Oriente del Uruguay entre 1879 y 1889 y entre 1903 y 1906.

 

A él se deben el reconocimiento de la personería jurídica de la Orden, obtenida el 11 de Mayo de 1882 y la sanción de la nueva Constitución y Código que en Setiembre de 1881 sustituyó al vigente desde 1864, y que permaneció en vigencia hasta 1931.

 

De él dijo el HERMANO José Ma. Fernández Saldaña que “…De este ciudadano, que vio la primera luz en Montevideo….puede decirse que ninguno de los altos destinos de la República –si se exceptúa la primera magistratura- le fue negado.”

 

En su homenaje, en 1917 fue fundada Logia Carlos de Castro, hoy Derechos Humanos Nro. 85.

HERMANO PRUDENCIO ELLAURI

Prudencio Ellauri Obes nació en Montevideo el 29 de Junio de 1829.

Hijo del constituyente, ministro y legislador, HERMANO José L. Ellauri y HERMANO  del presidente de la República José Ellauri, Prudencio Ellauri tuvo una larga actuación como funcionario de gobierno y legislador.

 

Oficial Mayor del Ministerio de Gobierno, a cargo del mismo entre febrero y marzo de 1868, se desempeñó como Representante Nacional por San José entre 1891 y 1893 y como Senador de la República entre 1893 y 1898. Fue presidente del Senado en 1897.

 

Fundador en 1892 de la Sociedad Filantrópica Cristóbal Colón, el H:.Prudencio Ellauri fue su primer presidente entre 1892 y 1895.

 

Iniciado en mayo de 1856, integró el cuadro de HHERMANO que refundaron la Logia Constante Amistad en junio de ese año.

 

Integrante del Supremo Consejo del Grado 33º a partir de marzo de 1866, en 1887 participó de la escisión que condujo a la creación de la Liga Masónica Uruguaya, que se instaló en el Nro. 40 de la Plaza Cagancha.

 

Participó en la fundación de la Logia Fénix en noviembre de 1887 y en la del Supremo Consejo de Soberanos Grandes Inspectores del Grado 33º de esa Obediencia (febrero de 1888), del que fue elegido Soberano Gran Comendador.

 

La pujanza de la Liga Masónica hizo que ya en abril de 1889 comenzaran las gestiones tendientes a la reunificación, que tras la aprobación de una ley de amnistía por parte del Gran Oriente, culminó el 20 de diciembre de ese mismo año con la reincorporación de los HHERMANO escindidos y la consiguiente regularización de todos ellos.

 

Fue Soberano Gran Comendador – Gran Maestro de la masonería uruguaya entre 1874 y 1879.

 

Falleció en Montevideo, siendo sepultado en el Cementerio Central el 4 de agosto de 1906.

HERMANO AGUSTIN DE CASTRO

Nació en Montevideo el 28 de agosto de 1823.

Próspero comerciante, se dedicó también a la política, siendo presidente de la Junta Económico – Administrativa de Montevideo entre 1865 y 1868. Fue vocal de la misma entre 1876 y 1878 y de 1880 a 1881.

Ocupó una banca en el Senado de la República por Tacuarembó (en 1876 y entre 1881 y 1887) y por Salto, entre 1889 y 1895.

Fue presidente del Senado y de la Asamblea General en 1890 y 1891.

Iniciado en la Logia Misterio y Honor el 15 de octubre de 1855, fue Venerable Maestro fundador de la Logia Caridad en 1856, desempeñando el cargo en 1857 y 1858.

Alcanzó el Grado 33º el 24 de mayo de 1862, pasando a ser miembro activo del Supremo Consejo el 5 de setiembre de ese año.

Entre 1870 y 1874 fue Soberano Gran Comendador – Gran Maestro del Gran Oriente del Uruguay.

HERMANO  carnal del HERMANO Carlos de Castro, 33º y casado con la señora Laura Mentasti, falleció  el 7 de octubre de 1897.

HERMANO LUIS LERENA

Luis Escolástico Lerena y Fernández, nació en Montevideo en 1811.

Corredor de comercio y armador naviero, fue Oficial en el Puerto del Buceo durante la Guerra Grande.

Presidente de la Junta Económico-Administrativa de Montevideo entre 1858 y 1865, fue diputado por Colonia entre 1858 y 1861.

Integrante de la Logia Perseverancia, alcanzó el Grado 33° activo el 5 de setiembre de 1862.

Lugarteniente Gran Comendador a partir de 1868, fue Soberano Gran Comendador – Gran Maestro en 1870.

Fundador de la Escuela Filantrópica de la Masonería.

Casado con Carolina Oribe, hija natural del HERMANO Manuel Oribe y luego con Justiniana Lenguas, falleció el 28 de enero de 1878

HERMANO MATEO MAGARIÑOS CERVANTES

Nacido en Madrid el 5 de enero de 1823, comenzó su carrera pública como secretario de su padre, Francisco de Borja Magariños cuando éste fue designado como ministro plenipotenciario ante la Corte de Brasil en 1841.

Ingresó al Ministerio de Relaciones Exteriores en 1846, donde pasó a desempeñarse como Oficial Mayor.

Recibido de abogado en 1853, fue designado ministro de Gobierno y Relaciones Exteriores en 1854, pasando poco después a ocupar una banca por Montevideo en la Cámara de Representantes.

Miembro del Tribunal de Apelaciones, en 1865 fue nombrado presidente del Tribunal de Justicia.

Cónsul General y Encargado de Negocios en Francia en 1868, regresó al país en 1872 y en 1876 fue electo Senador por Montevideo, cargo al que renunció poco después para pasar a desempeñarse nuevamente el ministerio de Relaciones Exteriores.

Fiscal de Hacienda en 1880 y ministro de Gobierno en 1881, sus discrepancias con el presidente Máximo Santos lo alejaron de la función pública.

Periodista, editó y dirigió “El Montevideano” en 1846 y “La Opinión Pública” en 1854.

Iniciado en la Logia Caridad el 7 de febrero de 1859, recibió el grado 3º ese mismo año.

Alcanzó el Grado 33º el 25 de febrero de 1866, pasando a ser miembro activo del Supremo Consejo el 26 de abril del mismo año.

Soberano Gran Comendador entre 1866 y 1868, falleció el 24 de julio de 1884.

 

HERMANO EZEQUIEL PEREZ

Ezequiel Pérez Navia nació en Montevideo el 10 de abril de 1824.

Hijo del H:.Gabriel Pérez y de Manuela Navia, se desempeñó en la administración pública, siendo vocal en la Junta Económico – Administrativa de Montevideo entre 1865 y 1868 y ejerció el comercio.

Para 1856, año de creación del Gran Oriente del Uruguay, ostentaba el Grado 18º. Fue Venerable Maestro de la Logia Madre Asilo de la Virtud Nº 1 en 1878 y 1882.

Alcanzó el Grado 33º el 5 de setiembre de 1862, pasando a integrar el Supremo Consejo en calidad de miembro activo el 24 de mayo de 1864.

Lugarteniente Gran Comendador en 1866, fue Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Grado 33º en 1866 y entre 1868 y 1870.

Miembro fundador de la Sociedad Filantrópica en 1857, fue secretario de su Comisión Directiva por varios períodos.

Falleció en su quinta del Paso del Molino el 11 de agosto de 1885.

HERMANO FLORENTINO CASTELLANOS

Florentino José Castellanos Elías nació en Montevideo el 14 de marzo de 1809.

Educado en Buenos Aires, donde vivió 15 años junto a su familia, retornó al país en 1831, ya que su padre, Francisco Remigio, estaba siendo perseguido por Rosas.

Cursó estudios de Derecho, doctorándose de abogado, llegando a ser con el transcurrir del tiempo el decano del Foro nacional.

Formó parte en 1836 de la comisión encargada del reglamento y organización de los estudios universitarios.

Presidente de la Asamblea Técnico Práctica de Jurisprudencia creada en 1839, fue luego diputado por Montevideo en la 3ª. Legislatura.

Durante el sitio de Montevideo, permaneció junto a su esposa, Valentina Illa y su familia en la capital dedicado a la enseñanza.

Miembro del Consejo Universitario desde su creación en 1847, al inaugurarse la Universidad de la República el 14 de julio de 1849, fue designado catedrático de Derecho de Gentes.

El 1° marzo 1852 es designado por el presidente H:.Juan F. Giró, ministro de Gobierno y Relaciones Exteriores, y durante su desempeño “no se derramó una gota de sangre, no se derramó una lágrima y no hubo un solo expatriado, respetamos en todo momento los hombres y las instituciones.”

Cesó en el cargo el 4 julio 1853, volviendo a su estudio de abogado.

El 26 octubre 1855 fue designado por el presidente Venancio Flores, con amplios poderes, para negociar el Tratado de Amistad, Comercio y Navegación con Inglaterra.

En noviembre 1855, en medio de la crisis gubernamental, fue designado ministro general, aceptando los ciudadanos sublevados su presencia como garantía suficiente para negociar la paz, lo cual condujo a la firma de un tratado que puso fin al conflicto.

Electo Senador por Durazno en 1857, ejerció la presidencia del Senado en forma reconocidamente ponderada, estableciendo “que en el campo de la lucha cívica no conocía enemigos, sino contradictores.”

Desempeñó asimismo diversas misiones diplomáticas.

Tercer rector de la Universidad de la República, del 24 de julio de 1852 a 1854, el 17 diciembre 1860 fue nombrado miembro de la Comisión de Biblioteca y Museo Nacional.

Una calle de Montevideo lleva su nombre.

Iniciado en Logia Asilo de la Virtud N° 1, el 14 de octubre de 1835, recibió los grados 2° y 3° el 8 de enero de 1836.

Ministro de Estado fundador del Supremo Consejo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para la República Oriental del Uruguay el 24 de junio de 1855.

Fue Soberano Gran Comendador – Gran Maestro desde el de 25 agosto de 1857 hasta el 24 de septiembre de 1866, fecha en que falleció en su ciudad natal.

HERMANO GABRIEL PEREZ

Figura consular de la masonería uruguaya, el H:.Gabriel Pérez Cabral, nació en Montevideo el 18 de noviembre de 1795.

 

Siendo Teniente de Infantería, casó con Manuela Nicolasa Navia el 23 de diciembre de 1818 en la Iglesia Matriz.

Inspector del Resguardo de Rentas (1829) y posteriormente diplomático, fue designado el 3 de abril de 1856, por el entonces presidente de la República, H.·. Gabriel Pereira, Cónsul General de la República en el Imperio del Brasil, lo que seguramente facilitó las gestiones tendientes a la obtención del reconocimiento definitivo, por parte de la masonería brasileña, del Supremo Consejo y Gran Oriente del Uruguay como Potencia Masónica, independiente y regular, hecho ocurrido el 17 de julio de 1856.

 

Iniciado el 13 de julio de 1824 e integrante de la Logia Hijos del Secreto, fue Venerable Maestro  fundador de la Logia Madre Asilo de la Virtud Nº 1.

 

Gran Inspector General del Grado 33º del Supremo Consejo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado del Brasil (Gran Oriente de Brasil o “do Lavradio”), obtuvo el 7 de octubre de 1854 el encargo de “...fundar, constituir y establecer el (Supremo) Consejo del mismo rito en la República Oriental del Uruguay...”, del que fue Soberano Gran Comendador desde su instalación el 24 de junio de 1855 hasta 1º de setiembre de 1857, en que le fue aceptada la renuncia presentada por razones de enfermedad.

Gran Maestro fundador del Gran Oriente del Uruguay el 17 de julio de 1856.

Miembro de honor de varias logias y Gran Oficial de la Logia Les Amis de la Patrie, falleció en Montevideo el 20 de enero de 1868, siendo sepultado en el Cementerio Central.

HERMANO ALEJANDRO MAGARIÑOS CERVANTES

Nacido en Montevideo el 3 de octubre de 1825, cursó estudios de derecho que culminó en España, adonde llegó en 1846, luego de haber realizado práctica en el estudio jurídico del Hermano Dr. Valentín Alsina, por entonces exiliado en nuestra capital.

Antes de su partida había escrito un poema titulado Montevideo y un Ensayo sobre la Oratoria, y durante la travesía escribió una novela, La Estrella del Sur – Memorias de un buen hombre, que se publicó en España.

Viviendo de su producción literaria, fue corresponsal de los periódicos El Mercurio de Valparaíso y La Constitución, de Montevideo. En febrero de 1850 estrenó en Madrid una comedia, Percances matrimoniales, y editó un poema Colón y el Nuevo Mundo. En 1852, fue el turno de Celiar, una leyenda relacionada con América.

En 1853, radicado en Paris, publica una colección de leyendas y artículos, Veladas de Invierno, y fundó La Revista Española.

El 21 de agosto de 1854 es nombrado secretario de la legación uruguaya en Francia, pero al morir su tío, el Hermano Francisco de Borja Magariños, que era ministro en ella, regresó a España, publicando ese año Estudios históricos, políticos y sociales. Se establece en Sevilla, trabajando en el diario El Porvenir y el 25 de febrero de 1855 estrena con éxito la sátira política El Rey de los azotes. Pasa luego a Cádiz, retornando a  Montevideo en noviembre de ese año, donde revalida su título de Doctor en Jurisprudencia.

Entre 1856 y 1857 se desempeñó como Cónsul General de la República en Buenos Aires, en donde estrenó un drama en verso, Amor y Patria. Al cesar su misión diplomática continuó viviendo en la capital argentina, y en 1858 publicó un libro de versos, Horas de melancolía y fundó con otros escritores la Biblioteca Americana, notable plan de trabajo.

Nombrado Fiscal en lo Civil por el presidente Bernardo Berro, retorna a Montevideo, pero es cesado en el cargo tras la victoria de la Cruzada Libertadora del Gral. Venancio Flores, por lo que retorna a Buenos Aires. Allí publica Caramurú y Farsa contra farsa.

El 1º de marzo de 1868, el presidente Lorenzo Batlle lo nombra ministro de Relaciones Exteriores y en marzo del año siguiente ministro de Hacienda.

Fundador del Club Universitario, antecesor directo del Ateneo de Montevideo, en 1868, siendo catedrático de Derecho de Gentes en la Universidad de la República, es nombrado Rector el 18 de julio de 1878, logrando durante su gestión, que se extendió hasta 1880, que España reconociera los títulos expedidos por esa casa de estudios.

En ese año publica Violetas y ortigas y en 1884, la colección Palmas y Ombúes.

Electo Senador por Rocha en 1891, cargo para el que también había sido electo en 1868, falleció en el desempeño del cargo el 17 de marzo de 1893.

Miembro de la Logia Esperanza Nro. 9, se afilió el 10 de setiembre de 1867 a  la Logia Fe Nro. 8.

En el Escocismo alcanzó el Grado 30º.

Una calle de Montevideo lleva su nombre y otras el de varias de sus obras.

 

------------------------

HERMANO ANTENOR DAL MONTE

Nacido en Montevideo el 29 de Mayo de 1912, el Hermano Antenor Dione Dal Monte Ferrari, también conocido como LUMEN, fue un dedicado estudioso del quehacer masónico, autor de una abundantísima bibliografía que él mismo editaba con un considerable esfuerzo económico en su imprenta, ubicada en Eugenio Garzón 1675, donde vivía.

 

Empleado en la Compañía de Cajas Registradoras NATIONAL, era al tiempo de su iniciación en la Logia Fénix Nº 69, el 17 de Diciembre de 1942, miembro de la Sociedad Teosófica, de la que luego se desvincularía.

Compañero el 18 de Noviembre de 1943, alcanzó el Grado de Maestro el 27 de Octubre de 1944.

Afiliado a la Logia Madre Asilo de la Virtud Nº 1, el 17 de Agosto de 1954, fue Venerable Maestro de la misma en 1960 y 1961, incorporándose a la Logia Sol Oriental Nº 11, el 5 de Octubre de 1975, la que lo declaró Miembro Libre el 24 de Agosto de 1982.

Miembro de Honor de varios Talleres de la Obediencia, fundó el Instituto de Estudios Masónicos en 1975. Investigador y pensador masónico en constante evolución, buscó la esencia de la Masonería primero a partir de las similitudes con el pensamiento esotérico de las más variadas civilizaciones, para luego concluir que solo puede encontrarse la esencia de la Masonería a partir su vivencia e interiorización.

Habiendo ingresado al Escocismo el 28 de Octubre de 1955, alcanzó el grado 33º el 18 de Setiembre de 1975. Miembro activo del Supremo Consejo del Grado 33º y último para la República Oriental del Uruguay el 21 de Marzo de 1983, fue declarado Miembro Emérito el 29 de Abril de 1988.

Falleció en Montevideo, el 25 de Julio de 1988.

HERMANO ELBIO FERNANDEZ

Nacido en Montevideo el 18 de julio de 1842, se recibió de doctor en jurisprudencia en 1863.

Redactor fundador del diario El Siglo, creado por el Hermano Adolfo Vaillant el 1° de febrero de 1863, tuvo que emigrar en abril de ese mismo año en virtud del inicio de la Cruzada Libertadora, la revolución acaudillada por el Gral. Venancio Flores, del que era partidario.

De regreso al país, tras el triunfo del Gral. Flores en 1865, Elbio Fernández refundó El Siglo, del que pasó a ser director, reservándose el derecho de protestar contra todo acto oficial que no guardase estrictas normas de ética.

De él dijo Julio Herrera y Obes: “Rígido en moral, ultra liberal en religión y en política, era una mente sólida, admirablemente bien equilibrada.”

Atento a sus principios formuló duras protestas contra el gobierno provisorio por el Tratado de la Triple Alianza, lo que aparejó su alejamiento de El Siglo.

Designado defensor de oficio por el Tribunal de Justicia en 1867 y Fiscal de Gobierno y de Hacienda en 1868, fue convocado como diputado por Salto el 5 de marzo de 1869, en sustitución del Hermano Camilo Vila.

Aunque ya se encontraba gravemente enfermo y era invierno, decidió concurrir a la sesión en que se votaría la ley de curso forzoso del papel moneda, a la que se oponía, falleciendo pocos días después.

Fue uno de los primeros en apoyar a José Pedro Varela en su proyecto de reforma escolar, pues entendía que la enseñanza determinaría el triunfo de la luz de la razón sobre las tinieblas sectarias y confesionales, por lo que el 18 de noviembre de 1868, concurrió a la fundación de la Sociedad de Amigos de la Educación Popular, de la que fue su primer presidente.

En tal calidad, le correspondió instalar en Nueva Palmira, Colonia, la primera filial de la Sociedad de Amigos de la Educación del Popular en el interior de la República.

Fue iniciado en la Logia Caridad N° 10 el 11 de diciembre de 1862, de la que fue Venerable Maestro en 1868.

Recibió el Grado 18° el 25 de octubre de 1867.

Falleció  en Montevideo, el 17 de junio de 1869.

Al crearse el 29 de agosto de ese mismo año, la escuela de varones fundada por la Sociedad de Amigos de la Educación del Popular, se la denominó en su homenaje con su nombre, siendo la actual Escuela y Liceo Elbio Fernández.

 

-----------------

HERMANO EMILIO PORTES GIL

Abogado y político, nació en la ciudad de Victoria, Tamaulipas, México, el 3 de octubre de 1890.

Luego de obtener su título de abogado en 1915, fue diputado, gobernador de Tamaulipas, secretario de Gobernación y Presidente de la República entre 1928 y 1930. Fue además fundador y presidente del Comité Ejecutivo del Partido Nacional Revolucionario (antecesor del PRI) y embajador en Francia y la India.

Presidente de la Sociedad de Geografía y Estadística de México y profesor universitario, fue Doctor Honoris Causa de diversas Universidades del mundo.

Durante su mandato presidencial se decretó la autonomía de la Universidad de México (UNAM).

Autor de casi cien libros y folletos, fue iniciado en marzo de 1920 en una logia de Tampico, afiliándose posteriormente a una del Distrito Federal. Miembro fundador en 1932 de la Logia Tenanita de San Miguel, se incorporó luego a la Logia Helios Nº 275 de la Gran Logia del Valle de México, de la que fue Gran Maestro entre 1933 y 1934.

Alcanzó el Grado 33º el 25 de setiembre de 1964, siendo elevado a la condición de miembro activo poco antes de morir el 10 de diciembre de 1978.

-----------------

HERMANO FRANCISCO DE MIRANDA

 

Precursor de la emancipación americana, nació en Caracas el 29 de marzo de 1750.

 

De profundas convicciones liberales, intervino en la guerra de independencia de los EE.UU., en la Revolución Francesa (por lo cual le fue otorgado el título de Héroe de la Revolución y Mariscal de Francia) y en las guerras de independencia en Hispanoamérica.

 

Aunque fracasó a la hora de poner en práctica sus proyectos, su ideal político perduró en el tiempo, influyendo decisivamente en Simón Bolívar y Bernardo O'Higgins, entre otros héroes de la independencia de América y sirviendo de base para la fundación de la Gran Colombia.

 

Enrolado en el ejército español, entre 1773 y 1780, Miranda estuvo asignado en las plazas militares de Madrid, Granada, Melilla y Cádiz, pasando a partir de 1781 a combatir contra Inglaterra en el Caribe y la Florida.

 

Perseguido por la Inquisición por sus inclinaciones liberales, decide irse a los Estados Unidos, e inspirado por lo que habían hecho las antiguas colonias británicas, recorrió Estados Unidos y Europa defendiendo la causa de la independencia hispanoamericana, tarea que su pertenencia a la Masonería le facilitó.

 

Miranda habría sido iniciado -a instancias del Gral. Lafayette- en Filadelfia, Estados Unidos, en 1783; habría recibido el grado de compañero en Londres, en 1785 y el grado de Maestro, en París, en 1797.

 

En 1798 funda en Londres la logia "Gran Reunión Americana", a partir de la cual esparció los ideales masónicos y los de la causa de la independencia.

Inspiró además la fundación de la Logia "Lautaro", que funcionaba en Cádiz, España, donde se iniciaron Simón Bolívar, José de San Martín, Bernardo O'Higgins y muchos otros próceres independentistas.

 

Miranda pretendía formar un único Estado hispanoamericano independiente desde el Mississippi hasta la Tierra del Fuego, para el cual había proyectado una constitución, ideado un nombre -Colombia- e incluso diseñado una bandera (la actual de Colombia, Venezuela y Ecuador).

 

A partir de 1791, tomó parte activa en la Revolución francesa, pero arrestado varias veces durante el reinado del Terror, marchó de nuevo a Inglaterra.

 

Con ayuda británica, realizó una invasión a Venezuela en 1806. Llegó al puerto de La Vela de Coro el 3 de agosto, donde fue izada por primera vez la bandera tricolor, pero al no encontrar apoyo popular se reembarcó diez días después.

 

La invasión de España por las tropas de Napoleón en 1808 creó en las colonias americanas una situación de desconcierto y vacío de poder que los independentistas aprovecharon para lanzarse nuevamente a la lucha. Miranda fundó entonces el periódico El Colombiano, desde el cual coordinó los movimientos revolucionarios que estallaron simultáneamente y con características semejantes en toda Hispanoamérica en 1810.

El 19 de abril de 1810, a instancias de la Junta de Caracas y de Simón Bolívar, volvió a su tierra natal, confiriéndosele el grado de general en el ejército revolucionario. Cuando el país declaró formalmente independencia el 5 de julio de 1811, Miranda fue designado primer presidente de la República.

 

Pero las fuerzas realistas contraatacaron y Miranda, incapaz de pasar a la ofensiva por las constantes deserciones que se daban en sus fuerzas, por la rebelión de los esclavos de Barlovento, así como por el creciente número de los ejércitos españoles que lo atacaban, firmó un armisticio con los españoles en julio de 1812 en la ciudad de San Mateo.

 

Mientras esperaba en el puerto de La Guaira para embarcarse al exterior, un grupo de oficiales, entre ellos Bolívar, descontentos con la capitulación de Miranda a la que consideraban una traición a la causa de la independencia, lo apresaron y lo entregaron a las autoridades españolas.

 

Desde el puerto de La Guaira, Miranda fue transportado al Castillo San Felipe de Puerto Cabello donde a principios de 1813 escribe un memorial a la Real Audiencia de Caracas exigiendo el cumplimiento de la capitulación de San Mateo. El 4 de junio de 1813 es trasladado hacia la fortaleza de El Morro, ubicada en Puerto Rico y de allí a España donde es encerrado en el calabozo del penal de las Cuatro Torres del arsenal de la Carraca en San Fernando.

 

Allí, donde sólo recibió algunas noticias de los sucesos de América, falleció de un ataque de apoplejía a los 66 años de edad, el 14 de julio de 1816.

 

---------------------

HERMANO FRANCISCO PUCCI

Francisco Mauricio Pucci, nació el 22 de setiembre de 1895.

De profesión odontólogo, fue un hombre con una marcada vocación de servicio.

Fue en su consultorio de la calle Mercedes 1213 donde el 24 de octubre de 1942, se constituyó la Sociedad Uruguaya de Enseñanza – Colegio nacional José Pedro Varela, de la que fue designado presidente fundador.

Su incansable accionar, sumado al apoyo de la Institución a la que pertenecía, hizo posible que durante su gestión, que se extendió hasta 1950, se adquiriera la casona de Colonia 1645 esquina Minas y se consolidara “el Varela” como un instituto de enseñanza laico de referencia.

Iniciado en la Logia Razón Nro. 80 el 29 de agosto de 1919, alcanzó el grado de Maestro el 3 de abril de 1920.

Ingresó al Escocismo en 1927, siendo regularizado miembro activo del Grado 33º el 28 de agosto de 1941.

Acompañó a su Logia Razón en la creación de la Gran Logia Masónica del Uruguay en 1930, llegando ser Gran Maestro de esa Obediencia entre 1932 y 1936.

Producida la reunificación de la masonería uruguaya, fue elegido Vice Venerable Gran Maestro de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay en 1941, secundando al Venerable Gran Maestro, Hermano Armando Roberto Lerma, que había permanecido en el Gran Oriente del Uruguay.

 

Ángel María Luna, en su libro “50 años del Varela, del País y del Mundo (1942-1992), dice que “menudo de físico, parco de palabras, trascendía por una fortaleza de espíritu gigantesca, inquebrantable. Ejecutivo, preciso, como los líderes de buena madera, creaba entusiasmos a su torno y dirigía con frialdad aparente, logrando todo lo que se proponía.”

Falleció el 2 de marzo de 1955, siendo el patio de la vieja casona de Colonia y Minas escenario de un funeral laico, en el que los alumnos rindieron guardia de honor junto a los restos mortales del artífice de la Sociedad Uruguaya de Enseñanza – Colegio Nacional José Pedro Varela.

------------------------

HERMANO JAMES KNOX POLK

Abogado y político norteamericano, nació cerca de Little Sugar Rock, Carolina del Norte, el 2 de noviembre de 1795.

Hijo de agricultores, a los once años se trasladó con su familia a Tennesse, para regresar a Carolina del Norte a estudiar en la Universidad de ese estado.

Graduado con altas calificaciones, se trasladó de nuevo a Tennessee, donde comenzó una fulgurante carrera política como fiel seguidor de Andrew Jackson, que lo llevó a desempeñarse como miembro de la legislatura (1823), del Congreso federal (1825), como presidente de la Cámara de Representantes (1835 a 1839) y gobernador del Estado de Tennessee (1839 a 1841), para finalmente ser electo presidente de los Estados Unidos de América para el período 1845 y 1849.

Partidario de la expansión hacia el Oeste, reivindicó Oregón, firmando con Inglaterra el tratado de partición en 1846, y fue la guerra con México (1846-1848), tras la cual logró la anexión definitiva de Texas, California, Arizona y Nuevo México.

Iniciado el 5 de junio de 1820, recibió el grado de Maestro en la Logia Columbia Nº 31, de Tennessee, el 4 de setiembre del mismo año.

 

Siendo presidente de los Estados Unidos, asistió a la colocación de la piedra fundamental del Instituto Smithsoniano en Washington D.C., ceremonia realizada masónicamente, el 1º de  mayo de 1847.

Falleció el 15 de junio de 1849, pocos meses después de terminar su mandato presidencial.

-----------------

HERMANO JOSE GARIBALDI

(Niza, 4 de julio de 1807 - Caprera, 2 de junio de 1882)

 

Símbolo de la Libertad en Europa y América, se inició como marino, incorporándose en  1834 a la Joven Italia, movimiento republicano y liberal liderado por el Hermano José Mazzini (1805-1872), que buscaba la unidad de Italia.

Condenado a muerte por sus actividades políticas, se exilió en América, primero en Brasil, donde participó de la Guerra de los Farrapos apoyando las pretensiones de los independentistas y republicanos de Río Grande do Sul, y luego en Montevideo, donde llegó a comandar la flota del Gobierno de la Defensa y para el que organizó la Legión Italiana.

Fue en Montevideo donde contrajo matrimonio en 1842 con Ana María de Jesús Ribeiro, llamada Anita (1817-1849), a la que había conocido en 1839 en Laguna, Santa Catarina, y con la que tuvo cuatro hijos, tres de ellos uruguayos.

Iniciado en 1844 en Montevideo, en la Logia Les Amis de la Patrie dependiente del Gran Oriente de Francia, regresó a Italia en 1848, donde pronto se convirtió en un héroe del pueblo en su lucha por la unidad italiana.

Fracasada la efímera República de Roma en 1849 y fallecida Anita durante la penosa huída, Garibaldi dejó a sus hijos en Niza con su madre, para exiliarse en América nuevamente, esta vez en Nueva York, Cuba, Nicaragua, Panamá y finalmente Perú, adonde llegó 1851 para desempeñarse como marino.

Vuelto a Italia, puso su ejército de voluntarios (los Mil Camisas Rojas) bajo las órdenes del Reino de Saboya, intervino en la guerra contra Austria y liberó el reino de las Dos Sicilias, instaurando en Nápoles una república.

Ambicionando una Italia unida bajo un solo gobierno radicado en Roma, concibió la idea de marchar sobre los Estados Pontificios, defendidos por tropas francesas, pero hecho prisionero en Aspamonte, finalmente reconoció a Víctor Manuel de Saboya como rey de Italia.

En 1867 marchó sobre Roma, pero fue derrotado por las tropas francesas en Mentana.

Lograda la unidad italiana en 1870, con la caída de Roma, Garibaldi fue electo diputado al Parlamento, cargo al que pronto renunció.

Durante todos estos años, tuvo una proficua actividad masónica (llegando a ser Venerable Gran Maestro y Soberano Gran Comendador de la masonería siciliana) y una activa participación en la reunificación de la masonería regular italiana, siendo declarado Primer Masón de Italia por el Gran Oriente de Italia.

Retirado en la isla de Caprera, falleció el 2 de junio de 1882.

 

-----------------------

HERMANO JOSE GARIBALDI BIBLIOGRAFÍA

 

garibaldi1

José Garibaldi (1807 – 1882) fue iniciado Masón, en Montevideo, en agosto de 1844, en la Logia “Les Amis de la Patrie” dependiente de la Gran Logia de Francia, según Trazados que guarda la Gran Logia de la Masonería del Uruguay, en su Archivo Histórico.
Cuando el Gran Oriente de Uruguay, obtiene su reconocimiento como potencia masónica regular el 17 de Julio de 1856 el “héroe de dos continentes” continúa relacionado con los Masones del Río de la Plata, que le reconocen su trayectoria en la Orden y le designan Miembro de Honor de su Logia Madre, tal como surge de los Cuadros Lógicos que se exhiben en el Palacio Masónico de Montevideo.

Cabe recordar que, después de haber sido reconocida como Potencia Masónica Regular, la Masonería del Uruguay autorizó por varios años, la presencia en su territorio de dos Logias de origen extranjero: “Les Amis de la Patrie” (dependiente de Francia) y “Acacia” (dependiente de Inglaterra).Garibaldi nació en Niza, el 4 de Julio de 1807, hijo de marino, en su juventud siguió desde adolescente la vocación de su padre, realizando sus primeros viajes al Mar Negro.Toma contacto con el Socialismo de Saint Simon y, en 1833, se afilia a “Joven Italia”, la sociedad secreta fundada por José Mazzini. Ingresa a la marina de guerra donde difunde nuevas ideas entre los marinos, siendo descubierto y acusado de complot, debe huir y es condenado a muerte en ausencia.

Se embarca, en 1834, como segundo capitán en un barco que parte para Brasil y a su arribo pasa a servir en la “Revolución Farrouphila Republicana” de Río Grande del Sur, en la que están comprometidos varios exiliados italianos, como Livio Zambeccari, Rossetti y otros. Sirve a la Revolución como Jefe de la pequeña escuadra Riograndense.Arriba a Montevideo, en 1841, por tierra, arreando una tropa de ganado vacuno. Asume como Jefe de la marina de guerra del Gobierno de la Defensa. Organizó y fue Jefe de la Legión Italiana de Montevideo. Como tal emprende numerosas operaciones entre las cuales el 8 de Febrero de 1846, la Batalla de San Antonio (Salto).
Poco después, en 1848, se embarca de regreso a Italia, con menos de cien de los hombres de su Legión, cuya mayor parte queda en Montevideo entre los que acompañaron a Garibaldi, estaba su querido Secretario Andrés Aguiar quien muere a principios de 1849 cuando los Franceses atacan la República de Roma.
Ya en la Península itálica, en 1849, combate por la República de Roma, siendo derrotado por el ejército Francés.
Ese mismo año, emigra a los Estados Unidos y hasta 1854 viaja por el mundo, llegando a Perú y a China.
En 1860, emprende la “Campaña de los mil” a Sicilia. En la Batalla de Aspromonte, en 1862, es herido y hecho prisionero por el ejército de Piamonte.- En 1867, se produce la derrota de Mentana y el 20 de Setiembre de 1870 las tropas italianas entran en Roma.

Garibaldi excluido de la toma de Roma va en defensa de 2º República Francesa, donde mantiene el frente de los Vosgos, durante la guerra Franco Prusiana, deteniendo a los alemanes en Dijon y Chatillon. Fue electo diputado de la Asamblea de Francia.- En 1874 es electo diputado del parlamento italiano.
El 2 de Junio de 1882, muere en la isla de Caprera, donde a su vejez se había retirado.
Escribir sus memorias fue una constante en la vida de Garibaldi y ya en la isla de Caprera realizó lo que llamó “la Revisión de mis Memorias” editadas en Madrid en 1888.
Su “prefacio a mis memorias” es un Resumen impactante a su azarosa existencia.
Dice Garibaldi: “mi vida ha sido impetuosa: compuesta del bien y el mal, como creo está la mayor parte de las gentes. Tengo la conciencia de haber buscado siempre el bien para mi y para mis semejantes. Si alguna vez hice el mal, fue sin quererlo. Odio la tiranía y la mentira con el profundo convencimiento de que ellas son el origen principal de los males y de la corrupción del género humano. Soy Republicano, porque este es el sistema de gobierno de las gentes justas, sistema modelo cuando se adquiere y, por consecuencia, no se impone con la violencia y la impostura. Tolerante y no exclusivista, soy incapaz de imponer a alguien por la fuerza mi Republicanismo...”
garibaldi3

 




HERMANO JOSE GARIBALDI HOMENAJE

garibaldi2

El día 2 de junio pasado, se conmemoraron los ciento veinticinco años del fallecimiento de José Garibaldi, por lo que más allá de los homenajes que le habrá de tributar este año la Gran Logia de la Masonería del Uruguay, con motivo de celebrarse el día 4 de julio de 2007 el bicentenario del nacimiento de este ilustre masón, considero de estricta justicia y un deber masónico que la Resp. Logia “José de San Martin” recuerde la figura de este destacado Héroe de dos Mundos, que tanta importancia tuvo en nuestra historia nacional y en uno de los postulados fundamentales de nuestra Orden, como es la libertad de pensamiento

José Garibaldi nació el 4 de julio de 1807 en Niza, habiendo pasado al Oriente Eterno en la Isla de Caprera el 2 de junio de 1882, después de haber dedicado toda su vida a la causa de la Libertad, luchando contra la tiranía tanto en Europa como en América. Garibaldi nació en una familia de genoveses, siendo su padre Angelo Doménico Garibaldi, capitán de alta mar.

Desde muy niño, Garibaldi tuvo una actitud heroica, cuando con ocho años de edad salvó, con peligro de su vida, a una lavandera que había caído en un pozo; a los trece años de edad, ayudó a un grupo de hombres que en una frágil embarcación luchaban contra las olas del mar. Por ello, se ha dicho con razón que Garibaldi a lo largo de su vida, se preocupó más por sus semejantes que por sí mismo. Ya en su madurez, Garibaldi escribió: “Cada vez que se ha tratado de salvar la vida de otro, jamás he titubeado en arriesgar la mía.” Educado en la escuela del mar, Garibaldi será marinero.

A los 15 años de edad, Garibaldi se embarcó a bordo del vapor “Costanza”, que hacía la travesía del Mar Negro hasta Odessa, de cuya tripulación formó parte bajo el comando de Angelo Pasante.

El año 1833 fue clave en la vida del nizardo, cuando de regreso de un viaje al Medio Oriente, conoció en Marsella a Giusseppe Mazzini, fundador de la “Giovane Italia”, que defendía los ideales republicanos y de la unidad italiana. Comenzó a desarrollar sus tareas de conspirador para llevar la revolución a los Estados Sardos, cuando se vio obligado a exiliarse en 1834, porque el tribunal militar del rey Carlos Alberto de Savoia lo había condenado a muerte, calificado de “enemigo de la patria y bandido número uno”.

Desde marzo de 1834 hasta julio de 1848, José Garibaldi permaneció en América, durante los cuales su fuerte personalidad y su bravura llenó la historia de Brasil, del Uruguay y de la Argentina. Fue tan importante la epopeya de Garibaldi en América como lo fue en Europa. En 1836 llegó al Brasil, desembarcando en Río de Janeiro, donde lo esperaban otros italianos prófugos del Risorgimento italiano. Fue en Brasil que Garibaldi ingresó a la Logia Masónica “Asilo della virtú”. Cuando estalló la revolución republicana en el Brasil, Garibaldi luchó junto al general Benito Goncalvez da Silva.

En octubre de 1839, aquel hombre rubio y de ojos celestes que era Garibaldi, conoció a Anita en el puerto de Laguna de Santa Catalina y el 22 del mismo mes se fue con la joven, fuerte y graciosa brasileña. Entre 1836 y 1841, peleó en el Brasil por los ideales republicanos.

Garibaldi llegó al Uruguay en el mes de mayo de 1841, donde toma las armas contra la tiranía del argentino Juan Manuel de Rosas, habiendo organizado la Legión Italiana, formada por voluntarios, que tuvo activa participación en la Defensa de Montevideo, durante la Guerra Grande.

Vivió pobre en la entonces sitiada Montevideo, con su Anita y sus hijos Menotti, Rosita que falleció tempranamente, Teresita y Riccioti, en una pequeña casa de la calle Portón, hoy calle 25 de Mayo Nº 314. Fue en Montevideo que José Garibaldi se casó con doña Anita Ribeiro da Silva, el 26 de marzo de 1842, en la Iglesia de San Francisco, que como se recuerda el matrimonio religioso era el único existente en nuestro país en esa época. Posteriormente, en agosto de 1844, se afilió a la Respetable Logia “Les Amies de la Patrie”, habiendo desarrollado en la Masonería uruguaya una entusiasta y provechosa labor.

Batallas, escaramuzas, derrotas, todo hacía de Garibaldi un héroe, de todo salía incólume, usando la fuerza y el valor, pero también la astucia cuando la situación lo requería, como la famosa huída, después de la batalla de San Antonio, por entre las filas del enemigo dormido, de puntillas y a favor de la oscuridad.

La gloria de Garibaldi y de sus Camisas Rojas, como se les conocía a sus legionarios, jamás se manchó con el materialismo, habiendo combatido siempre por un ideal y no por dinero o fortuna. Prueba de ello es cuando el General Fructuoso Rivera, ex Presidente de la República, en el año 1845 quiso premiar con una importante donación a la ilustre y valerosa Legión Italiana, fue expresamente rechazada por Garibaldi en una memorable carta de fecha 23 de marzo de 1845.

Finalmente, el 15 de abril de 1848, Garibaldi partió de estas tierras a su Italia natal, a bordo del bergantín “Esperanza”, acompañado por un grupo de 63 de sus más fieles legionarios. En 1860 la Gran Logia de Palermo, le confirió el título de Gran Maestre del Gran Oriente de Italia, habiendo expresado Garibaldi: “Yo pienso que la unidad masónica es un gran beneficio para Italia… La Masonería es la base fundamental de todas las asociaciones liberales.”

Fue precisamente en 1860, que este aventurero y romántico héroe se lanzó a la conquista del Reino de las Dos Sicilias, que en ese entonces estaba bajo el mando del Rey Francisco II de Borbón, con su célebre regimiento de mil “camisas rojas”. En apenas tres meses, Garibaldi liberó a Sicilia y marchó para liberar a Nápoles, donde el pueblo se había levantado, lo que concretó en el mes de noviembre, consolidando el proceso de la unidad italiana.

Se ha afirmado que de estas tierras, Garibaldi llevó el poncho y el mate, así como las costumbres sencillas de la vida ruda que le hacen edificar su casa en la Isla de Caprera, con la disposición y formas típicas de estas regiones. El poncho será para siempre el indumento característico de su estampa y el mate le servirá para aplacar la sed o para engañar al tiempo.


El viernes 2 de junio de 1882, a las seis y cuarto de la mañana, falleció Garibaldi en Caprera, pasando al Oriente Eterno el héroe de ambos mundos, aquel visionario y valiente masón, que supo conquistar el alma y el corazón de Europa y de América, de Italia y del Uruguay.

Debemos profundizar mucho más en lo que fue el pensamiento y la acción de este formidable guerrero, el “León de Caprera”, que sin ninguna duda nos dejó un legado profundamente humanista, liberal y fraterno.

Autor: R. C. F. - Logia “José de San Martín”

HERMANO JOSE GARIBALDI - LOGIA GARIBALDI

garibaldi6

Hoy la Logia Garibaldi abre nuevamente sus puertas al mundo exterior para compartir con nuestra familia y amigos la celebración del centésimo trigésimo aniversario de su fundación. Para quienes hoy tienen su primer contacto con esta augusta Institución permítanme hacer algunas reflexiones sobre que es la Francmasonería de manera que los acerque a comprender aunque sea una poco la alegría que estamos hoy compartiendo con todos ustedes.

Antes de ingresar nosotros a la misma, y la gente en general cuando por primera vez escucha a alguien decir: "Tal persona es masón", la pregunta que surge inmediatamente es: "¿Qué cosa significa "ser masón"?, ¿es una religión, un club, un partido político, o qué?". A pesar de que la Masonería es una institución de larga antigüedad, y que de ella se han ocupado ampliamente historiadores, filósofos y escritores, existe en la gente desorientación y un desconocimiento casi completo de lo que realmente es esta organización que esta esparcida por todo el mundo, de cuáles son sus finalidades y qué medios utiliza para lograrlos.

Para comenzar a dar respuesta a dicha pregunta nada mejor que citar al Hermano José Martí que decía:

En el seno de la Francmasonería existen manantiales de verdadera moral y felicidad. El hombre que logra beber en ellos, se convierte en bueno y perfecto...........Si todos los hombres conocieran las sublimes enseñanzas masónicas, el mundo seria feliz porque se alimentaría de amor, de justicia, de belleza....

La Francmasonería es una institución esencialmente filosófica, filantrópica y progresista que tiene por objeto la búsqueda de la verdad, el estudio de la ética y la practica de la virtud y la solidaridad. Es una libre asociación de hombres de todas condiciones económicas y sociales, a quienes los une el deseo de alcanzar un desarrollo y una evolución más alta en su personalidad interna, un dominio más perfecto de sí mismos, una afirmación de sus convicciones, una agudización de sus facultades intelectuales y un acendrado espíritu de abnegado servicio hacia sus semejantes. Dentro de la Masonería encontramos un ambiente de libertad, de respeto mutuo, orden, seriedad, estudio y fraternidad.

En síntesis la Masonería es una Escuela de Hombres, una Escuela de Moral y de Virtud cuyo único fin es hacer de Hombres buenos Hombres mejores. Pero la Masonería no es una institución didáctica ni doctrinaria. No es ni una sociedad de mutuo socorro, ni un centro de poder político o económico.

Es una Sociedad discreta y no secreta, respetuosa de la leyes del país donde funciona. No es secreta, ya que en nuestro marco jurídico somos una sociedad con personería jurídica desde 1882, con Estatutos Civiles aprobados por el Estado que rigen nuestra existencia y funcionamiento. Nuestra sede es por muchos conocida y a ella han concurrido Mandatarios, figuras públicas, medios de comunicación en general, así como hombres que movidos por el interés de ingresar a la misma golpean nuestras puertas. Nuestros teléfonos no son reservados pudiendo ser hallados en la guía telefónica.

Esa discreción implica no revelar nuestra condición a nadie salvo autorización de las Autoridades de la Masonería. Nuevamente surge la pregunta: ¿Porque si es una Institución perfecta como decíamos antes, compuesta de hombres imperfectos que buscan el mejoramiento personal desde un punto de vista moral e intelectual para de esa manera lograr el mejoramiento de la Humanidad, no se puede revelar que se pertenece a la misma? ¿Es acaso que eso nos avergüenza? Todo lo contrario, poder integrar la Francmasonería es para nosotros un orgullo y privilegio.

La respuesta hay que buscarla puertas afuera en el mundo exterior. La Francmasonería por estar compuesta de libres pensadores que defienden la libertad de conciencia, las libertades individuales, la igualdad entre los hombres, que combaten el dogmatismo y creen en la laicidad como medio de educar a los hombres del futuro en libertad y para la libertad, ha sido es y será perseguida. Somos enemigos de todo totalitarismo no importa la ideología que tenga.

Todo esto nos hizo objeto de persecución de dichos regímenes o grupos llegando a ser en muchos casos una automática condena de muerte. A modo de ejemplo podemos citar que a pesar que no se sabe con certeza el número exacto, se estima que entre 80.000 y 200.000 masones fueron exterminados por el régimen Nazi. En la España Franquista muchos masones españoles fueron fusilados y perseguidos. Con la creación de la Unión Soviética, se declaró que la masonería era contraria a la ideología comunista, por lo cual se procedió al arresto, tortura y encarcelamiento de numerosos conocidos masones. La masonería desapareció totalmente durante los restantes años de gobierno soviético.

Hoy en día la persecución continua en diversos ámbitos y grados de sutileza llegando incluso a niveles como el laboral. Es por ello que para proteger a sus integrantes y a la Francmasonería misma no se revela nuestra condición, y si algún masón lo hace esto es a titulo personal no pudiendo revelar la condición de los demás a riesgo de comprometerlos. Nuestra alegría en la noche de hoy es doble porque celebramos un nuevo aniversario y lo hacemos compartiendo con todos ustedes que son nuestra familia, nuestros seres queridos.

La Masonería como no podía ser de otra manera considera que la familia es la célula fundamental de la Sociedad, y además le da a la misma la importancia que tiene como sustento afectivo y espiritual de cada uno de nosotros. Tan es así que a nuestro ingreso se nos entrega un par de guantes para nuestra madre, esposa hija o para la mujer que mas amemos o respetemos como significado del lugar que ella ocupa entre nosotros.

En ocasiones contempla ceremonias en las cuales nuestra familia participa e incluso muchas veces forman parte de dichas ceremonias.

Podemos decir que esta Logia formada exclusivamente por inmigrantes italianos, bajo la Obediencia del Gran Oriente de Italia comienza sus trabajos en estas tierras el 12 de mayo de 1877, que hacia mas de veinte años contaba con una Masonería Uruguaya Regular a partir de la fundación del Gran Oriente y Supremo Consejo del Uruguay, aunque los inicios de las actividades masónicas en nuestro país los podemos encontrar años atrás en el tiempo puesto que en 1830 la Logia Asilo de la Virtud comenzó a reunirse y desde 1828 la Logia Les Amies de la Patrie funcionaba en Montevideo dependiendo del Gran Oriente de Francia.

Lugar de refugio para integrantes de esa importante colonia que llegó a estas tierras buscando nuevos horizontes y que en muchos casos venían perseguidos por sus ideas políticas o religiosas. Esos hombres consustanciados por los ideales libertarios de nuestro Hermano Giuseppe Garibaldi deciden darle a esta Logia su nombre y casi inmediatamente nombrarlo su primer Venerable Ad Vitam.

Aquel grupo de Hermanos influyó fuertemente en la Masonería Uruguaya, y más aún cuando cuatro años después de su fundación el 24 de mayo de 1881 abandona su dependencia de Italia incorporándose con todos sus integrantes al Gran Oriente del Uruguay.

Comienza así un período de crecimiento al influjo ya no solo de los italianos que la integraban sino de Hermanos de otras nacionalidades que fueron ingresando a ella, llegando a tener en determinado momento mas de un centenar de miembros.

Debido a la situación del país, al éxodo y retorno de muchos inmigrantes, comienza a desvanecerse ese impulso mostrado, y la Logia el 10 de abril de 1886 suspende sus trabajos.

Al influjo de un resurgir que se da a comienzos del siglo XX de la Masonería, a finales de 1907 la Logia Garibaldi reanuda sus actividades las cuales siguen ininterrumpidamente hasta hoy día.

Podríamos recordar hechos y la participación Hermanos de esta Logia en el quehacer nacional y masónico, pero serían tan solo hechos anecdóticos.

Como ya mencionamos esos Hermanos fundadores de esta Logia, eligieron por nombre el de Garibaldi el cual es nuestra responsabilidad honrar siempre y en la noche de hoy aún más al cumplirse este año el bicentenario de su nacimiento.

No vamos a redundar en hechos y aspectos de la figura de Garibaldi ya que muy bien lo hiciera hace instantes la Prof. Ma. Emilia Perez Santancieri, pero si queremos resaltar aquellos aspectos que hacen a su condición de masón y a los principios e ideales que guiaron su vida que constituyen un ideal para todos nosotros sus Hermanos.

En primer lugar cabe preguntarnos porque la denominación de “Héroe” de dos Mundos que se le da. Nada mejor para ello que una cita en sus memorias en donde se puede leer lo siguiente:

“Poco había oído de la secta de Saint-Simón; sólo sabia que aquellos hombres eran apóstoles perseguidos de una religión nueva. Me acerqué a sus jefes y les abrí mi pecho como patriota italiano... Barrault y yo discutíamos, no solamente las austeras cuestiones de nacionalidad, sino también el gran problema de la humanidad... Mi interlocutor me demostró que el hombre que, declarándose cosmopolita, adopta por patria suya al país atacado, y ofrece su sangre y su espada a un pueblo que lucha contra la tiranía, es más que un soldado, es un héroe.” y en su vida vaya que Garibaldi lo demostró.

Hombre capaz de hacer vibrar el alma popular, de estremecer el sentimiento colectivo, de aglutinar al pueblo sin cuyo apoyo ninguna idea triunfa.

Sus enemigos y detractores temían y temen su lealtad, su intransigencia de hombre justo, su incorruptibilidad de hombre honesto.

Fue un liberal en el más puro sentido de la palabra, en esencia anti dogmático, que tenia por Patria el Universo y por su Bandera la Libertad.

Nuestro Hermano Garibaldi es iniciado en la Masonería en una Logia irregular “Asile de la Vertu”, Es en el Montevideo de la época admitido y regulariza su condición en la Logia Les Amies de la Patrie el 18 de agosto de 1844. Dieciocho años mas tarde y ya habiendo retornado a su patria natal, el Supremo Consejo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado de Palermo, le dio el titulo de Gran Maestro.

Aceptando dicho nombramiento Garibaldi escribió " Tomo con gusto la Oficina Suprema de la Masonería Italiana. Lo acepto porque fui designado por los votos libres de hombres libres, a quien debo mi gratitud ........ Mi nombramiento como Gran Maestro es la interpretación más solemne de las tendencias de mi alma, de mis votos, y por lo que he trabajado toda mi vida."

La muerte lo sorprendió un caluroso mes de julio, de 1882 en la isla de Caprera, y aunque quizá no estaba completamente consciente, se había convertido, para siempre, en una leyenda, un mito.

Nuestro Querido Hermano Garibaldi fue sin lugar a dudas un Hombre con ideas y principios sólidos, guerrero de la Libertad y la Justicia, conductor carismático de hombres y pueblos en definitiva un verdadero Masón al servicio de la Libertad, la Verdad, la Justicia y la Fraternidad al cual debemos recordar como ejemplo e inspiración.

Como conclusión a todo lo antedicho, deseamos expresar que lo más importante que debemos rescatar de estos ciento treinta años de existencia es la Tradición.

Somos los receptores de un legado.

La Francmasonería es una Institución de transmisión. Llegamos a incorporarnos a una obra que ha sido empezada por otros y que debemos continuar.

Nuestra principal tarea es hacernos cargo de esos trabajos, de esa herencia que recibimos, es decir del Proyecto emprendido, para así generación tras generación trabajar aplicando las enseñanzas, los principios y las tradiciones que la Masonería conserva celosamente, unidos en ese objetivo común de perfeccionamiento propio primero para luego volcarlo en la Sociedad.

Los tiempos son distintos, el mundo de hoy no es igual que hace ciento treinta años, pero el desafío sigue siendo el mismo.

Debemos pues recoger esa antorcha que nos legaron y asumir la responsabilidad de no solo mantener su brillo sino incrementarlo para entregarla a las generaciones futuras. Solo si cumplimos o damos lo mejor de nosotros para lograrlo podemos invocar a nuestro fundadores y les estaremos rindiendo un debido homenaje. La Logia como una entidad viva integrada por hombres, se compone de un pasado, un presente y un futuro.

Para encontrar los fundamentos del futuro, debemos echar una mirada retrospectiva en ese pasado y a partir de el buscar un futuro mejor.

El pasado es ejemplo, es enseñanza y es recordación. Influye en nosotros pero no recíprocamente.

Somos parte de un presente que debe ser de acción, de trabajo, de construcción continuando la obra que recibimos en busca de un futuro de esperanza. Nuestro Patrimonio es ese legado que recibimos, el que vivimos en el presente como activos protagonistas y que transmitiremos a futuras generaciones.

Muchas gracias a todos por vuestra atención.

Autor: A. C. Logía Garibaldi

HERMANO JOSE ROQUE PEREZ

El Hermano José Roque Pérez fue un distinguido abogado y fundador de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, nacido en Córdoba el 15 de agosto de 1815.

 

Ajeno a intereses de partido, pero inspirado por un fuerte espíritu democrático y liberal, fue partidario de que la Masonería impulsara la unidad nacional argentina, apareciendo su nombre vinculado a las más destacadas figuras de la época, junto a las que contribuyó decisivamente en la difícil tarea de la organización nacional de su país.

Funcionario del ministerio de Relaciones Exteriores (al igual que nuestro hermano Gabriel Pérez) desde 1834, integró la Asamblea de la Provincia de Buenos Aires, que reunida en 1860 para examinar la Constitución de 1853, sentó las bases de la unidad política de la República Argentina, correspondiéndole presidir el 21 de julio de ese año,  en tanto Gran Maestro, la histórica reunión a la que asistieron los hermanos doctor Santiago Derqui, presidente de la Confederación Argentina;  general Bartolomé Mitre, gobernador del Estado de Buenos Aires; general Justo José de Urquiza, gobernador de Entre Ríos, y Domingo Faustino Sarmiento, a la sazón ministro de Gobierno de Buenos Aires, que tuvo trascendental influencia en ella.

Encargado de la preparación del Código Penal durante el gobierno de Valentín Alsina, colaboró activamente con el Hermano Domingo F. Sarmiento en la organización de la educación popular, para luego ser designado por éste, a la sazón presidente de la República, representante argentino en las difíciles gestiones realizadas para la instalación de un gobierno provisorio en Paraguay luego de su derrota en la guerra de la Triple Alianza.

Miembro del Directorio del Banco de la Provincia y de la Comisión de Aguas Corrientes, fue presidente de la municipalidad de Buenos Aires en 1869.

Iniciado en la Logia Unión del Plata, de Buenos Aires, por entonces bajo la obediencia del Gran Oriente del Uruguay, alcanzó el grado 33º el 24 de agosto de 1857.

 

Con Carta Patente otorgada por nuestra Obediencia, procedió a fundar, el 11 de diciembre de 1857, la actual Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, de la que fue Gran Maestro entre 1857 y 1861 y de 1864 a 1867.

 

Gran Orador de la Gran Logia entre 1861 a 1864 y pro Gran Maestre de 1867 a 1870, fue uno de los fundadores del Supremo Consejo del grado 33 para la República Argentina, del que fue su primer Gran Comendador.

Fundó e impulsó nuevas logias en el interior del país y creó la "Logia Unión Paraguay" Nº 30 de Asunción, en 1869.

 

Murió en Buenos Aires el 26 de Marzo de 1871, víctima de la fiebre amarilla que azotaba por entonces la capital argentina, mientras se desempeña como presidente de la Comisión Popular de Salubridad, constituida para combatirla.

 

En el óleo del Hermano Juan Manuel Blanes, Episodio de la fiebre amarilla, se lo retrata al centro de la obra, observando junto al Dr. Manuel F. Argerich, a su derecha, el cadáver de una joven mujer víctima de la epidemia.

 

------------------------

HERMANO JOSE PEDRO ALAGGIA DEBELLIS

Médico cirujano, especializado en obstetricia y ginecología, nació en Trinidad, Flores, el 26 de abril de 1887.

Miembro fundador de la Asociación Cristiana de Jóvenes (1909) y socio de la Sociedad Filantrópica Cristóbal Colón, fue Representante Nacional (Diputado) por el Departamento de Flores, electo por el Partido Colorado Batllismo entre el 15/02/1923 y el 14/02/1926 (XXVIIIª Legislatura) y reelecto para XXIXª Legislatura (15/02/1926-14/02/1929).

Integrante de la Asamblea Deliberante designada el 31 de marzo de 1933 y miembro de la Asamblea Nacional Constituyente que elaboró la Constitución de 1934, fue nuevamente electo diputado por Flores para la XXXIIª Legislatura en 1934, pasando al Or\ Et\ en el ejerció del cargo, el 16 de agosto de 1937.

 

Iniciado en la Logia Garibaldi Nº 50 el 22 de noviembre de 1911, obtuvo el grado de Compañero el 14 de febrero de 1912 y el de Maestro Masón el 28 de febrero del mismo año.

Venerable Maestro de la referida Logia en los ejercicios 1923 y 1933, fue Miembro de Honor de la Logia Fénix Nº 69.

Alcanzó la calidad de Miembro Activo del Grado 33º el 1º de julio de 1929.

Lugarteniente Gran Comendador a partir del año 1931, renunció al cargo al resultar electo Gran Maestro del Serenísimo Gran Oriente del Uruguay en 1933, en sustitución del Hermano Gabriel Terra (quien renunció poco antes del golpe de Estado del 31 de Marzo de ese año).

Soberano Gran Comendador entre 1935 y 1937, fue declarado Soberano Gran Comendador Ad Vitam el 25 de enero de 1937.

Colaboró -junto a sus Hermanos de la Logia Garibaldi- con el Gran Maestro, Dr. Julio Bastos, en el Levantamiento de Columnas en 1924 de la Logia Trabajo Nº 93 de la ciudad de Trinidad.

En su honor, dicho Taller, devenido a partir de 1935 en Triángulo, pasó a denominarse José Pedro Alaggia el 11 de Noviembre de 1937.

------------------------

HERMANO JUAN MANUEL BLANES

Juan Manuel Victorino Blanes, nació en Montevideo el 1º de Junio de 1830.

Comenzó como trabajador en una imprenta, trasladándose luego al litoral del país y a la Argentina, donde inició su labor como pintor.

En Entre Ríos, por encargo del Hermano Justo José de Urquiza, Blanes decoró el palacio San José, pintando sus victorias y el retrato de su familia, lo que ocupaba ocho paneles de más de dos metros de largo.

Vuelto a Montevideo, continúo con su labor pictórica, recibiendo una beca para estudiar en Europa.

A su regreso, pintó El episodio de la fiebre amarilla, encomendado por la Masonería argentina en memoria de su primer Gran Maestro, Hermano José Roque Pérez y El Juramento de los Treinta y Tres, de más de cinco metros de largo por tres de alto.

Realizó además los retratos de varios presidentes de la República, El incendio del vapor América, en homenaje al gesto heroico del Hermano Luis Viale, y El asesinato de Florencio Varela, masón víctima de la mazorca rosista, entre otros.

Se inició en la Logia Fe Nro. 8 el 9 de diciembre de 1859. Obtuvo el grado de Compañero el 19 de junio de 1860 y el de Maestro el 14 de agosto de 1860.

Se afilió a la Logia Les Amis de la Patrie, el 10 de junio de 1872.

Falleció el 15 de abril de 1901 en Pisa, Italia, siendo sus restos repatriados el 19 de junio de ese año.

------------------------

HERMANO JULIO VILAMAJÓ y el simbolismo de la Rotonda.

Sucede muchas veces que alguien que viaja a tierras europeas se sorprende al ver la indiferencia del transeúnte ante la presencia de monumentos, que motivaron su viaje y son su objeto de admiración. La cotidianeidad, parienta de la costumbre, internaliza de tal manera el paisaje usual en nosotros, que nada deja librado a la observación y a la imaginación.
Cuentan que Belloni no quería que su monumento a la Carreta estuviera ubicado a la vista de todos, y que para verlo hubiera que visitarlo expresamente. Nosotros no tenemos la posibilidad de escapar a lo usual, pues la Rotonda está integrada a la vida cotidiana de la Institución y es lugar de paso y encuentro.

Pocas cosas son las que destacamos, más como curiosidad arquitectónica que como edificio masónico; solamente comentamos que las treinta y tres ventanas tendrán algún día la representación simbólica de los grados del Rito Escocés Antiguo y Aceptado y, lo que es peor, mostramos la particular acústica como fenómeno físico, olvidando o desconociendo el profundo significado simbólico que se expresa en cierto ritual de Emulación, que indica que es el centro adonde van los maestros en busca de los que han perdido.
Enfatizo que es tratando de combatir en mí esa tesitura, que comencé hace un tiempo a tratar de desentrañar algunas claves simbólicas que allí están.
No existe documentación de la época a mano, que pueda consultarse, lo que resulta una seria limitación de información que impide conocer el pensamiento original, a la vez que me permite una gran libertad para el análisis.
El archivo de la Gran Logia que guarda los legajos de los Hermanos pasados al Oriente Eterno o en sueños, tiene completo el que corresponde al Hermano Julio Vilamajó. Ese legajo no contiene referencias o informes que vinculen al autor con su obra.
Debemos entonces aceptar como fuente primera, la placa colocada en la Rotonda, que así lo indica, producto de documentación que existió y que no he sido capaz de encontrar, producto también del conocimiento que tuvieron Hermanos contemporáneos a la obra y por la convicción íntima de que una concepción simple y genial como la que es el motivo de este trabajo, solamente puede ser hija de un iniciado maestro en Arquitectura.
Las referencias que he de hacer sobre el Hermano Vilamajó estarán repartidas en tres partes, a saber: Su vida, Su obra y Maestro Masón.

  • El Hermano Julio Vilamajó - Su vida

Julio Vilamajó Echaniz nació en Montevideo el 1° de julio de 1894. Era hijo de Ramón Vilamajó, oriundo de Perpignan (Francia) y de Eustaquia Echaniz, oriunda de San Sebastián (España). Tuvo dos hermanos que fueron Ramón y Estrella.
Aprende las primeras letras en la escuela de Agraciada y Asencio, pasando, luego de completar el ciclo primario, a realizar el ciclo secundario en la Universidad. Al completar el segundo ciclo, pasa a la Facultad de Matemáticas que, en aquel tiempo agrupaba las carreras de Arquitecto, Ingeniero y Agrimensor.
Alumno de brillantes condiciones y calificación, recibe su título de arquitecto el 24 de diciembre de 1915, cuando le faltaban meses para alcanzar la edad de veinte años.
Este año de 1915 es trascendente pues, por iniciativa del Ministro de Instrucción Pública de la época Dr. Baltazar Brum, se envía al Parlamento un proyecto de ley por el que se separa el Consejo de la Facultad de Matemáticas en dos: uno para Ingeniería y Agrimensura y otro para Arquitectura. El miembro informante de la Cámara Dr. José F. Arias, quien era miembro activo de la Logia Razón donde es siempre recordado, recomienda separar las Facultades y no solo los Consejos, por lo que por ley de noviembre de ese año, se creó la Facultad de Arquitectura.
Debe destacarse que la enseñanza de la arquitectura en nuestro país era del tipo académico basada en la impartida en L'Ecole des Beaux Arts de Paris, para lo que nuestro gobierno había encargado a nuestro Embajador en Francia que contratara a un egresado de tan renombrada escuela, para que enseñara y orientara en nuestro país. La elección recayó en Joseph Carré, de imborrable memoria entre nosotros, que influyó en forma profunda en nuestro Hermano.
Comienza enseguida su actividad profesional, que une, a partir de 1917, con actividad docente, ya que ejerce como profesor adjunto de Proyectos de Arquitectura. Dispuesto a concursar por el "Gran Premio", lo hizo en 1920 con un proyecto referido a un presunto "Palacio de la Naciones", con el que obtiene en ese mismo año, el "Primer Premio" que lo hace acreedor a un viaje de estudios a Europa. Retarda su partida casi un año y cuando lo comenzó lo hizo por Francia, en plena reconstrucción luego de terminada la Primera Guerra Mundial, donde se interesa por las soluciones de producción masiva de viviendas que, inclusive, lo llevó a colaborar con una firma francesa.
Atraído por las posibilidades que le brinda París, disfruta de las diversas actividades y manifestaciones culturales que tiene a su alcance. En esta estadía europea de casi cuatro años, su próximo destino fue España, a la que penetra por Perpignan, el lar paterno, para seguir por Cataluña y luego Andalucía, de lo que quedan hermosas acuarelas, sanguinas y expresivos croquis al lápiz-carbón.
Estando en Andalucía, aprovecha para conocer Marruecos, Argelia y Túnez. Luego visitó Italia, de la que admira especialmente los jardines y, desde allí viaja a Grecia. Regresa en noviembre de 1924 pues su familia le ha enviado el pasaje de regreso, en lugar de las partidas para hacerlo, que él siempre gastaba en conocer cosas nuevas. Ellos temían que, de prolongarse su viaje que no era ya su beca, terminada hacía tiempo, él se quedara permanentemente en Europa. Fue afortunado pues aquí lo seguía esperando pacientemente su novia de los tiempos de estudiante, Mercedes Pulido, con quién se casó en mayo de 1930.
Al regreso de su viaje retoma la actividad profesional en forma individual. Las obras de este periodo se caracterizan por un marcado acento hispánico, del que va evolucionando hacia lo que se denomina la arquitectura moderna o renovadora, de la que continua para alcanzar el periodo que un connotado  Arquitecto denominó autenticista y que define de la siguiente manera: "... pues en él, Vilamajó, en pleno apogeo de sus facultades llega a conformar un lenguaje propio: las obras que lo ejemplifican demuestran una personalidad innegable y de gran calidad."
El prestigio que había alcanzado a ésta altura de su vida hace que sea elegido para integrar el Cuerpo Asesor para la realización del edificio de las Naciones Unidas en Nueva York. Este cuerpo fue conformado por diez arquitectos de los más afamados en el mundo, correspondiéndoles a América Latina la elección de dos: el brasileño Osear Niemeyer y él.
Artista de múltiples facetas, se distinguió no solo en Arquitectura, sino también en diversas técnicas de Arte, como ser óleo, acuarela, pastel, lápiz-carbón, dibujo a pluma, aguafuerte, litografía, punta seca, fotografía, cine, dibujos animados, tallas en cristal, etc.
Muerto el 12 de abril de 1948, las palabras que siguen a continuación y que son de su autoría, pueden servir de testamento artístico: "No hay que olvidarse que el corazón existe y que el es el único que puede otorgar grandeza a los propósitos. Todos aquellos que se dejan arrastrar por concepciones cerebrales, solo harán pequeñas cosas que al poco tiempo no se reconocerán".

  • El Hermano Julio Vilamajó - Su obra

Hemos de utilizar como guía la clasificación que un connotado Arquitecto hace de la obra del Hermano Vilamajó, que identifica un primer periodo que va desde su graduación hasta su ida a Europa en calidad de becario y en la que no se destaca un estilo definido que pueda caracterizarlo. De este periodo se destacan la decoración de la sala de actos del Ateneo de Montevideo y la remodelación del edificio del liceo  José E. Rodó, así como varias viviendas.
El segundo periodo se identifica con su regreso de Europa en 1924 y el año 1928. A diferencia del primer período, trabaja solo y desde el punto de vista estilístico, se caracteriza por una clara influencia casi exclusiva del arte peninsular. Se destaca de este periodo, el "Palacio Santa Lucía" en la calle Santiago de Chile.
El tercer período es un momento de transición en el que paulatinamente comienza a desprenderse de los resabios historicistas para ir hacia lo renovador. Los ejemplos más notorios de este periodo son su propia vivienda y la sucursal Gral. Flores del banco de la República. De su casa se puede decir que su decoración exterior es de clara inspiración salamantina (la casa de las conchas) donde se modera la austeridad del muro con conchas de Santiago. Lo mismo ocurre con la sucursal bancaria de la que el Arquitecto Mariano Arana dice: "Lo que difícilmente pueda cuestionarse en este caso, son los valores estéticos, la calidad de la ejecución y la contundencia urbana que esta creación posee...".
Por último, se reconoce un cuarto periodo en el cual Vilamajó se volcó a la corriente renovadora, de la que resultaron obras de gran calidad y personalidad. Basta recordar entre otras al Monumento a la Confraternidad Argentino-Uruguaya de Buenos Aires, a la Facultad de Ingeniería, al Mesón de las Cañas, al ventorrillo de la Buena Vista y al hotel El Mirador de Colonia.
Es conveniente transcribir aquí conceptos contenidos en un artículo de los arquitectos Boero y Perossio, pues hace referencia a la armonización de la obra de Vilamajó con el entorno, cualidad evidente en la Rotonda y el Palacio Masónico: "... la gran virtud de estos edificios es la de encontrar en el diseño la capacidad de articularse con la morfología existente, reafirmando la transformación edilicia de la ciudad, esta es entendida como un estímulo al proyecto, que requiere para su correcta solución ser abordado desde una visión no restrictiva..."
Lo expresó magistralmente nuestro Hermano en esta forma: "No se puede proceder con el criterio del historiador-arqueólogo que es tan solo un recopilador de datos... no se trata pues de imitar la idea, sino de buscar la idea..."

Debo destacar que en las listas de obras realizadas por el Hermano Vilamajó, ya sea en forma individual como en forma compartida, no se encuentra referencia a la obra que nos ocupa.
Sin embargo, su vinculación con la Orden, por lo menos en el plano profesional es bastante anterior a su Iniciación, como puede comprobarse en el archivo edilicio que custodia el Vice Gran Maestro, ya que en el se encuentra un plano de la . reforma sanitaria y eléctrica del Palacio Masónico, que data de 1940. Pertenece a la empresa SUNEY ,y que está firmado por los arquitectos Vilamajó y Ricón, este último fue Presidente de la Sociedad Uruguaya de Enseñanza José pedro Várela.
La Arquitecta Perdomo expresó sobre la obra de Vilamajó: "Quizá una de las claves de la vigencia expresiva de la poética de Vilamajó en las obras analizadas, esté el difícil equilibrio entre las características de un nuevo tiempo y aquellas que tienden lazos con el pasado. Aunque también, especialmente significativas para interpretar su obra, parecen llegar a través de los tiempos aquellas palabras suyas: 'Por suerte la naturaleza mantiene dentro nuestro algo de la intuición primitiva. Porque, que sería del mundo donde todo fuera explicado o tuviera necesidad de una explicación. Detestable, detestable. La magia existe, tiene que existir, para perfumar la vida y por más que la ciencia chance por matar a su madre la Magia: no podrá. Siempre habrá magos o genios que se encargarán que esto no suceda'. Envueltos en el perfume mágico que en sus obras, su genio nos legó, quedan sin duda, abiertos hacia el futuro caminos aún no explorados de expresión en ese arte que el mismo definió como la cara pétrea de la humanidad."

  • El Hermano Julio Vilamajó, Maestro Masón

En ocasión de cumplirse el centenario del nacimiento de este recordado Hermano en 1994, se publicó un interesante estudio con el título "Vida y Obra de Julio Vilamajó", escrito por el arquitecto César Loustau, que contiene un inestimable caudal de información, comentarios y apreciaciones que usaremos en éste trabajo.
Dice Loustau que: "... En su época, pocas personas sabían a que corriente política, filosófica o religiosa pertenecía. Era batllista; no obstante, colaboró profesionalmente con el Rincón del Bonete (hoy represa Dr. Gabriel Terra). Era masón, cosa que, naturalmente, era desconocida hasta por sus más próximos amigos y, en realidad, cobró estado público en ocasión de su muerte. ...Filosóficamente pertenecía a la corriente liberal y, en general, podemos decir que su espíritu era abierto a todas las tendencias."

Luego que regresara sin mácula la Circular de profanos N° 232, la Gran Maestría autoriza el 8 de septiembre de 1944 su iniciación en la Logia Filadelfia. El documento que se encuentra en el legajo correspondiente existente en el archivo de la Gran Logia, está firmado por el Gran Maestro Armando R. Lerma y por el Gran Secretario del Interior de la epoca.
Ese mismo 8 de septiembre es iniciado el Hermano Vilamajó, siendo el Venerable Maestro de la Logia Filadelfia el Hermano Eduardo Bastos, hijo del inolvidable Julio Bastos y el primero de los firmantes del Manifiesto dirigido al Pueblo Masónico de agosto de 1930, que reseña la constitución de la Gran Logia Simbólica del Uruguay, consecuencia de la fractura institucional de ese año, producto del rechazo y sanción por parte de la Gran Maestría del proyecto presentado por nuestra Logia Razón para la realización de un Congreso Masónico Nacional, como adhesión de nuestra Obediencia al Centenario de la Independencia de nuestra República.
El Hermano Julio Vilamajó le había solicitado en junio de 1944 a los Hermanos Velarde Pérez Fontana y Américo Perea que lo presentaran en la Masonería y había declarado por escrito que: "Declaro que no soy partidario ni mero simpatizante de los regímenes totalitarios conocidos bajo denominación de: NAZISMO, FASCISMO, FALANGISMO y COMUNISMO... a los cuales, en mi calidad de DEMÓCRATA, repudio ampliamente”.
El 21 de diciembre de 1944 es colado al 2o grado y el 27 de junio de 1945 es exaltado al 3er grado. Con fecha 14 de abril de 1948  la Logia. Filadelfia, por medio de plancha firmada por su Secretario, comunica con pesar al Gran Secretario del Interior Respetable Hermano Saúl Cestau, el pasaje al Oriente Eterno del Hermano Vilamajó, el 12 de abril.
Se dice en el Anecdotario de la obra que ya he citado que don José Trinchín, gran amigo de don Julio le relató lo siguiente: “..en el acto del sepelio - en el momento en que descendían el ataúd por la escalera y arribaban a la puerta de entrada - el cielo se despejó de pronto, destacándose nítidamente no uno, sino tres arco iris, de una belleza inigualada; parecía que querían señalar muy especialmente el día de su pasaje a la inmortalidad.”
Sin dudar de la veracidad de la fuente ni hacer un juicio de valor sobre el hecho descrito, que puede atribuirse a la sensibilidad del que lo observó, no cabe duda que puede interpretarse como otra de las alegorías que guían nuestro trabajo iniciático en la construcción del Templo a la Gloria del Gran Arquitecto del Universo.  
Era un pensador sutil nuestro Hermano, que dejó trazas de Arte Real en sus escritos, como el que sigue y que se encuentra en una carta que envió a su discípulo y amigo Arquitecto Guillermo Jones Odriozola, a fines de 1946. Dice: "Trabajar... En qué?  Bien podríamos trabajar en lo nuestro: Arquitectura, trabajar para que esa vieja palabra adquiera su sentido. Hoy la sustituyen por planificación.

Pero esta palabra, por su vaguedad, no puede producir cosas incrustadas en el tiempo espiritual. En éste escribir a la vuela pluma hago un alto, y se me ocurre que planificación es un alto en el camino de la Arquitectura. Planificación solo se refiere a necesidades materiales del hombre para crear mitos, que luego se traduzcan en temas arquitectónicos del orden monumental. Necesitamos magos. Necesitamos un renacimiento de la magia, para vivir en un mundo ajustado donde reine el optimismo y la seguridad de vivir (un mundo donde los dioses nos sean propicios), o sea, vivir bajo un viejo lema que en los últimos tiempos modernos se ha traducido en Libertad, Igualdad y Fraternidad. Cuando los magos hayan creado el ambiente propicio, la planificación será Arquitectura...".

  • Algunas precisiones iniciales

Hay ciertas áreas del Palacio Masónico que tienen su nombre en el lenguaje usual o familiar de los que visitamos con frecuencia la "Casa Grande". Es, entonces, que nos resulta comprensible lo de trabajar abajo, Pasos Perdidos o la Rotonda. Existe en esas expresiones algo que incluye la función o la ceremoniosidad que aquella determina.
Sin embargo, la Rotonda, por la obligatoriedad de paso que implica su ubicación se ha convertido en algo tan común a nosotros, que la consideramos como simple lugar de paso.
Comencemos por el nombre, la Rotonda. La duda de la pertinencia me llevó a la búsqueda en un diccionario; he encontrado que la definición hace al nombre correcto, pues rotonda es una sala o cuarto circular de paredes altas, especialmente si está cubierto por un domo, dentro de un edificio.
No es parte original del edificio primero, ya que se realizó en la segunda mitad de la década de 1940, sin poder precisar la fecha con más exactitud, dado que ha sido imposible encontrar planos, memoria descriptiva, actas u otra documentación que permitiese un estudio y no una especulación. Salvo algún elemento simbólico muy obvio, como las treinta y tres ventanas, pretendo desentrañar o mejor interpretar a mi criterio, las claves contenidas.
La consulta a Hermanos iniciados en la década citada, me permite decir que en 1943 todavía existía el viejo patio cuadrado y con columnas, que figura en el plano de 1940 y que en 1948 el edificio ya tenía la Rotonda. Se me ha referido en forma autentica  que el Soberano Gran Comendador de la época, José Mautone Falco, tuvo importante papel, seguramente referido a la simbología, en la construcción de la misma.

Ninguna de las catalogaciones de las obras del Hermano Vilamajó que hemos consultado, hace referencia a esta obra, siendo notorias del período considerado el Mesón de las Cañas y el Ventorrillo de la Buena Vista. Podemos decir que es obra interna, de valor iniciático sujeta al lema "Silencio, silencio, silencio".
Para el análisis de los símbolos, es necesario establecer un sistema que permita a los Hermanos comprender con claridad tal exposición. Creo que lo mejor es referirse a la formación profesional del Hermano Vilamajó y que tiene directa conexión con l'Ecole des Beaux Arts de París y de M. Joseph Carré, su egresado y aquí recordado Profesor. El, "hizo de la docencia la razón de su vida y a ella dedicó todos sus esfuerzos. La simiente que sembró cayó generalmente en tierra fértil, como lo fue sin dudas en el caso de Vilamajó". Con Monsieur Carré, aprendió los rudimentos de la composición a la usanza de la Academia: los famosos "axes" (ejes) debían comandar todo y el equilibrio en general era obtenido en base a la simetría: esta era el expediente seguro al que se recurría más frecuentemente."
Estableceré así, siguiendo el criterio anterior, un sistema de tres ejes, a saber: 1) un eje longitudinal que va desde la puerta principal hasta el Gran Templo; 2) un eje transversal que va desde la Secretaría del Interior hasta la Administración y, por último; 3) un eje vertical que va desde el centro de la cúpula hasta el centro de la Rotonda.

  • El Eje Transversal

Como hemos escrito, este eje permite describir el espacio que va desde la Secretaria del Interior hasta la Administración. Comprende los dos pasillos laterales, la circunferencia de la Rotonda y su centro, el de la particularidad acústica.
Decía Albert Pike, en una alocución para el día de San Juan (Heredom - Volumen 8) que un masón reflexivo verá en los emblemas y símbolos que adornan su logia, distintas referencias a la antigua fe del hombre. A su alrededor encuentra símbolos de los fenómenos celestes, los que a su vez son símbolos de elevadas verdades. El, en su iniciación, imita al sol al seguir su curso. El punto dentro del círculo representa la gran luminaria de los cielos. Las dos líneas paralelas que lo limitan son los trópicos de Cáncer y Capricornio que señalan el máximo desplazamiento del sol en su marcha anual hacia el norte y el sur.

Debe destacarse que la Astronomía y Navegación el símbolo asignado al Sol es un círculo con un punto en el centro.
Aibert Pike (1809-91) fue Soberano Gran Comendador de la jurisdicción sur de los EE.UU., 1er Supremo Consejo del Rito Escocés Antiguo Y Aceptado del Mundo, del que se cumple éste año el 200e aniversario. Redactó los nuevos rituales de los grados 4o al 32°, que son aún hoy los más usados en el mundo masónico escocesista.
Es el círculo símbolo de eternidad pues no tiene fin ni principio. En muchos de los templos masónicos se le representa por el Ouroboros o sea el dragón que sostiene en su boca el extremo de su cola. Es el antiguo símbolo de la eternidad, la naturaleza repetitiva del destino y de la auto perpetuación. Es usado en el estandarte del Soberano Gran Comendador y en el Gran Templo de la Gran Logia Unida de Inglaterra se encuentra a Occidente, arriba, sobre el Teorema de Pitágoras o Proposición N° 47 de Euclides, padres de la Geometría, entre dos columnas. Dice Colin Dyer (Symbolism in Craft Freemasonry - 1983) que el punto dentro del círculo se puede encontrar en tempranas referencias masónicas, pero es recién hacia fines del siglo XVIII se encuentra el símbolo completo. Las dos líneas paralelas representaban en tiempos anteriores a la unión de 1813, los dos grandes paralelos de la Masonería, los San Juanes, el Bautista y el Evangelista, patronos de los masones medievales, cuyas fiestas se celebran el 24 de junio y el 27 de diciembre, convenientemente separadas seis meses y coincidentes con los solsticios, fechas en las que realizamos las instalaciones de autoridades.
Dice un olvidado retejador de 1802 que el círculo está limitado en el Norte y en el Sur por dos líneas paralelas; se dice que la del Norte representa a San Juan el Bautista y que la del Sur representa a San Juan el Evangelista. Esa disposición la encontramos claramente en el conjunto de los corredores laterales y la Rotonda, que la limitan al norte y al sur destacándose que es en el solsticio austral (27 de diciembre) que realizamos la Posa de Gran Maestro.
Una vieja fuente masónica norteamericana informa que el centro representa al Gran Arquitecto; el círculo indica el circuito anual del Sol; las líneas paralelas marcan los solsticios que limitan ese circuito. El masón, se comporta con sujeción a esos límites o linderos. El masón, al sujetarse a esos linderos, no se extraviará en el camino del deber.
En suma, este par de opuestos limita el círculo completo de la existencia humana. Realizado con el compás, las tangentes a la vez que paralelas, deben trazarse a escuadra pues son ellas perpendiculares al diámetro que une ambos solsticios.
Recuerda Harry Carr (The Freemason at Work - 1992) que el Profeta Isaías usó el círculo para simbolizar al mundo, lo que ha seguido usándose en el mismo sentido; agrega  que si visualizamos al  punto en  el  centro como al masón tomado individualmente, estamos colocados en forma equidistante a la circunferencia lo que es una lección de igualdad.

En ritos simbólicos diversos, este símbolo corresponde al grado de maestro, lo que nos limita el tratamiento de ese capítulo, dado que el presente trabajo está escrito para ser leído en primer grado. Sin embargo, en el centro de la Rotonda se escueta perfectamente lo dicho en cualquier parte de ella, por más bajo que se diga; toda» las palabras allí concurren.
Otra cosa más: el diámetro de la Rotonda es de 9 mts., número caro para los maestros.

  • El Eje Longitudinal

Este eje recorre de este a oeste, desde la puerta principal del Palacio, hasta el trono del Gran Templo, coincidiendo con la marcha diaria del Sol, tal como lo percibimos, lo que es aparente, pues es producto de la rotación terrestre.
De no existir obstáculos visuales al otro lado de la calle, el Sol se vería salir -parados en el centro de la Rotonda - a través de la puerta principal los días de los equinoccios de otoño y primavera.
Este efecto creo que es más fortuito que buscado, ya que Bulevar Artigas está trazada precisamente de norte a sur y nuestro predio le es perpendicular. En todo caso, podemos decir que es una muy feliz circunstancia.
Luego de traspasar la puerta principal, accedemos a la Rotonda luego de pasar una doble cancel, cuya abertura es de la misma dimensión que las que dan paso a los corredores laterales y a la de la estufa-panel, que fuera en otro tiempo hogar a leña, a contra cara de la similar de Pasos Perdidos. De haber existido un pasaje en ese lugar, los movimientos internos de los Hermanos no serían tan discretos como lo son en la actualidad. Sin embargo, en vez de pared, lo que igual lograría el efecto de discreción, la estufa completa una figura que estructurada con el punto en el centro del círculo, permite percibir la representación de una cruz templaría. Esta consiste en cuatro brazos de forma triangular, también llamada pattée que como blasón define a las piezas cuyos extremos van ensanchándose.

Explica jim Tresner (Vested in Glory - 2000) que esta cruz le fue dada a la Orden Templaría por el Papa Eugenio III hacia 1146. El color de la cruz es rojo en reconocimiento del constante riesgo de martirio a que se exponían los Caballeros (pobres Caballeros de Cristo guardianes del Templo de Salomón). El simbolismo de esta cruz deriva de la forma de los cuatro brazos, de forma triangular similar a los signos de los elementos tierra, aire, agua y fuego, lo que se supone componen todo en el Universo.

Debe destacarse que al plegarse los brazos triangulares sobre si mismos, forman una pirámide de base cuadrada.
Las capillas templarías fueron generalmente circulares como es el caso de la de Tomar en Portugal, u octogonales como es el caso de la de Eunate, España, tal como nos muestra  Louis Charpentier (Les mystéres templiers -   1967).  No obstante no parece que la forma les sea original.
Poco antes del 800, o sea 300 años antes de la creación de la Orden del Temple, Carlomagno emprendió en Aix-la-Chapelle la construcción de una basílica octogonal con cúpula, imitando las iglesias del Imperio romano de Oriente, que era la primera construcción de ese estilo, al norte de los Alpes. Inspirada en la iglesia octogonal con cúpula de San Vitale, de Ravenna, asimila el estilo bizantino de ésta. Alrededor del octógono y por debajo de la cúpula, tiene una intrigante leyenda en latín que parcialmente dice: Desde que las piedras vivientes han sido reunidas en pacífica armonía / y que todos los números y medidas están de acuerdo / el trabajo del Señor que construyó esta sala brillará / ., como lo relata Norman Davies (Europe: a history - 1997). Debemos recordar que los Hermanos de Jurisdicción inglesa llaman piedras móviles a los masones, pues se integran al edificio que construimos a la Gloria del Gran Arquitecto del Universo.
El último símbolo que trataré sobre este eje nos es obvio; por el contrario, es bastante complejo. Por ello he de apoyarme en una publicación de Scottish Rite Research Society del Supremo Consejo de la Jurisdicción sur de USA, "Vested in Glory", por Jim Tresner, 2000.
Si visualizamos el conjunto principal del Palacio Masónico, o sea la Rotonda, Pasos Perdidos y el Gran Templo, encontramos que forman una cruz ansada o egipcia, en forma de cruz de San Antonio anillada, también llamada Ankh.
Este símbolo que puede verse con frecuencia en templos y tumbas del Antiguo Egipto, portado por dioses y diosas, significaba la vida, o con más precisión vida que emana de la deidad.
Albert Pike, al rescribir los rituales a mediados del siglo XIX, correspondientes a nuestro Rito, destaca en uno de los grados a la diosa Maat, armada de una pluma para pesar y así juzgar las almas. Maat significa verdad, pero la diosa es más que eso; también se interpreta como corrección esencial de las cosas, la armonía y el equilibrio universal y el recto comportamiento que lleva a ese equilibrio.

La Casa del Templo, sede del Rito Escocés Antiguo y Aceptado en Washington D. C, es en su arquitectura un balance de elementos griegos y de elementos egipcios, o lo que es lo mismo, un balance entre racionalismo y misticismo.

  • El Eje Vertical

Este eje va desde el centro de la cúpula de la Rotonda, pasa por el punto acústico de la misma y termina al centro del Templo del Supremo Consejo.
La cúpula semi esférica, clara representación de la esfera celeste, está sostenida por treinta y tres ventanas, que dice la tradición oral tuvieron por objeto llevar los símbolos de cada grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado hecho que nunca se ha producido.
La circunferencia de cemento, encuadrada perfectamente en el cuadrado original del patio de columnas - tanto que solo se aprecia desde la Rotonda - tiene la superficie vertical dividida entre un espacio blanco y un alto friso de mármol negro.
El símbolo directo aparece claro y tiene el mismo significado que el piso del templo. Dice Albert Pike que el blanco es indicación de armonía, luz, justicia, pureza, mientras que el negro lo es de tristeza, pérdida. A diferencia del piso del templo donde las baldosas blancas y negras se reparten por igual la superficie, en el espacio que estamos considerando el blanco está encima del negro, lo que parece significar o augurar el triunfo de la luz sobre las tinieblas. Una vez más, por no existir relación descriptiva o informe de la época, no se sabe si el friso de mármol es contemporáneo o posterior a la construcción de la Rotonda; si fuese así, está muy bien logrado.
En este ejercicio de imaginación en el que estamos sumergidos, cabe por lo menos otra interpretación, veámosla.
El beaucéant se cree que fue el pendón de combate y el grito de reunión de los Caballeros Templarios medievales. Se dice que los dos colores - blanco y negro - y de acuerdo con "A reference book for Freemasons", denotaban que estos eran fieros con sus enemigos y confiables con sus amigos. La palabra y el pendón subsisten en la Orden masónica del Templo. Para la publicación escocista o escocesista de USA "Vested in Glory", beauseant es en nuestra liturgia reconciliación, combinación, describiendo al pendón con el negro arriba y el blanco abajo.
Refiriéndose a la constitución de la casa del Gran Maestre de la Orden del Temple, Luois Charpentier en "Les mystéres templiers" escribe que el bausséant, mitad negro y mitad blanco, lo acompañaba siendo en la batalla pivote de combate y en el campamento ondeaba sobre su tienda.

Es posible, dice, que este estandarte tuviese un significado esotérico. Hay alguna leyenda que indica que pudo haber sido compuesto de cuadrados negros y blancos. La ortografía de la palabra baussant es la que utiliza cada autor que ha sido citado.
Debajo de la Rotonda se encuentra en el templo del Supremo Consejo del Grado 33° del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para la República Oriental del Uruguay. De planta cuadrada, en su centro tiene el Ara que, proyectado verticalmente coincide con el punto acústico de aquella, lo que no creo que sea coincidencia.
En este tipo de trazados se corre ciertamente el riesgo de levantar demasiado la punta del velo que cubre nuestros misterios, así que me limitaré en este caso a transcribir casi íntegramente el ítem "Vault" (bóveda), incluido en la publicación "A reference book for Freemasons77 de Frederyck Smith, edición de Quatour Coronati Correspondence Circle, 1998.
Dice: ''La bóveda figura en varios grados y Ordenes masónicos, notablemente en el Arco Real. ... La leyenda familiar a los masones del Arco Real existe en forma escrita tan temprano como el siglo cuarto de nuestra era. El Ecclesiastical History de Philostorgius (nacido hacia el 364 DC), en una traducción (al Inglés) de 1855, registra que Juliano el Apóstata (Emperador romano, 331-63) ordenó la reconstrucción de la ciudad de jerusalen, en el curso de la cual se descubrió una cueva horadada en la piedra. Un trabajador fue bajado por medio de cuerdas, quien encontró al llegar al fondo que el agua estancada le alcanzaba a las rodillas. También descubrió que la cámara era un cuadrado perfecto, que tenía en su centro una columna sobre la que había un libro envuelto en fino lino. Cuando el trabajador fue izado a la superficie, todos se asombraron del estado de conservación del libro, que era inconsistente con las condiciones en que había sido encontrado. Las primeras palabras que vieron fueron: En el principio fue el Verbo. El libro contenía enteramente el Evangelio de San Juan."
Es apropiado recordar que nuestra reglamentación vigente, con referencia a la forma de vestir el Ara, recomienda abrir el Libro de la Ley Sagrada en dicho Evangelio.

  • Reflexiones y descargos finales

Los Hermanos es bueno repetirlo, tendrán en cuenta que el presente trazado es producto de la observación y el análisis personal, sin documentación que sustente el criterio original del o los autores.

No debe descartarse la posibilidad de que esta aparezca en el futuro y entonces sabremos cual fue el criterio de diseño. Sin embargo, lo que hoy analizamos está allí, fuere su logro buscado o fortuito. Seguramente hay otras claves simbólicas que no he percibido, u otras explicaciones que no he tenido en cuenta, por lo que les planteo el desafío de continuar investigando y, por sobre todo, participarlo. Estas son obras de colmena y no de águila.
Hemos hecho un ejercicio de Geometría Descriptiva, al estilo de que Gaspard Monge describió en una publicación de Hachette de 1811, y de L'Ecole des Beaux Arts, formadora del Hermano Vilamajó.
Escribió el Hermano Pedro Figari lo que sigue, que puede leerse en el tomo I de su obra "Arte, Estética, Ideal": "Cada cual piensa a su manera; no obstante, si se medita un momento, se ve que no hay obras de arte tan características como las que se realizan en el orden del conocimiento, que son las que rectifiquen y mejoran las formas primitivas de acción, adaptando mas racionalmente el hombre al mundo exterior y facilitando su evolución natural. La gran obra de arte es, pues, la civilización; obra en lo que no se sabe con certeza - en medio del desacuerdo general de las ideas - quien ha hecho algo, ni quien ha hecho más."
La Rotonda merece ese párrafo magnífico y el Hermano Julio Vilamajó también merece aquello de William Shakespeare en "Coriolano": "Usted ha hecho un buen trabajo, usted y sus hombres de mandil."

QUE ASÍ SEA.

Autor: Pedro Retamoso - Soberano Gran Comendador - Ex. Venerable Gran Maestro

HERMANO LÉON MICHEL GAMBETTA

Político francés, nacido en Cahors el 2 de abril de 1838, el Hermano Léon Michel Gambetta, fue abogado y periodista. Electo diputado en 1869 por Marsella, pasó a liderar a los republicanos radicales contra Napoleón III. Elaboró un programa basado en el sufragio universal, la supresión de los títulos, la elección de los funcionarios y la supresión del ejército. En 1870, tras la derrota francesa frente a Prusia en Sedán, le correspondió proclamar la III República, siendo ministro del Interior del gobierno de defensa nacional entre el 4 de septiembre de 1870 y el 6 de febrero de 1871.

Derrotada la resistencia en París, debió abandonar la ciudad en globo, siguiendo al  gobierno instalado primero en Tours y luego en Burdeos, hasta la firma del armisticio de 1871.

Del 8 de febrero al 1 de marzo de 1871 fue diputado por el departamento del Bajo Rin, en Alsacia, abandonando la Asamblea Nacional en protesta por la cesión de Alsacia y Lorena a Alemania. Reelegido en julio de 1871 por el departamento del Sena, apoyó a Adolphe Thiers frente a los monárquicos. Líder de los republicanos radicales y anticlericales, votó la constitución de 1875.

Fue presidente de la Cámara de los Diputados entre 1879 y 1881 y jefe de gobierno y ministro de Asuntos Exteriores del 14 de noviembre de 1881 al 27 de enero de 1882.

Gran orador de ideas democráticas y anticlericales, y tuvo gran influencia sobre los gobiernos radicales de su época.

Falleció en Ville-d'Avray (Altos del Sena) el 31 de diciembre de 1882.

Fue iniciado en 1869 en la Logia La Réforme de Marsella, integrante del Gran Oriente de Francia.

Desde el 11 de noviembre de 1920, su corazón –colocado en una urna masónica- está depositado bajo el Arco de Triunfo, en París.

-------------------

HERMANO LEANDRO GÓMEZ

El tema escogido para dirigirme a ustedes en tan solemne ocasión tiene como finalidad de brindar un merecido y apropiado homenaje al “Hermano Leandro Gómez”.
Para mi es un honor ocupar el sitial de la elocuencia para tributar un justo homenaje a una de las figuras más importantes de la Masonería del Uruguay.
En esta ocasión procuraremos poner de manifiesto el accionar de un Hermano Masón que durante toda su vida hizo un culto a la virtud, por lo que exaltó y honró las doctrinas y principios que rigen nuestra conducta moral y el conjunto de principios de nuestra Augusta Institución.

ENTRE LOS PRIMEROS DEFENSORES DE JOSÉ ARTIGAS
Nació el 13 de marzo de 1811 en el seno de la familia Gómez-Calvo, en la ciudad de Montevideo, cuando había comenzado la “admirable alarma” como expresara Artigas. Pasó sus primeros tiempos en una ciudad sitiada, como va a pasar los últimos meses de su vida en otra ciudad también sitiada. En esto encontramos una coincidencia, pero la divergencia era mayor, mientras que el alzamiento artiguista pretendía instaurar un sistema republicano democrático y federal de gobierno, procurando establecer un régimen de amplias libertades, del más puro pensamiento masónico. En cambio, en el sitio que soportó y en el que ofrendó su vida, fue para evitar que el país, sufriera la pérdida de la libertad e independencia, y al decir de un Respetable Hermano, para: impedir que triunfara la barbarie sobre la civilización” que representaba el gobierno legítimamente constituido y al frente del cual se encontraba Hermano Masón Atanasio Cruz Aguirre.
A diferencia de otros descendientes de españoles que nunca perdonaron a Artigas, sus ideas, sus acciones, el Hermano Leandro Gómez, a medida que pasaba el tiempo fue forjando su admiración y reconocimiento por el prócer uruguayo. Fue uno de los que luchó contra la leyenda negra que se había generado en torno a Artigas a quien consideraban poco menos que un salteador de caminos y un asesino, y no le reconocían sus méritos, la magnitud de su obra política e institucional, la nobleza de su alma, y el espíritu profundo que guiaba sus actos, así como las dotes de estadista y un precursor de los nuevos tiempos, no solo en Uruguay sino también en la región platense.
No era fácil en la época defender a la figura de Artigas, pero el Hermano Leandro Gómez, se enfrentó con valentía y decisión inquebrantables, absolutamente convencido en el triunfo de la verdad histórica sobre el caudillo oriental, y logró ir desbrozando el camino para el reconocimiento de la figura del prócer uruguayo.
Precisamente, fueron los Hermanos Masones los que iniciaron el proceso de su vindicación pública. En efecto, por Ley N° 122 de 23 de mayo de 1836, promulgada por el Presidente de la República el Hermano Masón Manuel Oribe, se reconocían los servicios destacados del prócer José Artigas, al concederle una porción de tierras en el actual Departamento de Salto.
En el año 1842, el Hermano Leandro Gómez había adquirido a costa de innumerables sacrificios económicos, la espada que la Provincia de Córdoba le regalara a Artigas en 1815, y generosamente, la ofreció al gobierno de la República presidido a la sazón por Rivera, acompañándola con una nota en la cual manifestaba que la donaba por ser la pertenencia de “uno de los primeros guerreros de la independencia de América” y que la misma había sido “En sus manos, el terror de los enemigos de la independencia y de la soberanía”. Y agregaba, refiriéndose a Artigas “Todos los hijos de esta tierra deben sentir la más profunda gratitud y veneración”. Sin embargo, los acontecimientos políticos de fines de ese año, impidieron que el gobierno aceptara el ofrecimiento y prosiguió teniéndola en su poder.
El 24 de mayo de 1849, el Presidente del Gobierno del Cerrito, el Hermano Manuel Oribe, por un Decreto estableció que en lo sucesivo, la llamada calle “De la Restauración” se denominará “Calle del General Artigas”. E igual denominación recibió una batería de la línea sitiadora, emplazada en el mismo lugar, donde en el año 1813, estuvo el “Reducto de Artigas”.
Otro Presidente de la República y también Hermano Masón Juan Francisco Giró, promulgó la Ley N° 330, de 5 de julio de 1853, que resolvió denominar con el nombre “Villa de Artigas” al pueblo conocido entonces por “Arredondo” y actualmente “Río Branco”.
La Ley N° 484 de 28 de junio de 1856, promulgada por otro Presidente Hermano Masón Gabriel Antonio Pereira establecía las honras fúnebres que se le deberían tributar al primer “Jefe de los Orientales, Gobernador y Capitán General, ciudadano don José Artigas”, disponiendo que sus restos fueran inhumados en un lugar destacado y preferente en el cementerio público. Dos nuevos decretos del 15 de noviembre de ese mismo año de 1856 establecían que el traslado de los restos debería hacerse con la solemnidad que corresponde a su clase y servicios prestados al país. Se agregaba que se fijaría en la lápida la siguiente inscripción: “Artigas: Fundador de la Nacionalidad Oriental”.
Con motivo de la inhumación de los restos de Artigas, en noviembre de 1856 Leandro Gómez, inició la publicación de una serie de artículos en el diario “La República”, sobre la personalidad y obra de José Artigas, y entregó la espada que había recuperado, y que le había sido entregada a Artigas, por la Provincia de Córdoba como muestra de su constante admiración. Decía en uno de esos artículos: “¿Qué ha hecho la Nación Oriental en honor a su gran patriarca, a aquel distinguido oriental que fue el primero que le enseñara un día el espinoso camino de la libertad y de la gloria, luchando enérgicamente, ya con la tiranía, y la denominación extranjera,…...?”.
Y finalizaba, aquel emocionante alegato con estas proféticas palabras: “Artigas formara parte de la educación de nuestros hijos”. Hoy vemos a 151 años de sus escritos, con preocupación, como cada día que pasa en nuestras aulas se enseña menos sobre Artigas y su magna obra de fundador de la nacionalidad oriental y nuestros hijos y nietos desconocen cada vez más su heroica gesta.
Posteriormente, el cronista de la Patria Vieja y destacado Hermano Masón don Isidoro de María publicó la primera biografía sobre Artigas, cuatro años después de la pública vindicación del caudillo oriental por el Hermano Leandro Gómez.

SU VINCULACIÓN CON LA MASONERÍA
En torno a su vinculación con los principios de la institución fraternal, seguramente, fue en el año 1824 en que residiendo en Buenos Aires trabó amistad con don Manuel Oribe, del que será en lo sucesivo, un ferviente admirador, así como un fiel colaborador y amigo.
Al igual que el Hermano don Manuel Oribe pertenecía a la corriente dentro del Liberalismo Político, denominado “republicanismo radical”, que calaba hondamente en el pensamiento masónico y que preconizaba: la necesidad de fortalecer las repúblicas en el mundo, que la felicidad de los pueblos no solo dependía de la forma de gobierno que se adoptase, sino particularmente de los rectos procederes de los gobernantes, del ejemplo que deberían dar con su conducta y comportamiento público y tener como fin, dignificar el cargo y ejercer la docencia práctica, mediante el ejercicio cotidiano de las virtudes cívicas.
Ante los acontecimientos políticos de 1836, se inclinó por el bando del Presidente Hermano don Manuel Oribe, e ingresó como soldado del 1er Batallón de Guardias Nacionales, alcanzando el grado de Teniente 1°.
Cuando las divisiones entre los orientales se hacían más intensas, en 1837 durante la Presidencia del Hermano Manuel Oribe, la Masonería entornó sus puertas, por el estado político del país, volviéndolas a abrir con posterioridad al fin de la Guerra Grande, a partir del año 1852.

En 1856 a instancias del Hermano Leandro Gómez,, tuvo lugar en Salto, la creación de la Escuela “Hirám” primera institución educativa en proporcionar enseñanza gratuita y laica para los hijos de masones y además de las familias necesitadas. Inició sus actividades con niños varones de más de 8 años de edad, brindando así una oportunidad de acceder a la educación a los hijos de familias de limitados recursos. A su ejemplo, se crearon otras escuelas similares en todo el interior de la República.
El 18 de noviembre de 1856 recibió el grado de Maestro del Rito Escocés Antiguo y Aceptado en la Augusta y Respetable Logia “FE” al Oriente de Montevideo, la que había levantado columnas el 3 de agosto de ese año y en el que compartieron los Trabajos con el Respetable Hermano Jacinto Párraga, héroe de la defensa de Florida y que fuera fusilado el 4 de agosto de 1864, iniciando un camino que pronto recorrería nuestro homenajeado, en menos de cinco meses.
En 1857, cuando la epidemia de fiebre amarilla azotaba a la ciudad de Montevideo, fue uno de los primeros en trabajar en la “Sociedad Filantrópica”, institución fundada en nuestros Talleres y que agrupó en su seno a tantos Hermanos que en el combate de ese flagelo dieron lo mejor de si, ofrendando sus vidas como ocurrió con el Respetable Hermano Miguel Teodoro Vilardebó. En esa etapa desarrolló una denodada como encomiable labor en auxilio de los habitantes de la Capital, exponiendo su vida a diario al contagio de la epidemia, tratando de mitigar, el dolor y la pobreza de los desposeídos y de los necesitados.
Tras la finalización de los trabajos de la “Sociedad Filantrópica” combatiendo la fiebre amarilla, fue el Hermano Leandro Gómez quien propuso que agotada su función inicial, debería volcar sus esfuerzos en pos de atender a la niñez desvalida por la epidemia, para que pudieran ser instruidos y formados como hombres y mujeres para una sociedad más justa. Por supuesto que su propuesta fue recibida con beneplácito y se transformó la misma en una institución educativa gratuita y laica, dos de los principios que posteriormente hiciera célebre la reforma vareliana décadas más tarde.
Al realizar el acto de entrega de premios correspondiente al primer año de actuación de la Sociedad Filantrópica, en la etapa dedicada al fomento de la educación, el 15 de enero de 1860 hizo uso de la palabra el directivo Leandro Gómez que realizó una importante alocución sobre la importancia de la misma y su vinculación con la Masonería. Decía en la ocasión:
"Veis, Señores, la filantropía de la Comisión Central dando una prueba patente del sentimiento de fraternidad que guía sus pasos en pró de esa infantil generación desvalida; pero con iguales derechos, con iguales títulos para ser ilustrados, para que se incruste en sus pechos, esas doctrinas de sana moral, que conducen al hombre hacia la veneración al Dios del Universo, y al cariño fraternal hacia sus semejantes, cual los que poseen esa fortuna material, que tanto ambicionan y enorgullecen a los hombres".
Y más adelante expresaba: "La Comisión Filantrópica, Señores, no es más que una fracción de esa grande asociación que no se ve, que existe en todo el universo, desde tiempo inmemorable, cuyos benéficos y útiles resultados en bien de la humanidad, se siente por doquiera, está muy distante de considerar un mérito en los trabajos que practica en bien de sus semejantes, porque así como no vaciló un momento en consagrarse al socorro del desdichado epidémico, en época de triste recuerdo para esta capital, así también sigue hoy el camino que se ha impuesto de mejorar la suerte de la condición humana, comprendido en la esfera de sus deberes y atribuciones.....".
En 1857 levantó columnas la Augusta y Respetable Logia “Dupla Alianza”, por lo que este año estamos conmemorando merecidamente el sesquicentenario de su fundación. En ese momento comenzaron sus trabajos, pero prontamente, los efectos de las diferencias religiosas y filosóficas, tuvo hondas repercusiones sobre nuestra institución.
En efecto, el local donde funcionaba la Logia fue atacada e incendiada el 28 de junio de 1859 por una turba de personas que fueron impulsadas por grupos dogmáticos religiosos que no admitían el establecimiento de nuestra institución en esta ciudad. Para detener la violencia desatada por una turba de retrógrados, azuzados por el dogmatismo cerril, el entonces Presidente de la República Hermano Gabriel Antonio Pereira, designó al Hermano Leandro Gómez, como su enviado especial para poner coto a esos desmanes y restablecer la paz en la ciudad.
Leandro Gómez concurrió a la capital maragata y a través de sus gestiones ante las autoridades políticas del Departamento se consiguió el cese de esos atentados, lo que permitió a hombres libres y de buenas costumbres, continuar sus labores, en pro de una sociedad más justa y fraterna. No solo logró restablecer la paz, sino que tomó parte activa de la reconstrucción del propio Templo.
Ello permitió multiplicar sus trabajos a la Logia ”Dupla Alianza” y sin pretender agotar las tareas que ha cumplido, diremos sintéticamente que en 1869, con miembros de su Taller fundaron la “Societá Italiana di Mutuo Socorros”, y el “Club Fraternidad”. Años después, en 1883 un grupo de “obreros” de la Logia ”Dupla Alianza” creó el Centro de Instrucción, base de una escuela gratuita y laica para la ciudad de San José.
Leandro Gómez fue “Orador” permanente de la Augusta y Respetable Logia “Fe” en cuya acción bregó por el bien de la Orden, luchando y combatiendo contra todo tipo de dogmatismos, con que el oscurantismo de entonces, así como hoy en día, busca dominar conciencias, pues nuestro homenajeado sentía la necesidad de difundir la enseñanza, cumpliendo los objetivos de la Institución Fraternal de que hubiera “Luz, más Luz, más Luz…..” para consolidar la República.
Fue fundador de varias Logias no solo en Uruguay sino también en Argentina. En 1857 fundó la Augusta y Respetable Logia “Jorge Washington” al Oriente de Concepción del Uruguay, en la Provincia de Entre Ríos. Al año siguiente, fue la Augusta y Respetable Logia “Hirám” de Salto el 5 de enero de 1858; un año y medio después a partir del 5 de abril de 1859 fue el Venerable Maestro y fundador de la Augusta y Respetable Logia “Protectora de la Virtud” de Salto; y finalmente ese mismo año, instaló la Augusta y Respetable Logia ”Guadalupe” de la ciudad de Canelones.
El 28 de octubre de 1859 le fue otorgado el Grado 33 último del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.
En sus frecuentes viajes al interior del país, o a la campaña, como solía decirse en la época, fue nombrado “Delegado Especial” del referido Supremo Consejo del Grado 33.
Finalmente, el 5 de setiembre de 1862 fue nombrado Miembro Activo del Supremo Consejo del Grado 33.
Su expediente masónico se cerró con estas palabras, quizá las más ajustadas a lo que fue su vida y a lo que fue su pasaje al Oriente Eterno “Murió en el cumplimiento de su deber”.

SU FORMACIÓN INTELECTUAL Y MORAL
Dos hombres marcaron toda su existencia: José Artigas y Manuel Oribe. De ambos extrajo sus enseñanzas y trató de ser consecuencia defensor de las ideas y principios que sostuvieron en la grandeza y en la adversidad.
No tuvo oportunidad de conocer al primero, pero se preocupó en saber sobre su vida y su obra como ya vimos.
Se vinculó tempranamente, en la etapa de la definición de los bandos, al grupo de hombres y mujeres que rodeaban al Gral. Manuel Oribe y a partir de ahí se convirtió en “Defensor de las Leyes” y lo acompañó a lo largo de las vicisitudes que sufrió su padrino.

LA DEFENSA DE PAYSANDÚ
Su sacrificio final fue, para quienes no conocían su militancia masónica, solamente un hecho profano, para nosotros sus Hermanos, una consecuencia lógica y esperable de sus compromisos morales con los valores de la Institución. Como sabemos, la vida masónica de nuestros templos y la conducta de los Hermanos en el mundo profano, es una e indivisible, la que se adquiere luego de pasar por el Cuarto de Reflexiones y de haber prestado el compromiso de honor ante el Ara triangular de los juramentos, con lo que nos comprometemos definitivamente para el resto de nuestras vidas.
Como hombre de recia personalidad, convencido defensor de sus ideales, como un ser totalmente persuadido que la dignidad del hombre no es canjeable ni renunciable, puso su espada, su voz y su corazón al servicio de una causa que entendió justa y correcta. Artiguista militante, buscó a través del ejemplo del Protector de los Pueblos Libres, armonizar las palabras con la acción, conjuntados en un ejemplo de vida que trasciende más allá de la existencia, para forjar un molde de conducta para toda la eternidad.

Con Leandro Gómez se supieron sacrificar en defensa de la Patria y de sus instituciones legalmente constituidas, varios Hermanos entre los que descollaron Lucas Píriz, Pedro Ribero, Federico Aberasturi, Emilio Raña, Adolfo Areta, Felipe Argentó, y otros, que sobrevivieron al asedio y los fusilamientos como Federico Fernández, Vicente Mongrell, y Ovidio Warnes.
Previamente, había sucumbido defendiendo las instituciones legales el Hermano Jacinto Párraga, de la Respetable y Augusta Logia “Fe”, que fuera vilmente fusilado tras la toma de Florida el 4 de agosto de 1864.
El 25 de agosto de 1864 en la sitiada Paysandú, al festejar el día de la independencia nacional, emitió una Orden del Día que decía: “Debemos jurar en presencia de Dios y a la vista de nuestra Patria amenazada, morir mil veces luchando con extranjeros y traidores, sin mirar el número, antes de consentir que la libertad del pueblo oriental y su independencia sean pisoteadas”.
Ante el bloqueo de la escuadra imperial brasilera a la ciudad de Paysandú, que prácticamente decretaba el aniquilamiento de los defensores de la misma, Leandro Gómez anunció los propósitos que tenía ese acto: “De vasallaje y conquista con que el Imperio pretende dominar a la patria del inmortal Artigas; a la Patria de esos héroes que la historia gloriosamente denomina con el dictado de los “Treinta y Tres” [Orientales], y cuyos hijos somos nosotros, nosotros en cuyas venas circula la sangre altanera de nuestros antepasados y en cuyas frentes hemos escrito con esa misma sangre: Independencia o Muerte”.
La defensa de Paysandú por encima de cualquier otra interpretación o apreciación, más que un hecho en los anales de nuestra historiografía nacional, más que una gesta en los anales partidarios, es un hito en la defensa de la soberanía de la Patria, de la libertad y por encima de todo el más claro y vivo ejemplo de la responsabilidad de un Jefe en el cumplimiento del Deber, aunque éste sea sellado con la propia muerte.
El 26 de diciembre de 1864 dirá Leandro Gómez: “Pelearemos contra los brasileños y contra Flores y si nos toca morir, aquí moriremos por la independencia de la Patria”.
Recordaba de Artigas que: “La energía es el recurso de las almas grandes”…., por lo que solo cabe entregarle el compromiso sagrado de Vencer o Morir. ¿Por qué Vencer o Morir?. Porque ésta es la otra alternativa de la Independencia. El sabía que ofrendando su vida y su ejemplo, la Independencia se salvaría. Sabía que a partir de ese momento, otras manos y otros hombres volverían a empuñar la bandera de la patria, libre, justa y soberana.
En momentos de gran confusión el 2 de enero de 1865, cuando se había izado la bandera blanca, no en sentido de rendición, sino de tregua para sepultar a los muertos, en momentos en que se agotaban las fuerzas físicas de los defensores y las municiones, ingresaron fuerzas brasileras que tomaron prisionero a Leandro Gómez y otros patriotas. Cuando marchaban hacia el campamento militar brasilero se cruzó con fuerzas floristas al mando de Pancho Belén quien le ofreció cobijarse bajo el estandarte nacional y el Hermano Leandro Gómez prefirió entre quedar prisionero de un extranjero, ponerse en manos de sus compatriotas. Lo que no sabía es que con esta decisión dejaba libre el campo para la revancha y la venganza pequeña de quienes carecían de estatura moral y republicana para aquilatar la grandeza de la gesta que había protagonizado. Llevado en presencia del “Goyo” Suárez, éste le ordenó a Belén: “quíteles de mi presencia……no los quiero ver. Páselos al fondo y cumpla allí con su deber”. Pancho Belén cumplió las órdenes de Suárez y dispuso allí mismo el fusilamiento de Gómez y sus compañeros de infortunio.
Pocas veces, el valor oriental rayó a mayor altura, que en la defensa de Paysandú: triunfar o perecer. Fue claro y preciso el pensamiento y la acción: Independencia o Muerte.
Pero la muerte de los defensores de Paysandú, no era la derrota de una causa, sino la vida para siempre de la Patria, ya la soberanía no sería mancillada jamás, porque sobre la sangre derramada por los patriotas, se aseguraba la independencia nacional. Parafraseando a la estela que recuerda a los caídos en el desfiladero de las Termópilas, en las luchas por la independencia de las polis griegas ante el imperio persa, puedo decir que los valientes de Paysandú, no murieron, sino que cerraron sus ojos, para seguir velando sobre el destino de los orientales.

EL MENSAJE DE SU ACCIÓN
El gobierno presidido por el Cap. Gral. Máximo Santos dispuso que el 2 de enero de 1884, que los restos de Leandro Gómez fueran trasladados al Cementerio Central, y en la ocasión el escritor, novelista y Hermano Eduardo Acevedo Díaz pronunció la siguiente alocución: “Esta urna no encierra tan solo restos helados; ella simboliza los principios de la verdad y de la Justicia, que sobreviven a los hombres y a los tiempos, principios invencibles de que el héroe fue carne y acción que en este día de apoteosis por aquí vagan con su sombra, como genios tutelares de nuestra vida y de nuestro pensamiento.......Nadie podrá remontar la corriente de nuestra historia contemporánea sin sentirse profundamente subyugado ante este ejemplo de virtud cívica, porque nunca se confió a más esforzado prócer el honor de la República y a brazo más robusto el mástil de su bandera”.
Como soldado, disciplina a la que jamás soñó pertenecer, dignificó su uniforme sirviendo a la Patria y a las instituciones legalmente constituidas en forma valerosa, desinteresada y leal, llegando su actitud hasta el sacrificio final en aquel acto de poderosa y afirmativa fuerza moral y espiritual, como fue la defensa de la imperecedera Paysandú.
Fue uno de los grandes Hermanos que contó la Masonería uruguaya. Procuró que la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad se consolidasen en una joven República que buscaba fortalecerse, para que pudiera afirmarse en nuestra Patria de un modo definitivo, para mejorar las condiciones espirituales, morales y materiales de sus habitantes.
Como tal, ha sido tomado como modelo por muchas generaciones de hombres libres y de buenas costumbres.
Sin lugar a dudas, la Patria, la Masonería, el Partido Nacional y el Ejército Nacional deben sentirse orgullosos de haber podido contar entre sus integrantes a tal excelso y preclaro ciudadano.
Hoy nos descubrimos ante tu gloria inmarcesible, agradeciéndote a ti, Hermano Leandro Gómez, por el ejemplo vivificador de tus virtudes que constituyen un mandato imperativo para todas las generaciones de uruguayos.

Y al inclinarnos reverentes ante nuestro Hermano, no podemos dejar en el olvido a otros Hermanos que junto al héroe, inmolaron sus vidas o dieron lo mejor de sí, y que en medio de la acritud del combate, como decía Almafuerte, “no se dieron por vencidos, ni aún vencidos….”.

Autor: R. G. R. Logia Obreros de San Juan

HERMANO MANUEL BELGRANO

Militar y político, Manuel José Joaquín Belgrano, nació en Buenos Aires, el 3 de junio de 1770.

Después de cursar estudios en España, regresó a Buenos Aires en 1794, pasando a ocupar el cargo de secretario del Consulado de Comercio de esa ciudad, donde concretó una serie de iniciativas progresistas.

Protagonista de los acontecimientos de Mayo de 1810, fue vocal de la Primera Junta de Gobierno de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Encargado del Ejército del Norte, llevó la revolución hasta el Paraguay y el Alto Perú, obteniendo el grado de General tras sus victorias en Tucumán y Salta.

El 27 de febrero de 1812, enarboló por primera vez cerca de Rosario la que luego sería la bandera argentina, participando activamente del Congreso de Tucumán en 1816.

Fue iniciado en la Logia Tolerancia de Buenos Aires, siendo posteriormente integrante de la Logia Argentina de Tucumán, de la que fue Venerable Maestro.

Murió el  20 de junio de 1820.

Una calle y la escuela Nro. 120 de Montevideo, llevan su nombre.

-------------------

HERMANO MANUEL ORIBE

El Hermano Manuel Ceferino Oribe y Viana nació en Montevideo el  26 de agosto de 1792.

Militar y político, fue presidente constitucional de la República entre 1835 y 1838 y fundador del Partido Blanco (Nacional).

Descendiente del primer gobernador de Montevideo, José Joaquín de Viana, masón, se enroló desde el comienzo en la revolución del Río de la Plata, siendo su bautismo de fuego la batalla de Cerrito, el 31 de diciembre de 1812, en el transcurso del segundo sitio de Montevideo, que concluyó en victoria para los patriotas.

Participó junto a Artigas de la resistencia de los orientales contra la invasión portuguesa, pero tras la caída de Montevideo, pasó a Buenos Aires junto con su hermano Ignacio y el coronel Rufino Bauzá, a fines del año 1817.

El historiador Francisco Bauzá, hijo de Rufino, en su obra "Historia de la dominación española en el Uruguay" (1880-1882), argumenta que tal actitud se originó en el rechazo que causó en ellos el nombramiento de Fructuoso Rivera, por Artigas, como comandante militar al sur del río Negro para hacer frente a la invasión.

Desde 1819 integró junto a otros orientales, como Santiago Vázquez, la Sociedad de los Caballeros Orientales, que buscaba terminar con la dominación luso portuguesa de la Provincia Oriental.

Vuelto a Montevideo en 1821, Oribe se afilió a la logia de los Caballeros Orientales, tomando partido por el bando portugués, enfrentado a Carlos Federico Lecor, que había optado por el bando brasileño.

La victoria de Lecor y la definitiva incorporación de la “Provincia Cisplatina” al Imperio del Brasil, apuraron el retorno de Oribe a Buenos Aires en 1824, donde se incorporó a los preparativos de la Cruzada Libertadora de 1825.

Segundo jefe de los Treinta y Tres Orientales, luchó en Sarandí y en Ituzaingo.

Fue ministro de Guerra y Marina del gobierno presidido por el Gral. Rivera, que lo  patrocinó para sucederlo en la presidencia, por lo que fue elegido por unanimidad presidente de la República, el 1º de Marzo de 1835.

Prontamente distanciados, Oribe debió enfrentar la sublevación del Gral. Rivera, que pese a ser derrotado en los campos de Carpintería (Durazno) el 19 de setiembre de 1836, lo venció definitivamente en Palmar el 15 de junio de 1838, lo que llevó al Gral. Oribe a resignar el cargo de presidente de la República y a exiliarse en Buenos Aires.

Incorporado al ejército rosista, luchó contra los unitarios y las provincias del norte argentino, derrotando el 6 de diciembre de 1842 en la batalla de Arroyo Grande (Entre Ríos) al ejército del Gral. Rivera, en guerra contra Juan Manuel de Rosas desde marzo de 1839, lo que permitió que Oribe pusiera sitio a Montevideo e instalara un gobierno en el Cerrito en febrero de 1843, que duraría hasta la paz del 8 de octubre de 1851.

Retirado de la política, viajó a España en 1853, regresando a Montevideo en 1855. Firmó con el Gral. Venancio Flores el Pacto de la Unión, por el que ambos caudillos renunciaban a sus respectivas aspiraciones presidenciales y ofrecían su apoyo al Hermano  Gabriel Antonio Pereira, que fue electo presidente de la República, el 1º de marzo de 1856.

Incorporado a la Logia Madre Asilo de la Virtud el 15 de abril de 1833, alcanzó el Grado 33º. Su banda se conserva en el museo de la Casa de Gobierno.

Falleció el 12 de noviembre de 1857 en su quinta del Paso del Molino. Su tumba se encuentra en la Iglesia de San Agustín, en el barrio de La Unión (nombre que tras 1852 se dio a la villa de la Restauración, contigua a su campamento militar del Cerrito).

-----------------------

HERMANO MIGUEL MORAYTA

Político, periodista y docente, Miguel Morayta Sagrario nació en Madrid el 3 de setiembre de 1834. Espiritualista y de ideología republicana federal, fue profesor de metafísica en la Universidad Central a partir de 1856 y hasta 1865, en que renunció ante el despido de su amigo y compañero político, Emilio Castelar.

Repuesto Morayta en su cargo de profesor auxiliar, en 1868 ganó por oposición la cátedra de Historia de España y tras el triunfo de la revolución de Setiembre, que culminó con la abdicación de la reina Isabel II, ocupó el cargo de secretario de la Junta revolucionaria madrileña.

Diputado desde abril de 1871 a enero de 1874, representado a Loja, fue secretario general del ministerio de Estado durante la Primera República. Tras la restauración borbónica se mantuvo siempre entre las filas de los republicanos: entre los posibilistas primero, luego en el partido Republicano nacional y más adelante formando parte del partido de fusión republicana.

Resultó nuevamente electo diputado, esta vez por el distrito de Valencia, en las elecciones de 16 de abril de 1899.

Fue director y propietario de los periódicos La Reforma, La República Ibérica, El Republicano Nacional y El Republicano.

El 25 de junio de 1911 fundó en Madrid una Liga Anticlerical Española, con el propósito de “separar para siempre los dos poderes, civil y religioso, ya separados en la conciencia de todo hombre culto, hasta llegar al completo laicismo de la vida civil.”

Iniciado en 1870, llegó a Gran Maestre del Gran Oriente de España logrando la fusión de esta obediencia con el Gran Oriente Nacional de España, dando lugar, el 21 de mayo de 1889, al Grande Oriente Español, donde el H.·. Miguel Morayta y Sagrario fue el primero en ocupar cargo de Gran Maestro y Soberano Gran Comendador entre 1889 y 1901 y más adelante desde 1906 hasta su muerte en 1917.

-------------------

HERMANO PEDRO FIGARI y la Educación

El 23 de setiembre de 2007 se cumplieron los 100 años de la Ley que dispuso la abolición de la pena de muerte en el Uruguay. En tal sentido, debemos recordar que con fecha 23 de setiembre de 1907, fue promulgada por el Poder Ejecutivo, con la firma del Presidente de la República Dr. Claudio Williman, la Ley Nº 3.238, por la que se dispuso la abolición de la pena de muerte en nuestro país. Con la sanción de esta Ley de 1907, se puso fin a la aplicación de una de las penas más crueles, inhumanas e injustas que se pueda concebir sobre la faz de la tierra, habiendo sido de fundamental importancia la prédica abolicionista que llevaron adelante, entre otros, el señor José Batlle y Ordónez, quien como Presidente de la República formuló la correspondiente iniciativa legislativa, y el Dr. Pedro Figari, destacado jurista, legislador, educador, pintor y masón, que llevó a cabo una intensa polémica a favor de la derogación de la pena de muerte.

Cabe recordar que con anterioridad, el Senador Presbítero Dámaso Antonio Larrañaga, presentó en 1831 en la Cámara de Senadores un proyecto de ley aboliendo la pena de muerte, habiendo pronunciado un elocuente discurso en defensa de su tesis.

En el año 1903, el Dr. Pedro Figari, quien fue un brillante jurista, en su calidad de Representante Nacional y de Presidente del Ateneo, promovió un intenso debate sobre la abolición de la pena de muerte. En una conferencia que pronunció Figari en el Ateneo el 4 de diciembre de 1903, expresó: “los días que preceden a una ejecución son de malestar social; el día en que se verifica el fusilamiento es de aflicción y no desaparecen tan pronto las molestias, las desazones que promueve ese innoble espectáculo.”

Agrega estos conceptos que me parecen importantes: “Creo firmemente que el rigor penal extremado pierde su eficacia, y a poco andar resulta contraproducente. Los hechos demuestran que en todo el mundo, la pena de muerte no intimida, por el contrario dice Figari “la mayoría de los grandes criminales van al cadalso adoptando una actitud girondina.”

Una vez terminada la guerra civil de 1904, el Hermano Figari se enfrenta en una dura polémica con el destacado penalista Dr. José Irureta Goyena y con el civilista e historiador Dr. José Salgado. En apoyo de su tesis abolicionista, el Dr. Figari cita los testimonios de los capellanes de habían asistido a los condenados a muerte, que demuestran “a las claras que no tiene efecto saludable alguno el patíbulo sobre las almas toscas, predispuestas al crimen, y que, por el contrario, tal vez les sea estimulante ese espectáculo de sangre y violencia.”


El 27 de junio de 1905, el Presidente de la República José Batlle y Ordóñez, con la firma del Ministro Williman, remitió a la Asamblea General el mensaje y proyecto de ley aboliendo la pena capital, tanto para civiles como para militares. La iniciativa fue votada afirmativamente en la Cámara de Representantes el 6 de noviembre de 1905, por una mayoría muy estrecha, 20 votos por la afirmativa y 19 votos por la negativa. En 1906, el proyecto fue considerado por el Senado, con un informe del Dr. José Espalter, que lo aprueba pero con modificaciones, por lo que vuelve a la Cámara de Representantes. Toma a su cargo el proyecto el Representante Nacional Dr. José Pedro Massera, quien era Presidente de la Comisión de Constitución y Legislación, el que redacta el informe haciendo expresa referencia a la campaña realizada por el Dr. Pedro Figari. Luego de haber sido considerado por la Cámara en el plenario, volvió a la Comisión porque se presentaron algunas observaciones en Sala, y con un magnífico informe del Dr. Domingo Arena, la Cámara sancionó definitivamente el proyecto de ley el 21 de setiembre de 1907. Como se sabe, el Poder Ejecutivo promulgó de inmediato la ley de abolición de la pena de muerte el día 23 de setiembre de 1907, cuyo artículo 1º prescribe:

“Queda abolida la pena de muerte que establece el Código Penal.”

Pero nos tenemos que preguntar ¿quién era el Dr. Figari?, ¿qué importancia tuvo su pensamiento y su obra en la vida nacional?, ¿cuál es la razón de su lucha por la abolición de la pena de muerte?, ¿qué ideas filosóficas tenía el Dr. Pedro Figari?, ¿cuál fue su influencia en la educación?

El Dr. Pedro Figari nació en la ciudad de Montevideo el 29 de junio de 1861, siendo sus padres don Juan Figari de Lázaro y doña Paula Solari, naturales de Santa Margherita Ligure, quienes vivían en la calle Convención Nº 178 casi 18 de Julio. Pedro Figari fue el quinto hijo de un total de nueve hermanos. Estudió Abogacía en la Facultad de Derecho de la Universidad de la República, en la que obtiene su título de Doctor en Derecho en 1886. El año anterior se había casado con María de Castro Caravia, hija de don Carlos de Castro, en la señorial casa ubicada en la esquina de Bartolomé Mitre y Buenos Aires, donde hoy tiene su sede el Consejo de Educación Primaria. Luego de un viaje a Europa, Pedro Figari se instala con su esposa en la calle Reconquista, entre Treinta y Tres y Misiones.

Pedro Figari fue adjunto de la Fiscalía de Hacienda entre 1883 y 1886. A partir de 1889, ya recibido de Abogado, ocupó el cargo de Defensor de Pobres. Fue allí que Figari profundizó sus estudios como penalista, habiendo ejercido en forma brillante su profesión de Abogado.

El Dr. Pedro Figari fue iniciado tempranamente como Aprendiz Masón en la Logia “Caridad”, lo que no es de extrañar, por cuanto la familia de su esposa, los de Castro, estaban estrechamente vinculados a la Gran Logia de la Masonería del Uruguay. Agustín de Castro fue Venerable Maestro fundador de la Logia “Caridad” y fue Soberano Gran Comendador entre 1870 y 1874. Carlos de Castro, el suegro de Figari, fue Gran Comendador durante diez años, desde 1879 hasta 1889. El Hermano Pedro Figari fue exaltado al Grado 33 en 1887, habiendo sido incorporado como miembro activo del Supremo Consejo del Grado 33 el 25 de marzo de 1903.

En el campo de la educación, Figari fue un pensador y fue un hacedor, habiendo dejado un pensamiento en materia de educación y una formidable obra en materia educativa. La doctrina en materia de educación de Figari quedó plasmada en la serie de textos, ensayos y artículos publicados entre 1900 y 1925. La obra en materia de educación de Figari, fue la memorable reforma que llevó a cabo entre 1915 y 1917.


Como afirma Arturo Ardao, en realidad el Dr. Pedro Figari es uno de nuestros grandes de la educación, así como también es el más grande filósofo uruguayo. Dice Ardao: “Pedro Figari (1861-1938), célebre en los dominios del arte, en su condición de gran figura de la pintura americana contemporánea, es asombrosamente desconocido, en su propio país, como pensador. Y sin embargo, entre los desaparecidos, nadie le iguala en significación filosófica. Carlos Reyles, por ejemplo –para citar un consagrado nombre coetáneo, con el cual tiene algunos nexos ideológicos, aunque también profundas divergencias- está lejos de representar, bajo este aspecto, lo que él. El pensamiento de Rodó es, desde luego, de mayor importancia histórico-cultural, por la identificación que tuvo con un momento de la conciencia espiritual del país y aún del continente; pero sin su estructura y su elaboración del punto de vista estricto de la filosofía. El caso de Figari, único en nuestra historia artística, lo es también en nuestra historia filosófica.”

En el año 1912, Figari publica su más fenomenal obra filosófica, cuyo título es “Arte, Estética, Ideal”, un libro de seiscientas páginas, que no tuvo repercusión en nuestro país. Traducido al francés por Charles Lasca, fue publicado en París en 1920, con prólogo de Henri Delacroix. Esta obra de Figari fue reeditada en Francia en 1926, con una extensa y entusiasta nota preliminar de Desiré Roustan sobre el arte y las doctrinas de Figari. Esta reedición lleva el título de “Essai de Philosophie Biologique”, dado que es un verdadero ensayo de filosofía general, desde un punto de vista biológico-energetista. Este libro de Figari comprende una teoría de la estética, una teoría del conocimiento, una metafísica, una filosofía de la religión, una antropología filosófica y una moral.

Para Figari, arte e industria en el terreno educacional, son dos conceptos inseparables. Cuando en el año 1900 formuló el proyecto de ley sobre la Escuela de Bellas Artes, Figari quería una enseñanza artística que fuera industrial; en cambio, en 1915 cuando Figari organiza la Escuela Industrial, quiere una enseñanza industrial que sea artística. Quiso que la enseñanza industrial fuera la base de la totalidad de la instrucción pública. Para Figari, enseñanza industrial era sinónimo de “educación integral”.

Entre julio de 1915 y abril de 1917, Figari proyectó y aplicó la reforma de la enseñanza artístico-industrial. Como consecuencia de la obra de Figari, la Escuela de Artes y Oficios, creada por el Coronel Lorenzo Latorre en 1879, se transformó en la Escuela Industrial por ley de 1916, convertida luego en Universidad del Trabajo, por Decreto-Ley de setiembre de 1942, firmado por el entonces Presidente General Alfredo Baldomir.

Enseña Figari: “Al hablar del trabajo manual, no entiendo referirme a un trabajo mecánico de las manos, sino a un trabajo guiado por el ingenio, en forma discreta y variada, constantemente variada, que pueda determinar poco a poco, un criterio productor artístico, vale decir, estético y práctico, cada vez más consciente, y, por lo propio, más hábil y más apto para evolucionar.”

En el memorándum que Figari redactó en 1915, decía que la futura Escuela Industrial “prepararía además al personal de la Instrucción Pública Primaria, para que éste, a su vez, pueda formar el carácter industrioso del alumno, al propio tiempo que lo instruye teóricamente… los maestros y maestras deben adquirir conocimientos prácticos de producción, según sus aptitudes, a fin de que, al rotar, puedan difundir en todo el país formas múltiples de producción razonada.” En 1918, Figari concluyó enfáticamente afirmando que “la enseñanza industrial debe ser la base de la instrucción pública.”


El pensamiento educativo de Figari estaba lejos de una intención meramente teórica de la enseñanza, así como se oponía al concepto rutinario del oficio manual que era la tradición de la vieja Escuela de Artes y Oficios creada por Latorre.

Sobre este tema, decía Figari en su proyecto de 1910: “Dar instrucción práctica más bien que teórica, adoptando, en cuanto fuere posible, procedimientos experimentales, de modo que el alumno consiga por sí mismo la verdad o el resultado que busca.”

En el ensayo que Figari tituló “Educación integral”, que firma junto a su hijo Juan Carlos, afirma: “Desde que un pueblo superior no sólo es instruído, sino criterioso; no sólo hábil, sino emprendedor, ejecutivo, práctico, debemos trabajar. Sólo por el trabajo severo podemos conquistar un puesto eminente en el concierto internacional. Cada vez más la vida civilizada exige un fondo pensante, sesudo y ecuánime, y un ingenio sagaz y práctico, capaz de aprovechar de las ventajas que le ofrece el ambiente. Descuidar este axioma pedagógico de proyecciones individuales, sociales, humanas, es errar el camino más firme de la cultura escolar.”

En el Uruguay tenemos tres grandes reformadores de la enseñanza: José Pedro Varela en la enseñanza primaria; Alfredo Vázquez Acevedo en la enseñanza secundaria y universitaria; y Pedro Figari en la enseñanza artístico-industrial.

Quiero señalar especialmente que el pensamiento del Hermano Pedro Figari sobre la educación, lamentablemente ha sido el gran olvidado por los uruguayos, no fue entendido en su tiempo, decidió exiliarse voluntariamente a los cincuenta y seis años de edad y dedicarse a la pintura, de la cual tanto nos enorgullecemos. Creo sinceramente que los Masones de hoy tenemos el compromiso y la obligación de rescatar y proyectar en el mundo profano estas ideas, porque a mi juicio es la única manera de comprender el atraso en que vivimos, por qué razón somos un país que no logramos desarrollarnos económicamente, por qué razón tenemos un Estado lento, pesado y burocrático, por qué nos falta iniciativa, por qué falta una mentalidad creadora y transformadora de la realidad.

Con razón ha podido decir el Prof. Luis Víctor Anastasía que: “Pedro Figari es una de las figuras más importantes de la cultura hispanoamericana. Y es también, en la misma medida, el gran desconocido. Basta pasar revista a las historias del pensamiento de lengua hispana, para advertirlo de inmediato. No existe, no se le menciona, no se le estudia.” Agrega más adelante estos conceptos medulares: “Las ideas de Figari no pudieron entonces transformarse en la filosofía de la cultura nacional. Hubieran exigido una postura muy radical en cuanto a la investigación y explotación de los recursos naturales y humanos del país, y el verdadero camino de una revolución industrial cultural autónoma.”

Figari en 1915, en el memorándum que elevara al entonces Presidente de la República, Feliciano Viera, expresó: “Es indispensable llenar la necesidad primordial de producir riqueza, que es angular en la sociedad. ¿Qué puede hacer el ‘teórico’, que no sea enrolarse en las filas de los burócratas, o en la de los ‘intermediarios’ que viven sirviendo de algún modo, es verdad, pero siempre a expensas del productor? ¿Qué puede producir el que jamás ejercitó su ingenio en el sentido de transformar y utilizar las riquezas naturales? De esta laguna deriva la empleomanía, con sus tentáculos insaciables, y las diversas formas del proletariado intelectual, el que resulta ser un elemento de desequilibrio en la economía pública, precisamente porque es un evolucionado mental, ‘subjetivo’, simplemente el que exige formas superiores de convivencia y la incorporación de refinamientos, sin aportar nada más que su aspiración.”


Finalmente, en su monumental obra “Arte, Estética, Ideal”, el Hermano Figari nos da una magnífica reflexión profundamente masónica, cuando dice: “Por fortuna, cada vez más es Sancho quien toma las riendas del gobierno humano. El reino del gran hidalgo ha terminado. Parece ya indudable que conviene a la especie humana proceder con un criterio más práctico y por medios experimentales, al ensanche paciente de sus conocimientos, de sus recursos de acción.”

El Hermano Pedro Figari pasó al Oriente Eterno el 24 de julio de 1938, en horas de la noche mientras dormía, en la casa de su hijo Pedrito, sita en Bulevar España 2731, casi Ellauri. Ese mismo día 24 de julio, falleció en Montevideo el escritor Carlos Reyles, ambos integrantes de la generación uruguaya del 900, a la que pertenecieron, entre otros, José Enrique Rodó, Delmira Agustini, Florencio Sánchez, Julio Herrera y Reissig.

El legado en materia de educación de nuestro Hermano Figari todavía espera que alguien se anime a tomar la antorcha para el engrandecimiento de nuestro país. Ese es el desafío que nos queda por delante.

Montevideo, 25 de setiembre de 2007

Autor:  R. C. F. - Logia “José de San Martín”

HERMANO PEDRO FIGARI - Una visión del Arte Real

INTRODUCCIÓN.-El recuerdo de Hermanos que se han distinguido en la Sociedad donde habitamos, es siempre una tarea reconfortante. Recuperar para nuestro conocimiento lo que el tiempo va diluyendo «permite vitalizar impulsos que estaban adormecidos.Es también, descubrir que difícilmente encontraremos caminos no recorridos con anterioridad. No es lo mismo recorrerlos desde el principio, que avanzar desde un punto que se ha obtenido por el esfuerzo inteligente y persistente de alguien que nos precedió en esos caminos.   El Hermano Figari es de los seres privilegiados que encontraremos en pensamiento, en nuestro basamento masónico, sin que lo sepamos.

Destacado jurista, pensador filosófico, político, educador, periodista, artista insigne, escritor, todo lo hizo bien. Es de una dimensión tal, que es poco creíble que no lo conozcamos. Es, entonces, rescatar del pasado mas que su figura su pensamiento, tarea imprescindible en el sostenimiento de valores que deben integrar nuestra personalidad y comportamiento masónico.
No se trata la mía, de una posición doctoral, que busca instruir de algo que se conoce casi en exclusividad. De lo que se trata es de participar con los Hermanos del descubrimiento paulatino de una personalidad masónica que debí haber conocido desde mi iniciación y que, curiosamente, es del mundo profano que he recibido los incentivos que me han llevado a esta necesidad de búsqueda.

Los incentivos del mundo profano sobre Figari son parciales y se apoyan principalmente en una labor artística que es una de las facetas destacadas de su personalidad tan rica, aunque no la única, pero su rasgo central es su humanidad; de este se habla poco y, tal vez, sea el mas nuestro.

En el Tomo I de su obra "Arte, Estética, Ideal." escribió algo que soporta el criterio que he afirmado precedentemente y que merece ser escuchado"...Cada cual piensa a su manera; no obstante, si se medita un momento, se ve que no hay obras de arte tan características como las que se realizan en el orden del conocimiento, que son las que rectifican y mejoran las formas primitivas de acción, adaptando mas racionalmente el hombre al mundo exterior y facilitando su evolución natural.

La gran obra de arte es pues, la civilización; obra en la que no se sabe con certeza -en medio del desacuerdo general de las ideas- quien ha hecho algo, ni quien ha hecho mas." Este trazado no pretende agotar el tema o siquiera definirlo; pretende si generar inquietudes de mayor conocimiento entre aquellos que, silenciosamente, construyen el Templo a la Gloria del Gran Arquitecto del Universo.-FIGARI, el ciudadano.-Sigamos la información que da la edición de la BIBLIOTECA ARTIGAS, 1960, de la obra antes citada y, que tiene prologo de Arturo Ardao.

Nació en Montevideo el 29 de junio de 1861, de padres italianos, realizando en esta ciudad todos sus estudios, que lo llevan a recibirse de abogado en 1886, siendo designado Defensor de Pobres en lo Civil y en lo Criminal. Año trascendente este de 1886, pues a los hechos antes señalados debemos agregar su casamiento con Maria de Castro Caravia y el comienzo de un prolongado viaje a Europa.  De este, recién regresa en 1893, fundando el mismo año el diario "El Deber", en Montevideo, del cual es codirector. A la vez, ejerce su profesión de abogado y tres años mas tarde es electo diputado y reelecto por otro periodo de tres años; forma parte de Consejo de Estado en 18 98 y en 1903 figura como Promotor y Secretario de un Congreso de Notables para tratar la Reforma Constitucional. Electo Presidente del Ateneo de Montevideo en 1901, tiene en ese Instituto del libre pensamiento diversas responsabilidades, hasta que en 1913 viaja a Francia. En 1915 es designado Director de la Escuela Nacional de Artes y Oficios y encargado de llevar a buen término la reforma por él propuesta en 1910.

Renuncia a su cargo en 1921 y pasa a radicarse en la ciudad de Buenos Aires, R. A., para dedicarse de lleno a la pintura. Dice el "Diccionario de Literatura Uruguaya", Editorial ARCA, que Figari es ejemplo impar de la frecuente conjunción que encontramos en América Latina del hombre de pensamiento y acción.  Lo excepcional es que a ello agregue, ya casi sexagenario, la entrega a una actividad artística de calidad tal que nubla el resto de su obra y que lo convirtió en uno de los dos o tres mas valiosos de nuestra historia.
Hacia 1925 viaja a Paris .desde donde organiza exposiciones europeas con su obra; allí, en 1927, pierde a su hijo Juan Carlos Figari Castro, quien era su cercano colaborador.  En 1930 es nombrado Delegado del Uruguay a la Exposición Ibero-Americana de Sevilla en la que obtiene una Medalla de Oro y en el mismo año gana el Gran Premio de Pintura en la Exposición del Centenario de nuestra República.

Al regresar al País en 1933 es designado Asesor Artístico del Ministerio de Instrucción Publica. Pasa al Oriente Eterno el 24de julio de 1938, en su ciudad natal .Montevideo.
Al final del tomo III de "Arte. Estética, Ideal" define lo que casi seguramente pensó en ese momento, escuchemos : "El día que el hombre pueda formar conciencia acerca de la vida superior que le ha tocado vivir, como ser evolutivo, que va mejorando constantemente su suerte por el conocimiento y por la acción que se ajusta al conocimiento ; por el trabajo , que , lejos de ser una adversidad, es una ventura que emerge de la ventaja de su propia evolutividad, después de haber realizado su esfuerzo fundamental en pro de si mismo y de su descendencia, se rendirá plácidamente a la idea de su disolución personal ,con la misma naturalidad con que las hormigas se arrancan las alas después de haber fecundado."

SU OBRA ESCRITA.-Figari escribió numerosas publicaciones sobre temas jurídicos, políticos, pedagógicos, literarios y filosóficos. Su obra narrativa y poética es poco conocida, como expresa el "Diccionario de la Literatura Uruguaya".quedando inéditas, por lo menos, cinco obras de teatro y varios relatos.

En Paris publico "El Arquitecto"(1928).donde reúne piezas, de poesía didáctica que completan o ilustran sus escritos teóricos;"Historia Kiria"(1929), que es una versión irónica de la clásica utopía que propone un modelo ético y social y "Dans l'autre monde"(1930), que es una fábula moralizante. Recién en 1951, son publicados sus "Cuentos", casi todos sobre temas campesinos.

El Prof. L. V. A. escribió, en un ensayo para la Comisión del Sesquicentenario,(1975), "...Dado el modo como hace irrupción su libro "Arte, Estética, Ideal", hace suponer que su información enciclopédica de vanguardia viene realizándose desde su temprana edad. Y en efecto, ya en 1885, en la tesis sobre el tema Ley Agraria, que redacta para optar al grado de Doctor en Derecho en la Universidad de Montevideo, dice que ha llegado para él, el momento de iniciar el estudio de una ciencia aun mas larga y difícil, de una "nueva ciencia", la ciencia de la aplicación de los principios a la realidad." Tomando como fuente la Colección de Clásicos Uruguayos de la Biblioteca Artigas, encontramos que luego de la tesis anterior-, publicada en 1885 y luego de su vuelta de Europa y de sus trabajos periodísticos, escribe varios trabajos jurídicos:"El crimen de la calle Chana", Mvdeo 1896; "Defensa del Alférez Almeida", Mvdeo 1897; "Un error judicial", Mvdeo 1899; "La pena de muerte",Mvdeo 1903 y 1905, decisivos alegatos contra aquella, que el Presidente Batíle y Ordonez anulo oportunamente.

Sus publicaciones sobre educación se refieren al área del trabajo industrial, como puede verse:"Proyecto sobre transformación de la Escuela Nacional de Artes y Oficios en Escuela Industrial",Mvdeo 1910; "Plan general de la enseñanza industrial", Mvdeo 1917 y "Enseñanza industrial", Mvdeo 1919.

Sus publicaciones políticas, generalmente posteriores a las jurídicas y de educación, se detallan a continuación:"El momento político", Mvdeo 1911; "L´ opinión de l' Uruguay sur la guerre europeenne", Paris 1916 e "Industrialización de la América Latina", Mvdeo 1919.

Debe destacarse que "La pena de muerte" de 1905 es la compilación de 22 artículos de polémica .publicados en "El Siglo" y que consta de 183 paginas; también "El momento político" de 1911,es la compilación de artículos publicados en "La Razón" entre diciembre de 1910 y enero de 1911.
Sus escritos filosóficos comienzan con “Arte. Estética, Ideal" de 1912 .cuya segunda edición francesa lleva el titulo de "Essai de philosophie Biologique". Le sigue una colección de conferencias publicadas con el titulo de "Arte, técnica, critica" de 1911'*. En 1965 se publica" Educación y arte" con prologo de Arturo' Ardao, que no figura en la lista del Instituto Artigas, por ser ella de 1960.

ALGUNOS DATOS DE SU VIDA MASÓNICA.-El archivo patronímico de la Gran Logia no posee, en general, legajos del siglo XIX o principios del siglo XX, por lo que los datos que se poseen surgen del estudio del archivo documentarlo y del análisis de libros de Trazados y Balaustres, tarea paciente y nada fácil.
Es por ello que he de utilizar una investigación realizada y publicada en 1996, con el titulo:"Grados 33o de la Masonería Uruguaya" entre los anos 1855 a 1995".
La nombrada obra da como primer dato el del 12 de mayo de 1886 en que recibe el Grado 30; debemos recordar que es el año de su graduación como Doctor en Derecho y de su casamiento; tiene 25 años.      El 25 de febrero de 1887 recibe sucesivamente los Grados 32 y 33. Teniendo en cuenta que sus biógrafos indican que para esa fecha se encuentra en Francia, es probable que estos grados le hayan sido conferidos por comunicación.  El 25 de marzo de 1903 es recibido Miembro Activo del Supremo Consejo del Grado 33 y ultimo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para la República Oriental del Uruguay.
Su matrimonio con la Sra. Maria de Castro Caravia lo vinculo seguramente, con dos familias de raigambre masónica: de Castro y Caravia.Agustín de Castro fue Venerable Maestro Fundador de la Logia Caridad y Soberano Gran Comendador entre 1870 y 1874 y Carlos de Castro fue, desde 1879 a 1889, Soberano Gran Comendador, siendo nombrado Soberano Gran Comendador Gran Maestro Honorario Ad Vitam. Bernabé Caravia fue iniciado en la Logia Fe, siéndole conferido el Grado 33 en agosto de 1860.

ALGUNOS CONCEPTOS SOBRE EL PENSAMIENTO DE FIGARI.- Es sumamente llamativa la dedicatoria de su libro "Arte. Estética, Ideal", ya que reza:"A LA REALIDAD… mi mas alto homenaje".          No es esta obra de la juventud; por el contrario, en 1912, fecha de de la publicación tiene mas de 50 años de edad. Dice el "Diccionario de la Literatura Uruguaya" que en ese extenso ensayo, Figari desarrolla una concepción materialista y evolucionista que parece responder en términos generales a algunas corrientes características de la segunda mitad del siglo XIX, aunque evitando la reducción de la vida y el psiquismo a las propiedades de la materia inorgánica. Esta versión del materialismo que personaliza a lo biológico y biologiza a la materia, puede ser entendido y así lo hizo Roustan en el prologo a la segunda edición en francés, como una forma de panteísmo.

Con referencia a la obra  ''Historia Kiria" dice Ángel  Rama que en ella  nos  muestra al  romántico  y  al positivista  que  se dividían el alma de Figari en el genero que mas se prestaba a su temperamento  artístico. Rama publico en 1951 el libro  "la aventura intelectual de Figari".

Debemos agregar a los conceptos anteriores, un marcado humanismo que tiene su punto alto en los escritos sobre la pena de muerte. También es de destacar que- en sus "Cuentos", casi todos de tema campesino,  se describen anécdotas y recuerdos con una mirada comprensiva y serena, en una síntesis del optimismo spenceriano con el estoicismo criollo.  Considero conveniente realizar algunas someras referencias sobre las corrientes de pensamiento filosófico del siglo XIX y principios del siglo XX, a efectos de facilitar la comprensión de algunas definiciones que se dan en este texto y ahondar en la interpretación de los escritos de Figari.  Para hacerlo, utilizaremos como base a "La Filosofía Actual" de Bochenski.

Los comienzos del siglo XIX en Alemania, se encuentran dominados completamente por el romanticismo en su forma racionalista y por el idealismo kantiano.  Si Kant subrayo la función creadora del espíritu, la idea se ha ido ampliando y de esa manera se une con la idea romántica del devenir.  Surgen entonces, los sistemas idealistas, entre los que se destaca el de Hegel que comprende la realidad como el despliegue dialéctico de la razón absoluta. La filosofía de Hegel es un racionalismo mas radical, si bien romántico en virtud de su carácter dinámico y evolucionista.

Pronto ocupo el lugar de este idealismo toda una serie de sistemas que partían de las ciencias en particular. En Alemania estos materialistas negaban hasta la existencia del espíritu y apoyaban un materialismo radical. En Francia es necesario referirse al positivismo fundado por August Compte, al que sigue John Stuart Mills  en Inglaterra y que piensan que no hay mas filosofía que una síntesis de las ciencias, interpretando la ciencia con criterio mecanicista.  Esto es favorecido por la teoría de Charles Darwin, quien en su obra "Sobre el origen de las especies mediante la selección natural", explico la evolución con un criterio mecanicista.  Esto da al movimiento una base científica, que lo convierte en teoría dominante que se mueve hacia un evolucionismo monista cuyo representante mas destacado es Herbert Spencer.

Se entiende por monismo al sistema que reduce el conjunto de las cosas a una unidad, como, por ejemplo,   el ideario absoluto de Hegel. También designa la concepción general de que sobre cada tema hay una sola verdad, entre otras acepciones. Durante el periodo que va de 1850 a 1870, parece como si el evolucionismo mecanicista y casi siempre materialista, fuese el pensamiento director de Europa. Sin embargo, hacia 1870, reaparece una tendencia al idealismo que se afirma, pero que no sustituye a lo anteriormente descripto, ya que el comienzo del siglo XX encuentra a esta corriente compartiendo el espacio con poderosas tendencias positivistas y evolucionistas.  El final del siglo XIX y el principio del siglo XX se hallan bajo el signo de una profunda crisis filosófica, lo que se comprueba por la aparición de movimientos contrarios a los dos movimientos mayores que vienen del siglo XIX y que hemos desarrollado mas arriba.

El Positivismo tuvo un desarrollo muy importante en América Latina, durante la segunda mitad del siglo XIX, principalmente en Brasil, Chile y Méjico. Se designa así al cuerpo de doctrinas expuestas por el filósofo francés Auguste Comte (1798-1857). Este entendía por "filosofía positiva" a un conjunto de conocimientos universales y científicos. Universales son las cuestiones que puede plantearse legítimamente el hombre respecto a su existencia actual y su destino, y son científicos por estar basados sobre los hechos o sea que son susceptibles de demostración por la experiencia y según los métodos dé la ciencia moderna.

El método positivo es la experiencia sensible externa y es un sistema coherente universal, que comprende también la religión positiva, en la que la Humanidad reemplaza a Dios.
Es conveniente, dado que así lo manifiesta Roustan en el prologo de "Essai de philosophie biologique", segunda edición francesa de "Arte, Este tica, Ideal" .hacer alguna mención al termino panteísmo. Es esta una doctrina por la cual se afirma la unidad sustancial de Dios y el mundo y que puede concebirse de dos maneras diferentes e, inclusive, contradictorias.

La primera da preeminencia a Dios, considerándolo la única realidad, de manera que el mundo es solamente un conjunto de manifestaciones sin realidad permanente ni sustancia distinta. Tal posición que tiende al misticismo, fue sostenida por Spinoza y por Goethe.
La segunda da preeminencia al mundo al que considera la única realidad y a Dios como la suma de todo lo que existe. Tal posición, que tiende al ateismo, fue sostenida por Holbach y por Diderot.

En un sentido más bien literario, se entiende por panteísmo la actitud espiritual que ve a la naturaleza como una unidad viva por la que se profesa una especie de culto. Caben dentro del positivismo una serie de doctrinas que se relacionan con la filosofía de Comte y que le siguieron en tiempo como las de Stuart Mili (1806-1873), Spencer (1820-1903), Littre (1801-1881) e Hipólito Taine (1828-1893). Este ultimo escribió una obra que nos debe llamar la atención, pues su titulo es "Del ideal en el Arte" y su subtitulo es "Estudios de estética", donde los conceptos de arte, estética e ideal forman el titulo de la obra de Figari que nos ocupa, aunque es bueno reconocer que no son trabajos similares.  No puede negarse la influencia que el pensamiento francés de la época de su primer viaje y larga estadía en Paris, tiene sobre su pensamiento filosófico.

ARTE, ESTÉTICA, IDEAL.-Esta voluminosa obra  de tres tomos es un tratado  de filosofía humana, o mejor, biológica que  no he de analizar- ni  explicar,; apenas algún  comentario verterá  alguna opinión mía; si me  es atribuible  la  responsabilidad  de la selección de  las frases  que aquí  se  dicen y del orden de presentación  de  las  mismas .El  Hermano Figari  habla  por sus escritos .

"Desde el punto en que me he colocado para encarrilar este intento investigatorio, considero al hombre como una de las infinitas modalidades de la substancia y da la energía integrales, esto es, como individualidad orgánica, contó un valor "morfológico",simplemente, En la primera parte examino sus arbitrios y formas de acción, sus recursos y orientaciones, así como los efectos generales de los mismos; en la segunda, sus formas de relacionamiento con la realidad, y el fenómeno estético como consecuencia de las fases de relacionamiento; y en la tercera parte,"El Ideal".estudio a la individualidad humana en si, y como entidad capaz de mejorar sus formas de acción".(Prologo.-Tomo I)
"Todo organismo vive a expensas de lo que llamamos el mundo "exterior"...De ahí surgen innumerables formas de acción, entre las cuales se caracteriza la artística, como la del ingenio aplicado a la consecución de lo que demanda cada organización vital."(Génesis del Arte.-Tomo I)
"Si el arte es un arbitrio de la inteligencia para mejor relacionar- al organismo con el mundo exterior, ya sea para satisfacer sus necesidades o sus aspiraciones, se comprende como lo mas natural, que cada ser lo utilice a su favor. . . .Resulta así que el arte es un medio universal de acción....El hombre, por su parte, trata de abarcar todos los dominios accesibles a su inteligencia. El arte es, pues, su medio de acción fundamental, tanto ahora como lo ha sido antes y lo será siempre, ya sea dentro del campo instintivo o fuera de el, si acaso es posible salir de su circuito".(El recurso artístico".-Tomo I)
"Nada es mas gratuito que representarse la ciencia y el arte como dos entidades que se perfilan separadamente, independientes, casi rivales, cuando no antagónicas....Todo esto es un verdadero desconocimiento de la realidad. No hay ni puede haber rivalidad entre los diversos medios de que nos valemos para atender a nuestras necesidades y aspiraciones...Ciencia es la conquista operada por el esfuerzo artístico, en el sentido de conocer...El arte ha evolucionado y sigue evolucionando como una consecuencia de la evolutividad del hombre, a quien acompaña incondicionalmente en todas las formas de su actividad....La evolución se opera, pues, de un modo necesario sobre el fondo tradicional, a la vez que ese fondo se va rectificando constantemente."(El arte y la ciencia.-Tomo I)
"Toda moral que tienda a desconocer la naturaleza humana, coloca al hombre ante esta disyuntiva: la deformación o la simulación....Al hacerse el sacrificio de la razón, se sacrifica la entereza de la personalidad humana."(Orientación sentimental.-Tomo I)
"De esto arranca el apego al misterio que alimenta las quimeras, sobre todo las terribles quimeras que engendraron el prurito democrático e intolerante, causa de casi todos los males y perturbaciones que forman la historia del hombre, como una excepción poco honrosa, a menudo, entre la de los demás organismos del planeta. Ese terror al conocimiento es "el pecado original" del espíritu religioso." (Tradición sentimental. -Tomo I)

"Si el espíritu religioso tiende a sustraer al hombre de su ambiente natural, el espíritu científico, por lo contrario, tiende a adaptarlo a la realidad....Bajo el imperio de esta acción progresista y progresiva, es que van esfumándose en la conciencia humana los viejos dogmas, los prejuicios y demás trabas pertinacesque la desviaba."(Orientación racional.-Tomo I)
"La obra de arte, en su acepción mas elevada, es un paso victorioso sobre lo desconocido; es un nuevo recurso que puede utilizarse para satisfacer la necesidad de mejorar; que es ingénita en los organismos ,y que es orgánica en el hombre';en otras palabras, la obra mas estimable es la mas beneficiosa, y como nada es mas beneficioso ni prolífico en bienes que el conocimiento y la diseminación del conocimiento, la obra de arte superior es, naturalmente, la que se realiza en esas vías."(La obra de arte.-Tomo I)
"Todo cambio lesiona intereses; luego, determina resistencias conservatistas; pero es el cambio precisamente el que va dilatando el circulo de los "exceptuados",y es así que muchos de los privilegiados de ahora pertenecen a las extracciones sociales en donde gemían los oprimidos de antes. De este modo, es decir, con el sacrificio de los "favorecidos",es que se ensancha el radio de los que gozan de los beneficios sociales. Por eso es que el intento innovador semeja una agresión. "(Final,-Tomo I)
"El hombre no percibe mas que sus propias formas de relacionamiento con el mundo externo, tanto mas variables cuanto que el, como uno de los términos de relación, es esencialmente cambiante. Si la realidad fuera inmutable, variarían asimismo, para nosotros, los aspectos de ese relacionamiento, por cuanto el hombre complejo y evolutivo. Fuera de esa relación, la realidad es, simplemente, vale decir, ni es verdad, ni es ilusión: ES. La verdad es una conquista sobre la realidad en el sentido del conocimiento; es una realidad conocida por el hombre. Se comprende, pues, que no pueda subsistir la verdad misma fuera de esa relación."(Pág.47.-Tomo II)
"Cada cual vibra estéticamente en el sentido de su personalidad, y fuera de ahí, no puede vibrar- de un modo estético. En todos los dominios del pensamiento ideador o idealizador puede surgir .pues, ese mismo fenómeno .Cada individualidad se deleita a su manera."(Pág.  85. Tomo I) "El mundo exterior nonos trasmite emociones ni estados de conciencia; nosotros las generamos alrededor de las impresiones e imágenes que llegan a nuestro cerebro por medio de los nervios trasmisores. "(Pág. 1'05.-Tomo II)
"Denominamos belleza a una realidad física o una entidad psíquica relacionada con nuestra mentalidad, en una forma espontánea y, por lo mismo, libre de apremio de toda necesidad animal....Se infiere de lo dicho, que no nos es dado, ni será nunca dado concretar la belleza....Hay estados emocionales latentes....en todas las formas estéticas, desde la mas Ínfima hasta la mas compleja y superior, hay un elemento subjetivo que las integra. Es precisamente ese elemento tan personal y variable, el que hace imposible llegar a una formula definitiva de la belleza, ni de ninguna otra modalidad estética."(Pág.140 y 141. -Tomo II)

"No hay ni puede haber emoción fuera del circuito subconsciente de la celebración que idealiza. Para que pueda florecer la emoción estética se requiere un grado de libertad mental capaz de permitir cerebraciones magnificantes, en un sentido espontáneo, en el de nuestras predilecciones...."(Pág.116.-Tomo II)
"La belleza es el grado máximo del fenómeno estético, tanto en el orden emocional como en el racional, "(Pág.131. -Tomo II)
"El arte y la estética, si pudieran considerarse como entidades, son dos entidades independientes, aun cuando en algún caso mantengan una relación de medio a finalidad. El arte subsiste sin la modalidad estética, de igual modo que esta subsiste sin el arte; y puede decirse aun que la mayor actividad artística se manifiesta fuera del campo estético -el emocional sobre todo -como ocurre principalmente con las artes industriales y la investigación científica."(Pág.178.-Tomo II)
"La consecusion de la verdad es la obra máxima del arte, es ella la que ha sustraído a la humanidad de sus torturas y humillantes vasallajes cuando era un inerme organismo sometido a sus visiones fantásticas, devorado por su propia supersticiosidad pantofoba."(Pág.246.-Tomo II)
"Ningún antecedente nos autoriza a creer que el hombre tenga que llenar una "misión" concreta. El hombre vive, y, al vivir, se siente compelido instintivamente a procurar su mejoramiento. Este segundo termino, esta incitación orgánica que nos hace anhelar mas y mas, incesantemente; este acicate que nos inquieta y nos sepolea; esta aspiración insaciable a mejorar, es el ideal."(Pág.9.-Tomo III)
"El aguijón instintivo es implacable; y esa misma implacabilidad, tal vez, hizo pensar que el ideal puede ser absoluto, cuando es, relativo e indeterminado. Su extensión es lo indefinido, lo desconocido. El ideal es el mejoramiento progresivo."(Pág.11.-Tomo III)
"Que es el ideal, pues? Es la aspiración a mejorar, determinada por el instinto orgánico en su empeño de adaptarse al ambiente natural....Lo único que tiene persistencia, lo único que se mantiene invariable, es la relación del hombre con el ideal, lo demás evoluciona..."(Pág.15.-Tomo III)
"...la evolución dirige a la especie a su mejoramiento y..., que ha medida que aquella se mejora, el ideal evoluciona y se amplia."(Pág.25.-Tomo III)
"Es a la vida que debe entonarse el gran himno, y a la razón, que nos asocia a la naturaleza y nos permite disfrutar de tanto bien....Son las 'ideas, pues las ideas encaminadas en el conocimiento, las grandes palancas, los grandes propulsores del progreso."(Pág.52 y 53.-Tomo III)
"El hombre evoluciona, y, al evolucionar, mejora. ...El hombre .ante todo, debe hacer honor a su inteligencia."(Pág.60. -Tomo III]
"En el fenómeno vital esta implícita la individualidad, que es instinto, conciencia, voluntad, y un poco de libertad, por lo menos."[Pág.94. -Tomo III)

Pero, que es el Arte Real? Pretendemos una definición precisa y no la hay. Seguramente, cada uno de nosotros tiene una idea" de corazón", como dicen los franceses, pero todos, encontramos dificultades para emitir un criterio que pueda ser considerado general. Veamos algunos ejemplos de ello: Ferrer Benimelli dice que Arte Real es el nombre dado a la masonería considerada como una ascesis y un ideal de vida, mientras el Hermano Antenor Dal Monte dice que la Masonería moderna es .un arte o sea' .una ciencia aplicada y que todas las operaciones del Arte Real toman origen en un principio único llamado Gran Arquitecto Del Universo.  En una publicación de la Associazione Cavalieri di Scozia, sobre el nacimiento del Arte Real, se ve que le es indistinto este termino con los de Massoneria y Libera Muratoria y que el nombre se deriva de los constructores medievales de catedrales, etc..
A mi entender, Masonería es una asociación Universal, Científica, Filosófica y Progresista, como reza nuestra Constitución, o también es una sociedad de hombres comprometidos con valores espirituales y sus miembros son instruidos en preceptos por medio de dramas rituales que siguen las antiguas formas y costumbres y herramientas de los picapedreros como guías alegóricas, como reza la Constitución inglesa.
A mi entender, Arte Real es la practica de las enseñanzas de la Orden en mi, entre mis Hermanos y en el mundo profano; esta diferencia de opinión con definiciones dadas antes, no es nada mas que el producto de pensar , derecho y deber de todo integrante de nuestra Institución. Siempre he considerado muy triste que se diga de un Hermano que paso por la masonería, sin que la masonería pasara por el, o lo que es lo mismo, nunca ejerció el Arte Real.
Como ejemplo edificante basta solo uno: En el Ciclo de Conferencias "Las Ideas Filosóficas que influyeron en la formación del Uruguay contemporáneo " (Fundación Prudencio Vázquez y Vega.-1987), el Dr. M. S. se refirió a Masonería y Liberalismo. En un párrafo de su Conferencia, dice:"Conscientes de la necesidad social de fomentar la ilustración en todos los niveles y perfeccionar las técnicas de enseñanza, distinguidos masones fundaron o renovaron diversas casas de estudio. Así, Jaime Roídos y Pons, de la nombrada Sociedad Filantrópica, lo hizo en 1859,con una escuela gratuita privada; así, Pedro Figari , yerno de Carlos de Castro, abogado justiciero y pintor de resonancia mundial, lo hizo con la actual Universidad del Trabajo; así, mas cerca en el tiempo.... .Dr. Antonio Miguel Grompone, con el Instituto de Profesores "Artigas",...". Me atrevo a agregar al Hermano  de la Sagra y Pirez, que creo la primera Escuela de Náutica nacional, en la segunda mitad del siglo XIX.
La consecución de la ver-dad, el conocimiento y la evolución en la relación constante entre el hombre y el ideal, son los pilares en la filosofía de Figari. Esta, la filosofía biológica, nos recuerda a los griegos Parmenides (Pues el conocer- es lo mismo que el ser) y Heraclito (... Perqué todo fluye y nada permanece...); es una visión del Arte Real que contiene mucho del pensamiento masónico nacional. Valió la pena recordarlo.

"La individualidad implica la existencia del instinto, por lo menos, y el supone conciencia y voluntad, esto es, conocimiento y acción volitiva en el sentido del conocimiento. Estas manifestaciones de la vida, son la vida misma,..."(Pág.99.-Tomo III)

"No es, pues, que se cree la libertad, ni que se cree energía, sino que al informarse la conciencia y al
disciplinarse la voluntad, se hace posible un uso distinto de la propia energía y se mejor-a la opción, .-. "(Pág., 174.-TomoIII)

"Y tan cierto es esto, que el punto de vista social  esta encaminado en el sentido de que cada aspiración individual sea -compatible con las aspiraciones de los demás. Para ello es que se acude a la instrucción, por cuanto es el cumplimiento de tal desideratum social  la verdadera  pauta de todo  proceso didáctico, y el de la propia urbanidad."(Pág.175.-Tomo III) "Al examinar- el proceso de  la civilización, se vera, en todo el, que es una mayor información de la conciencia lo que ha determinado los pasos de avance."(Pág.176.-Tomo III)
"La razón  humana ha tenido  que demoler con  tenacidad benedictina" toda esa  base de  errores y  prejuicios, que constituyen la característica mas típica de la tradición, para que pudiera aspirarse a edificar la igualdad social ...como el mejor medio de procurar la paz social, en la que todos tienen que resultar favorecidos, ..."( Pág.,177.-Tomo III)
"Resulta así, claramente, que la evolución, todo ella, es obra de conciencia, de conocimiento."(Pág.17 8.-Tomo III) "La conquista de la igualdad, como la de la libertad, exige, como única arma eficaz y esencial, conocimiento."(Pág.188.-Tomo III) "El conocimiento, antes confinado entre unos pocos, y que hoy se va diseminando por el organismo social de mil maneras, es el que va preparándonos para convivir dentro de pautas cada día mas igualitarias, evolutivamente,..."(Pág.189.-Tomo III)

INTENTANDO ALGUNOS COMENTARIOS.-Hemos permanecido en el área' filosófica de la obra del Hermano Figari, sin incursionar en los múltiples campos que fueron de su interés. No es esto, sin embargo, una forma de cercenamiento de un cúmulo de actividades que deben ser vistas como un todo; la parte filosófica de sus inquietudes, siendo la más abstracta de las mismas, es a la vez la más próxima a nuestra tarea de labrar la piedra. He preferido transcribir ciertos trozos que me parecieron definen la obra, sin que se deba prolongar lo que es, de por si, extenso .En una obra tan extensa, siempre se mutila .cuando se seleccionan algunos pensamientos, en detrimento de otros. Por eso es que me atrevo a recomendar que se lea con detenimiento y constancia la obra, no bien se pueda. La transcripción sin modificaciones de los trozos seleccionados, al no comentarse .mantienen la pureza que se merecen. Lo subjetivo igual, esta presente, ya que he relevado los pasajes que a mi me impresionaron.

Autor: Pedro Retamoso Soberano Gran Comendador - Ex. Venerable Gran Maestro

HERMANO SEBASTIÁN DE MAGALHAES LIMA

Escritor y periodista portugués, nacido en Río de Janeiro el 30 de Mayo de 1851, Sebastián de Magalhaes Lima fue el fundador del diario O Século y autor de libros tales como Frailes y Reyes, El Papa ante el Siglo, Por la Patria y la República y El Socialismo en Europa.

Republicano de ideología radical, hubo de exiliarse en diversa oportunidades y fue varias veces encarcelado antes de la proclamación de la República en 1911, de la que llegó a ser Ministro de Instrucción Pública.

Iniciado en la ciudad de Coimbra en 1907, alcanzó la dignidad de Gran Maestro del Gran Oriente Lusitano.

Soberano Gran Comendador en 1920, falleció en Lisboa, el 7 de diciembre de 1928.

Algunas frases de su pensamiento son:

“Instruir es la misión del Estado. Instrúyase al niño. Producir es la divisa de las fábricas. Llámese al proletariado. Proteger es la misión del asilo. Protéjase al desvalido. Garantícese la escuela a la infancia. Garantícese la fábrica al proletariado. Garantícese el asilo a la mujer. Solo así habremos operado la reforma. Solo así habremos evitado la guerra. Solo así habremos realizado la justicia y el trabajo eficaz.”

“El libre pensamiento afirma el derecho del hombre a sustraerse a toda autoridad, procurando la verdad por medio de una indagación indefinida.

El libre pensamiento no impone, ni excluye, una opinión o un sistema, exige que cada cual adquiera el compromiso de formar sus convicciones después de un reflexivo examen según su razón y su conciencia. Es decir que pueda creer en Dios, sin ser tratado como un imbécil, o que pueda ser ateo, sin ganar fama de malvado. El libre pensamiento no pretende sustituir un dogma por otro dogma, ni una religión por otra religión, lo que quiere, lo que procura, es libertar los espíritus y emancipar las conciencias.”

-------------------

...